Controlan personal doméstico en countries

(0)
18 de septiembre de 2005  

LA PLATA (De nuestro corresponsal).- Un grupo de inspectores del Ministerio de Trabajo bonaerense volverá a registrar los countries del Gran Buenos Aires para controlar la situación laboral del personal doméstico que trabaja en esos predios.

Los operativos, que comenzarán en Pilar el jueves próximo, incluirán fotógrafos, médicos y personal administrativo, que se encargará de confeccionar "en el instante" las libretas de trabajo, obligatorias para desarrollar esta actividad. El 9 de mayo último, el gobierno provincial decretó que el personal doméstico que "realiza tareas en un mismo lugar, por un mínimo semanal de 16 horas", deberá contar con ese documento, a modo de contrato laboral.

La disposición obliga al empleador a desembolsar $ 35 mensuales en concepto de aportes, en tanto el trabajador deberá aportar otros 20 pesos.

El Ministerio de Trabajo bonaerense ya verificó las condiciones laborales de las empleadas domésticas e informó a sus empleadores sobre los trámites obligatorios que debían realizar para que la situación laboral de sus empleados fuera la adecuada. Las autoridades impusieron un plazo de 90 días para volver a chequear la situación, hecho que se concretará en los próximos días, en forma sorpresiva.

En esta segunda incursión -según afirman voceros oficiales-, "no habrá concesiones; los patrones que no puedan mostrar la libreta de sus empleados tendrán la posibilidad de hacerla en el momento y, si eso no sucede, serán penalizados con multas". Las sanciones pecuniarias previstas van desde los $ 1000 a los $ 5000 por cada trabajador no regularizado. Datos que maneja el gobierno provincial indican que sólo 4000 de los 400.000 empleados domésticos relevados tramitaron la libreta de trabajo.

En la primera serie de operativos las autoridades consignaron la existencia de un 61% de trabajadores en negro en los countries del conurbano. De ellos, la mitad eran empleados del servicio doméstico. Según especificaron los relevamientos finales, más del 60 por ciento del total de infracciones estuvo concentrado en la construcción. En tanto, el servicio doméstico alcanzó un 28%, mientras que el resto de actividades menores trepó a un 8%.

Al respecto, el ministro de Trabajo bonaerense, Roberto Mouilleron, sostuvo: "Hay más inescrupulosos de lo que pensábamos".

temas en esta nota

0 Comentarios Ver
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios