El fin de un invicto en el Gigante de Arroyito

En su historial en las competencias internacionales, anoche Rosario Central resignó la racha positiva que mantenía de local ante los equipos extranjeros
(0)
16 de septiembre de 2005  

ROSARIO.- Cayó un invicto. Hasta anoche, el Gigante de Arroyito atemorizaba a los equipos extranjeros que pisaban su césped y Rosario Central se mantenía sin caídas en los 41 partidos que acumulaba en competencias internacionales ante equipos extranjeros. Pero el gol de Rafael Sobis que le dio el triunfo a Internacional, de Porto Alegre, quebró esa racha invicta del conjunto que hoy dirige Ariel Cuffaro Russo.

Luego del envión por la histórica eliminación de Newell´s en la primera rueda de la Copa Sudamericana, el estadio estuvo completo y a puro festejo. El aliento del público contagió a los jugadores en la primera etapa, con la bandera gigante con la leyenda Los Guerreros desplegada en un par de ocasiones como máxima imagen de la alegría canalla. Pero en la segunda parte disminuyó el fervor de la gente, como presagiando un triste final.

La historia marca que, en 1971, Rosario Central enfrentó por primera vez en su estadio a un equipo foráneo. Fue por la Copa Libertadores, con un empate en dos goles ante Universitario, de Perú, con tantos para el conjunto argentino convertidos por Aldo Pedro Poy y Jorge Carrascosa. Desde entonces totaliza 42 partidos internacionales contra conjuntos extranjeros por la Copa Libertadores, la Copa Conmebol y la Copa Mercosur, y cayó anoche por primera vez. La estadística es muy favorable: ganó 31 partidos, empató 10 y perdió uno. En cuanto a los goles, el equipo canalla convirtió en 106 ocasiones, mientras que le marcaron 34.

Contra brasileños, Rosario Central llevaba nueve encuentros sin caídas, con siete victorias y dos empates. En esos cotejos hizo 17 goles y recibió cinco en contra. Los derrotados por los canallas fueron Cruzeiro, Atlético Mineiro, San Pablo (en dos ocasiones), Coritiba, Vasco da Gama y Corinthians, con igualdades en la Conmebol ante Mineiro (1-1) y Santos (0-0), resultado que consagró campeón al equipo paulista. El último partido contra un equipo internacional había sido por la Libertadores del año último, cuando Rosario le ganó a San Pablo por 1 a 0, con gol de Gonzalo Belloso.

En cuanto a los equipos argentinos, Central sufrió tres caídas por competencias internacionales en su estadio, una en cada certamen. La primera fue ante River (0-1), en la Copa Libertadores de 1981; la siguiente, en 1996, ante Lanús (1-3), por la Conmebol; y la última contra Independiente (0-1), por la Copa Sudamericana, en 2003.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?