Cada uno con su victoria

Verna y Silva celebraron en el podio convencidos de que habían ganado; esperaron dos horas la resolución
(0)
12 de septiembre de 2005  

"El monitor indica que gané yo"

Se veía en la actitud de Rafael Verna que no estaba muy convencido de su postura. El mismo había visto que en los metros finales había perdido aceleración y que Juan Manuel Silva le arrebataba una victoria que no se le podía escapar. Cigarrillo en mano, trató de argumentar su victoria.

"El monitor indica que gané yo. Siempre respeto lo que indica oficialmente el sistema de cronometraje. Es un dispositivo electrónico y no falla", comentó Verna, que logró su segunda victoria de la temporada. "En la Horquilla se me movió un poco el auto y por eso perdí tracción. Ahí fue donde se me puso Silva a la par", agregó Silva, que no salía de esos argumentos para sostener la victoria, antes de la definición oficial de las autoridades deportivas.

Hugo Cuervo, responsable del equipo Lincoln Sport Group, indicó: "No quiero abrir juicios porque soy parte interesada en este asunto. Pero no hay mucho por discutir. La computadora dice que ganó Verna. Más allá del resultado, yo estoy feliz por el rendimiento del auto y por el tercer puesto de Moriatis".

"Fui el primero en llegar"

Juan Manuel Silva subió al podio convencido de su victoria. Le agradeció a todos por ese logro, hasta que la noticia lo sorprendió: el vencedor era Verna. Incrédulo de la novedad, continuó con la celebración y hasta se tiró del podio hacia donde estaban los hinchas de Ford. "Fui el primero en llegar. Arriba del auto me di cuenta de que había superado a Verna cuando cae la bandera a cuadros. Salí mucho mejor armado de la Horquilla y lo superé en la aceleración. Además hay fotos y se ve por la televisión", repetía a cada rato Silva, que no podía creer que no le dieran la victoria.

"Yo no voy a protestar nada. Creo que es por demás evidente lo que pasó. Las carreras las ganan los que llegan primero. Y hoy el primero fui yo", agregó el chaqueño, que más allá de la bronca por no ser reconocido como triunfador de la 12a fecha, está tranquilo porque se muestra firme en el camino al título del TC.

"Aún quedan 100 puntos en juego. Pero estoy conforme porque el auto se mantiene contundente pese al lastre", indicó el líder del campeonato.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?