Suscriptor digital

El largo camino a la tierra de los padres

(0)
20 de octubre de 2005  

"El viaje inolvidable París/Argelia" ("Exilis", Francia/2004). Dirección y guión: Tony Gatlif. Con Romain Duris, Lubna Azabal, Leila Makhlouf, Habib Cheik y otros. Fotografía: Céline Bozon. Música: Tony Gatlif y Delphine Mantoulet. Presentada por Telexel. Hablada en francés. Duración: 103 minutos. Calificación: sólo apta para mayores de 13 años.

Nuestra opinión: Buena

Zano y Naima, una pareja de amantes que reside en París, posee un sueño entrañable: llegar a Argelia para descubrir la tierra de la que sus padres debieron huir décadas atrás. Ambos carecen de dinero y esa larga travesía deberá realizarse sobre la base de un esfuerzo que esos hijos de la diáspora están dispuestos a enfrentar con enorme fervor.

El es introvertido y está dispuesto a correr todos los riesgos que implica tan largo camino. Ella, en cambio, tiene sus dudas acerca de lo que le deparará el largo camino en el que ómnibus, camiones, carros y muchos kilómetros a pie les servirán para emprender su audaz aventura.

Cruzar Francia y España para llegar a Argelia permitirá a la pareja conocer exóticos paisajes y, sobre todo, acercarse a ritmos musicales que descubrirán tipos y costumbres de profunda raigambre localista. En esa búsqueda de su propia identidad ambos llegarán a su ansiado destino con su pobre equipaje y su propósito cumplido.

El director Tony Gatlif, el mismo de "El extranjero loco" y "Corre, gitano", entre una docena de títulos más, explora en "El viaje inolvidable París/Argelia" la psicología de ese pueblo que alguna vez sus habitantes debieron dejar entre la violencia y la pobreza y recala en sus personajes centrales, que se dejan trasportar por ritmos flamencos, creencias y religiones populares y milenarios hechizos.

La trama no se aparta nunca de esos amantes dispuestos a hacer realidad su fantasía ni a dejarse vencer por las contrariedades del largo viaje.

Si bien el guión aporta una enorme calidez en su estructura dramática, el film cae, a veces, en innecesarias reiteraciones que lo insertan en una monotonía que podría haberse evitado sin resentir su estructura.

Ritmos exóticos

Pero a pesar de estos elementos que resienten su narración, la trama no pierde su condición de canto a la libertad ni sus sueños realizados. En medio de una geografía de inmensa belleza y de personajes típicos de tierras con pobladores aferrados a sus viejas tradiciones, Zano y Naima viven su a pasión amorosa y van descubriendo, asombrados, un micromundo que los acerca a esa Argelia en la que quedaron los recuerdos y las añoranzas en la que descubren la tierra de sus mayores.

Romain Duris y Lubna Azabal aportan ternura a esos enamorados que no se dejan vencer por las dificultades de su aventura, y allá van, entre kilómetros interminables, hacia el lugar al que pertenecen. Y junto a ellos viaja la música, con sus ritmos exóticos, como para dar fuerza a esa travesía que parece no tener fin.

La fotografía, de impecable factura, y la banda sonora son otros elementos de valor en este viaje que habla de la pasión de volver a aquellas raíces que, aparentemente, habían quedado en el olvido.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?