"América latina es una sola"

La cantante peruana se presenta en la Argentina
Mauro Apicella
(0)
4 de noviembre de 2005  

"Hace casi diez años fue la última vez que estuve allá. Para un homenaje a Piazzolla. Me entusiasma volver. Espero que noten el progreso como cantante". ¿Qué significa eso? "Un progreso hacia una música experimental sin perder de vista lo popular, hacia hacer crecer la voz, porque creo que estoy cantando mejor que antes. Necesito mostrar lo que hice en estos últimos diez años: discos, muchos viajes, teatros importantes del mundo. Considero que eso es progreso."

Tania Libertad lleva bien la cuenta. Pasó casi una década de su última visita a la Argentina. Ayer regresó para actuar en tres ciudades de nuestro país. Días atrás, durante una charla telefónica desde México -donde esta cantante peruana se radicó hace 25 años-, habló de su trabajo y contó que quería encontrarse con amigos que hace tiempo no veía (Mercedes Sosa, León Gieco, Baglietto, Víctor Heredia, Tarragó, Lucho González). "Ojalá pueda. Sería lindo si alguno de ellos se quisiera subir conmigo al escenario."

Es que Tania siempre fue inquieta. Tiene muchos kilómetros recorridos y muchas horas de shows compartidas con tantos músicos. Comenzó de muy chica en su Perú natal hasta que, a los 25 años, se fue a México para continuar su carrera. Ahí se casó con un brasileño y tuvo un hijo (ahora de 19 años). "Me quedé, ya tengo mi familia aquí", dijo. Eligió México porque ya había cantado ahí y sentía que era lo más parecido al Perú. "Había un campo muy amplio para la oferta cultural. Trabajé seis años cantando para un proyecto en casas de la cultura, escuelas, hospitales y reclusorios. Luego me transformé en una artista independiente con la suerte de vender una cantidad de discos impresionante y de tener un público masivo". Grabó y cantó con todos: Serrat, Willie Colón, Djavan, Miguel Bosé, Plácido Domingo, Pablo Milanés, Ivan Lins, Cesária Evora y Azúcar Moreno. Y le rindió homenajes a José Alfredo Jiménez y Chabuca Granda.

Tania pasó por la canción testimonial, la ópera, el repertorio romántico melódico, el cancionero del Perú y de México, los experimentos con Phil Manzanera y discos a dúo con Armando Manzanero. Hay quienes piensan que ser de muchos lugares es como no pertenecer a ninguno. Pero esta cantante no lo siente así: "Soy una firme creyente de que América latina es una sola. Me refiero también a lo musical. Nuestras grandes raíces son la indígena, la española y la negra. Todo el folklore que nace de nuestros países proviene de ahí. Hay mucha similitud entre un huapango mexicano, una zamba argentina y una marinera peruana. Por eso me atrevo a cantar casi todo el repertorio latinoamericano.

-¿Cómo llegó al repertorio clásico con un disco de arias?

-Esa fue la primera vez que alguien me pidió que hiciera un disco específico. Fue un pedido de gente de una compañía de teléfonos de aquí. Y fue porque muchas veces me escucharon cantar los avemarías. Se les ocurrió que podría hacer arias de óperas. Tardaron cuatro meses en convencerme. Cuando lo hicieron se grabó la orquesta y ahí me entró una especie de depresión. Pensé que había actuado con demasiada soberbia: pensar que podría cantar ópera sin los estudios necesarios. Estuve a punto de no hacerlo. Pero finalmente lo hice y resultó un éxito muy grande. Sólo salió en México y se vendieron 300 mil copias. Es la primera vez que la discografía de ópera se vende a esos niveles.

-Y cuando hace discos como "Costa negra" y "Negro color", con bases afroperuanas, ¿busca la aprobación de los músicos de su país?

-Ya no. Porque cuando salí del Perú decidí que haría mis experimentos con completa libertad sin tomar en cuenta lo que pensaran los puristas. Eso me iba a limitar demasiado. Confiaba y sigo confiando en mi buen gusto. Y como soy una artista tremendamente independiente no le tengo que rendir cuentas a ningún productor. Ya saben que soy autocrítica y que no voy a deformar nada. Las raíces están y la experimentación, también. Porque no se puede hacer una carrera como la que hice en el exterior (Estados Unidos, Europa, Africa; el próximo año voy a Asia) con algo que no sorprenda. Siempre estoy buscando sorprender, pero con algo bien hecho. No es sólo por el hecho de hacer fusión.

-¿No cree que el término world music es algo negativo cuando se meten todas las músicas regionales o de fusión en una misma batea?

-El sello Lusáfrica decidió inscribirme con el primer disco que grabé para ellos dentro de lo que es world music. Pero con "Negro color" ya me dijeron: "Te saliste un poco; esto está más tirando al pop". Bueno, yo sabía lo que estaba haciendo porque no me podía quedar quieta. No hay un disco mío que se parezca al otro. Medio en broma, medio en serio, digo, por ejemplo: "Para el arreglo de «La cuerda floja» comenzamos con unas guitarras de estilo fado, sobre eso quiero un piano minimalista estilo Philip Glass y un acordeón tipo Los Tigres del Norte. Terminó siendo un disco elogiado. La crítica en el mundo fue excelente. Eso me da más seguridad en los trabajos artísticos que hago".

En Europa es más fácil

Ahora llega un disco doble en vivo (que se conocerá en la Argentina) grabado en noviembre de 2004 en el Auditorio Nacional de México. "Hacia tiempo que no me presentaba en el Auditorio y decidí tomar algunas canciones que habían sido emblemáticas en mi carrera y algo de lo actual." Con ese repertorio (o con uno similar) se presentará en Buenos Aires, Neuquén y La Pampa. "Para mí es más fácil cantar en París, Londres o en algún lugar de Italia que en la Argentina o en Perú. Porque allá es todo de autogestión. Son amigos que me ayudan a ir. En cambio, en Estados Unidos canto mucho en el circuito cultural de universidades que tienen una estupenda programación. A Europa voy todos los años: estuve en el Olympia de París, en el Concertgebouw de Amsterdam... en escenarios estupendos. Anduve por Angola, Marruecos y Senegal. El próximo año andaré por Australia y Nueva Zelanda. Pero todo eso está dentro de un circuito de una agencia de Estados Unidos. Ir a Sudamérica me cuesta más. ¿Por qué? No lo sé. Supongo que porque allá se mueven mejor los artistas de un terreno más comercial: los baladistas, los números que pone de moda la televisión y la radio."

  • PARA AGENDAR

    Tania Libertad La cantante peruana presentará su último CD en vivo. Hoy y mañana, a las 21.


  • La Trastienda Balcarce 460. Entradas desde $40.

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios