Suscriptor digital

Cartas de lectores

Secuestros. Cnel. Larrabure. Refugiados. Calle Libertad. Incomunicado. Isla Martín García. Discapacidad. El "Titán" Armendáriz. Sin poda. Osplad-SAME
(0)
7 de septiembre de 2005  

Secuestros

Señor Director:

"Hace seis meses perdí a un íntimo amigo a causa de un secuestro virtual originado en la cárcel de Ezeiza. Hace dos semanas tanto mi padre como mi hermano recibieron sendas llamadas, originadas en penales, aduciendo que tenían a un familiar secuestrado (ambas denuncias fueron radicadas en la comisaría 7a. de San Isidro). Hoy leo en el diario que un funcionario judicial había sido objeto de otro secuestro virtual, casualmente originado en la cárcel de Ezeiza.

"Yo les pregunto al señor Kirchner, al señor Solá, al señor Arslanian, o al funcionario que corresponda, qué se está haciendo al respecto. ¿Cuántas muertes más tendremos que llorar para que se dignen a hacer «algo»? Y finalmente, que nos cuenten quién manda verdaderamente en las cárceles."

Cnel. Larrabure

Señor Director:

"Mi vida cambió el 11 de agosto de 1974, cuando secuestraron a mi padre, el coronel Larrabure, y cambió más aún aquel 23 de agosto de 1975 en que encontramos su cuerpo sin vida.

"El informe forense fue claro, demasiado para mis cortos 16 años. Lo habían torturado, lastimado, lacerado, herido, golpeado, ultrajado y cuantos epítetos se puedan imaginar en las impiadosas «cárceles del pueblo». Derechos humanos eran los que olvidaron sus secuestradores y asesinos. No he querido callar más cuánta injusticia, cuánto dolor, consumió también a mi madre.

"Nos quitó años de vida. Pero entendimos, valoramos e hicimos carne el mensaje de perdón y de reconciliación escrito desde el horrendo pozo en los 372 días de cautiverio. Es así como tus amigos y familiares no olvidamos tus palabras y seguimos luchando como hace 30 años, levantamos bien alto tu bandera, la de la paz, la del amor, la de la no violencia, la del reencuentro.

"Días pasados, en el acto de homenaje al cumplirse los 30 años, brillaron grandes ausencias. No las resaltaré, pienso que el tiempo no era propicio para el recuerdo. Sin embargo, me hubiera gustado ver a algunas figuras encumbradas de la política argentina en ese lugar. También, días pasados, mi ciudad, Tres Arroyos, recibió la visita de nuestro Presidente. Antes de anunciar las grandes sumas de dinero de aporte a la comunidad se reunió con familiares de desaparecidos. Debo confesar que esperé con mi ilusión intacta un cambio de actitud presidencial. Fue en vano; sin embargo, escuché su discurso, sus promesas. Mi desilusión fue grande, pero más será mi esfuerzo, ya que no descansaré tranquilo hasta lograr respuesta de por qué mi padre no tiene un lugar en el Museo de la Memoria, como tantos otros que hoy parecen olvidados.

"Mientras estos errores no tengan corrección no habrá reconciliación posible para nuestra patria y, lo peor, no habrá futuro para nuestros jóvenes."

Refugiados

Señor Director:

"El 2/9, una carta firmada por el padre Mario Videla (arzobispado de Buenos Aires), Violeta Correa (Caref) y Víctor Abramovich (CELS) aludía a la nota presentada en LA NACION sobre el pedido de asilo de varios colombianos, aportando el diario los datos filiatorios de aquéllos.

"Comparto con quienes firman la carta lo arduo que ya es para quienes tienen que pedir asilo, y que encima tengan que soportar represalias o persecuciones también en el país que los recibe, y además si, como mencionan, es parte de la reglamentación vigente no hacer público sus datos, no es algo a lo que yo pueda oponerme.

"Sin embargo, no puedo dejar de sentirme contrariado. Si los supuestos asilados o refugiados son de origen colombiano, ¿no hay acaso un gobierno democrático en Colombia? La calidad de asilado o refugiado es para quienes son perseguidos por cuestiones políticas. Formar parte de un grupo terrorista, cualquiera sea su orientación política, es delito acá y en Colombia. No es por «opinar» diferente que los requiere la Justicia, sino, seguramente, por haber cruzado del campo de las ideas al de las armas.

"Entonces, permítanme discrepar con quienes firmaron esa carta. Como ciudadano, tengo el derecho de saber quiénes quieren incorporarse a nuestra comunidad. Incluso aquellos que piden asilo y más aún si son reclamados por tribunales de un país democrático. Colombia no es Cuba ni Irak."

Calle Libertad

Señor Director:

"Con respecto a la carta del lector Damián Díaz publicada el 4/9, puedo arriesgar una hipótesis. Los malos funcionarios piensan que es negocio para todos. Para las compañías de seguro, que pueden así mantener altas las primas, para los malos policías, comerciantes y funcionarios, que así se aprovechan de los buenos ciudadanos. Y para estos últimos, que podemos ir a la calle Libertad a comprar «barato»."

Incomunicado

Señor Director:

"¿Puede ser sorda una empresa de comunicaciones? Paradójico, pero posible. Para muestra: Telefónica. Durante más de dos años -de día o de noche, fines de semana o días hábiles- he recibido llamadas de esa empresa para ofrecer alguno de sus servicios. Intenté liberarme del acoso pidiendo una tregua a los perseguidores telefónicos, que invariablemente contestaron: «Lo informaré» y siguieron adelante con su implacable política promocional.

"Ya que el servicio de atención al cliente no atiende, ¿habrá algún responsable de Telefónica que se dé por enterado a través de este medio? Y en todo caso, ¿no existe algún ente regulador capaz de detener esta forma abusiva de propaganda, que se ha extendido a muchas otras empresas de los rubros más heterogéneos?

"Sin duda perdíamos menos tiempo con los folletos que llegaban por correo. Bastaba con tirarlos a la basura."

Isla Martín García

Señor Director:

"La rectificación del doctor Alberto Asseff a la anterior del doctor Felipe Carrero no invalida de ninguna manera los enunciados de este último.

"Hace ya muchos años que algunos argentinos sabemos, gracias a la valiente difusión efectuada por el ex embajador Zanz, que la Argentina ya no posee soberanía sobre la isla Martín García, sino únicamente jurisdicción como consecuencia de decisiones tomadas en tiempos del canciller Vignes."

Discapacidad

Señor Director:

"Son cada vez más frecuentes los reclamos de personas con discapacidad respecto de sus derechos, pero debemos saber que nada cambiará sustancialmente a menos que las más altas autoridades modifiquen su conducta hacia un tema que afecta a casi 3.000.000 de personas y su núcleo familiar, dedicándole en adelante la atención que requiere su importancia. Pruebas: 1) el 7 de julio pasado el licenciado Daniel Arroyo, secretario de Políticas Sociales del Ministerio de Desarrollo Social, afirmó con honestidad en acto público: «...el Estado hoy no tiene una política pública de mediano o largo plazo orientada a la discapacidad. Hay mucho diagnóstico, ideas generales, pero ninguna política precisa»; 2) leer el Informe de Gestión 2004-2005, editado por mismo ministerio, donde surge el desconocimiento de lo que debe ser una política para el sector y los pobres resultados obtenidos a la fecha; 3) es tan cierto que el eficaz y eficiente funcionamiento de la Comisión Nacional Asesora para la Integración de Personas Discapacitadas (Conadis) es imprescindible para avanzar en esta materia, como que tal condición no se cumple y esto tiene responsables.

"Por tal motivo, tres directores de la Conadis (profesor Antonio Lacal, doctor Jaime Citrinovitz, Carlos Vargas) y quien firma (consultor hoy renunciante por razones éticas) pusieron en conocimiento de la doctora Alicia Kirchner, el comodoro Carlos Castagnetto y la doctora Matilde Morales -presidenta, secretario ejecutivo y coordinadora técnica del Consejo Nacional Coordinador de Políticas Sociales, respectivamente- las preocupantes circunstancias por las que atraviesa el organismo que de ellos depende.

"En lugar de investigar las denuncias y/o tomar medidas correctoras se pidió la renuncia al profesor Lacal y al señor Vargas, mientras el doctor Citrinovitz continúa ignorado por quienes lo requirieron debido a su notable experiencia.

"Sin cambios profundos las personas con discapacidad sólo pueden esperar eventuales incrementos asistenciales dirigidos a escasos sectores, en el marco de una campaña electoral. Estas ayudas, siempre bienvenidas por necesarias, no conllevan un futuro diferente ni siquiera para quienes resulten beneficiados."

El "Titán" Armendáriz

Señor Director:

"Hoy, 7 de septiembre, se cumple un mes de la desaparición de una figura política que fue ejemplo de austeridad, trabajo y lealtad a sus principios consagrados a las necesidades de la gente en su vida pública y profesional. El doctor Alejandro Armendáriz ocupó importantes funciones públicas y tuvo como norte de su vida calidades que honran a la vocación de servicio que debe guiar a los hombres que actúan en la política.

"Pasó por la gobernación de Buenos Aires en una gestión difícil en el momento de la recuperación democrática y hoy es un ejemplo tras 18 años de declinación y rapiña que hundieron la provincia con gobiernos justicialistas.

"Hoy debemos mostrarlo a la ciudadanía apática y desesperanzada para que recupere la fe en aquellos hombres y mujeres que, con un concepto ético de la vida pública, nos demostraron que concluyen su vida con trayectorias transparentes, capacidad de gestión y honestidad en todos sus actos.

"Sus correligionarios y amigos nos sentimos orgullosos de Alejandro («Titán») Armendáriz."

Sin poda

Señor Director:

"Los vecinos de la calle Cerviño, entre Ocampo y Coronel Díaz, venimos reclamando la poda de árboles de la cuadra «por inclinación peligrosa y ocultamiento del alumbrado público» desde junio de 2004.

"Hasta la fecha hemos efectuado 12 reclamos sin más contestación que: «Su reclamo está en inspección de obra». ¿Existe en realidad la Dirección de Espacios Verdes o es solamente otro renglón del presupuesto?"

Osplad-SAME

Señor Director:

"A las 6 del 28 de julio último, ante una emergencia cardiorrespiratoria, se llamó al Servicio de Emergencias de Osplad, donde, a pesar de la insistencia, no se respondió a las llamadas. La situación urgía: un anciano de 86 años estaba muriendo. Como alternativa se recurrió al SAME, que llegó a los pocos minutos, trasladando al paciente al hospital Alvarez, donde lamentablemente falleció.

"Agradecemos profundamente al SAME en la doctora Irma Justet, que prestó con profesionalidad y afecto los primeros y últimos cuidados al paciente; también a la guardia del Alvarez, por la atención y contención recibidas.

"A Osplad le debemos la angustia y la desesperación y deseamos con fervor que ante este hecho consumado revise y mejore la atención de aquellos que, obligatoriamente, aportamos para su buen funcionamiento."

A los lectores

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar ; fax: 4319-4509; dirección: Bouchard 557, 5º piso, Capital. CP: C 1106 ABG

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?