Suscriptor digital

Falleció Arnoldo Castillo, ex gobernador de Catamarca

Fundó el Frente Cívico y Social de esa provincia
(0)
30 de septiembre de 2005  

A los 83 años de edad, falleció ayer el tres veces gobernador de Catamarca Arnoldo Aníbal Castillo, fundador del gobernante Frente Cívico y Social y padre del senador Oscar Castillo.

El deceso se produjo a la 1.15 de la madrugada, luego de una larga convalecencia, en el Instituto Médico de la Comunidad, en la capital catamarqueña, donde se encontraba internado. Sus restos, velados en la Legislatura provincial, fueron despedidos ayer por dirigentes políticos de diverso signo. El gobierno de Eduardo Brizuela del Moral dispuso tres días de duelo en toda la provincia.

Castillo había nacido el 29 de abril de 1922 en Quilmes, Buenos Aires, hijo de Gualberto Castillo y Carmen Berrondo. Pero tuvo oportunidad de recorrer todos los rincones de la provincia que amó y eligió para el resto de su vida cuando fue nombrado técnico de la Dirección de Vialidad de Catamarca y, luego, cuando ocupó una banca en la Legislatura provincial entre 1963 y 1966. En tres oportunidades ocupó la titularidad de la intendencia capitalina: en 1966 se convirtió en el primer intendente elegido por voto directo, aunque en esa ocasión no pudo asumir porque al día siguiente se produjo el golpe militar que derrocó a Arturo Illia.

Sus seguidores destacaron siempre su carisma, su lealtad hacia la gente, su permanente espíritu de servicio y la alegría con la que encaraba cada uno de sus proyectos.

Antes de asumir como gobernador de facto en 1981, Castillo canceló su ficha partidaria en el radicalismo. En 1983, con el retorno de la democracia, entregó el mando provincial a Ramón Eduardo Saadi.

En una sociedad catamarqueña impresionada por la muerte de una estudiante adolescente a comienzos de los 90, María Soledad Morales, flagelada y asesinada, la intervención federal acabó con el gobierno de Saadi. Castillo se entregó de lleno a captar todas las voluntades que no comulgaban con el saadismo, erigiéndose en cofundador del Frente Cívico y Social que lo entronizaría en el poder provincial en diciembre de 1991 para luego ser reelegido en 1995 hasta culminar la gestión cuatro años después.

Su mandato estuvo marcado por la inversión en obra pública y, de manera especial, en las rutas de la provincia y la electrificación rural. Como verdadero testimonio de la acción desplegada quedan la pavimentación de la Cuesta de El Portezuelo y la ruta nacional hasta el Paso de San Francisco, en la frontera cordillerana con Chile. Con la primera produjo un acercamiento entre los habitantes de varios departamentos del este provincial separados por ese casi infranqueable vallado que es el cordón del Ancasti. En cuanto al Paso de San Francisco, sólo hoy parece repararse en su verdadera importancia para el comercio exterior del país a través del Pacífico.

Tuvo tres hijos: Dora Castillo, actual jefa de la división provincial de la Anses; Víctor Castillo, diputado provincial, y el senador nacional Oscar Castillo, quien lo sucedió como gobernador en 1999.

Luego de conocerse el deceso, el comité nacional de la UCR dio a conocer un comunicado para expresar su profundo pesar por la desaparición física de Castillo. "Tras su fallecimiento, el radicalismo desea rendirle un sincero homenaje y, por otra parte, hacemos llegar nuestras condolencias a familiares, amigos, correligionarios y al pueblo catamarqueño en este difícil momento", se indica en el texto.

En los últimos dos años, la salud del ex mandatario provincial se había deteriorado por el constante avance de una afección pulmonar y de la diabetes, situación que lo mantenía permanentemente internado.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?