Una lista de nombres notables

(0)
11 de septiembre de 2005  

La nómina de vecinos que promovieron el amparo incluye nombres notables de la cultura y la historia nacionales.

Entre ellos se destacan Juan José Cresto, director del Museo Histórico Nacional; Carlos Alberto Ortiz de Rozas (ex embajador), Juan Carlos Páez Garramuño (coronel retirado); Bety Nelly Andrés de Levingston (señora del ex presidente de la Nación), y Martín Julio Rodríguez (descendiente de Martín Rodríguez, gobernador de la provincia de Buenos Aires que cumplió un papel destacado en la fundación del cementerio).

Otros de los firmantes del amparo son María Elisa de la Vega; Susana Villanueva de Azzi; Angélica Bercetche; Lucía María Haubold de Carbi Sierra; María Susana Rodríguez Iturriaga; Diego Jorge Herrera Vegas; Santiago Nazar Anchorena; Victoria Pueyrredón; Esteban Galves, y Fernando María Soaje Pinto.

"En realidad son muchos más los que están de acuerdo con el amparo, pero sólo firmamos quince para agilizar el proceso", aclaró Diego Herrera Vegas.

En el amparo se sostiene que "dentro de las numerosas salas teatrales y espacios públicos (abiertos o cerrados) con que cuenta nuestra ciudad, cualquier escenografía podría haber hecho las veces del cementerio, sin necesidad de transformar al cementerio de la Recoleta en un teatro, con el riesgo de atentar contra los centenarios monumentos históricos que él alberga, de reconocimiento nacional e internacional".

Breve historia

El cementerio de la Recoleta fue inaugurado el 17 de noviembre de 1822, durante la gobernación del brigadier general Martín Rodríguez, siendo ministro de Gobierno don Bernardino Rivadavia. De esta manera se transformó en el primer cementerio público. Hasta ese momento, de acuerdo con la costumbre de la época, el lugar de entierro era en los templos. Pero dado el aumento de la población fue necesario inaugurar un cementerio.

Los planos del cementerio fueron confeccionados por el ingeniero Próspero Catelin, reservándose el gobierno algunas parcelas para personalidades destacadas en la formación del Estado nacional. De allí su carácter histórico.

Su patrimonio artístico lo inscribe en uno de los iconos turísticos de la zona. Las bóvedas más visitadas son las de Evita, Domingo F. Sarmiento, Juan M. de Rosas, Remedios Escalada de San Martín, Mariquita Sánchez y Rufina de Cambaceres, entre otras.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios