Suscriptor digital

Diana tendría un romance con un egipcio millonario

Afirman que podría casarse con el hijo del dueño de Harrods
(0)
12 de agosto de 1997  

LONDRES, 11 (Reuter).- La prensa sensacionalista de Gran Bretaña, normalmente obsesionada con temas de la realeza, se regocijaba hoy con el aparente nuevo romance de la princesa Diana con el multimillonario cineasta Dodi Fayed.

Es la pareja perfecta, declaró al menos una columnista en uno de los diarios de mayor circulación.

La relación de Diana con Dodi, de 41 años e hijo del controvertido magnate propietario de la tienda Harrods, puede tener escasas semanas.

Esa corta duración no ha impedido que los diarios pronostiquen sin ambages una boda, y que hayan encontrado ya un paralelismo con las nupcias que Jackie Kennedy contrajo con el magnate griego Aristóteles Onassis.

Los diarios informaron que, al igual que Jackie, Diana necesita de un marido acaudalado que pueda aportarle el elevado nivel de vida que ella busca, a la vez que protegerla de la excesiva atención de los medios.

Dodi, un veterano del "jet set" internacional, podría ofrecer a la princesa, amante de las modas suntuosas, eso y mucho más.

"Fascinantes, apasionados, en busca de atención: están hechos el uno para el otro", dijo Lynda Lee-Potter, en el Daily Mail, acerca del aparente romance.

Dodi Fayed ha salido antes con una serie de estrellas cinematográficas, incluida Brooke Shields, "de manera que está acostumbrado a mujeres con un alto nivel de tensión, muy difíciles de tratar", declaró Lee-Potter.

Las buenas relaciones con su "exigente" padre "deben significar que tiene mucho tacto, que no busca la confrontación y es muy apaciguador, aunque tal vez un poco débil", agregó.

Opuesto a Carlos

En otras palabras, no es nada parecido al heredero del trono británico, el príncipe Carlos, de quien Diana se divorció en 1996 tras un complicado matrimonio de 15 años.

A diferencia del príncipe, a Dodi Fayed no le incomodaría el apasionamiento con que Diana busca ser el foco de la atención y su habilidad para conseguirla, además de que él parece estar genuinamente enamorado de ella, dijo Lee-Potter.

Un pasaporte a la aristocracia

Para Dodi Fayed, Diana no sólo ofrece su célebre apariencia, sino también la oportunidad de ganar un asidero en la aristocracia de Gran Bretaña, que durante mucho tiempo ha despreciado a su familia.

Mohammed Al Fayed, uno de los hombres más acaudalados del mundo, ha residido en Gran Bretaña durante 30 años, pero sucesivos gobiernos conservadores han rechazado, repetidamente, sus solicitudes de un pasaporte británico.

"Si (Dodi) consigue que Mohammed Al Fayed presente a la princesa Diana como Ômi futura nuera´, habrá satisfecho el sueño más grande de un padre ambicioso, que es el de sentirse parte integral de la aristocracia británica", escribió Lee-Potter.

Algunos diarios llegaron hasta a especular que Mohammed Al Fayed piensa dar a la pareja la villa de París que fue la residencia del duque y la duquesa de Windsor, que escandalizaron a la familia real en 1936, cuando el duque abdicó al trono británico para casarse con la divorciada que amaba.

Al Fayed compró la villa parisiense hace 15 años, tras la muerte de la duquesa de Windsor.

Besos en el crucero

La historia de Dodi y Di se convirtió en el asunto de mayor actualidad para los medios sensacionalistas británicos cuando el Sunday Mirror publicó fotos en que la pareja intercambiaba apasionados besos y abrazos, durante un crucero por el Mediterráneo.

Tanto es el interés en la vida amorosa de Di que el fotógrafo italiano que captó las difusas imágenes mediante un lente de gran alcance se ha vuelto millonario, de la noche a la mañana.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?