Taiana, un "hombre del Presidente"

El designado ministro de Relaciones Exteriores se destacó también en el ámbito de los Derechos Humanos
(0)
28 de noviembre de 2005  • 15:08

(Télam).- El designado ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Enrique Taiana, es un dirigente de reconocida trayectoria no sólo en el peronismo, sino también en el ámbito de la diplomacia, donde revalidó su apodo de la militancia juvenil: "el Canciller".

Desde que llegó a la vicecancillería, Taiana actuó con claro perfil propio y reflejando una condición que ostentan muy pocos: ser un "hombre del Presidente".

Su posicionamiento como ministeriable, sin embargo, terminó de consolidarse con la IV Cumbre de las Américas realizada el pasado mes en la ciudad de Mar del Plata, donde recayó sobre los hombros de Taiana la responsabilidad organizativa. Desde ese momento, el Presidente lo trató como uno de sus ministros.

Licenciado en Sociología y con una Maestría en Ciencias Sociales, este profesor titular e investigador de la Universidad Nacional de Quilmes se destacó también en el ámbito de los derechos humanos. Su máximo cargo en ese área fue el de secretario Ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Habanos y jazz. De 55 años de edad, amante de los habanos Churchill, del buen jazz y de la carne argentina (se autodefine como carnívoro empedernido), Taiana cuenta con una dilatada trayectoria dentro del Ministerio para el que hoy fue designado su titular.

Diplomacia. Subsecretario de Organismos y Asuntos Especiales; director de Organismos Internacionales, subsecretario de Política Exterior; y embajador Extraordinario y Plenipotenciario ante la República de Guatemala y Concurrente en Belice, son los cargos que ocupó en área diplomática.

Ocupó varios puestos también en el sector público, como jefe de Gabinete del Ministerio de Educación; coordinador del Centro de Estudios Sociales del Servicio de Paz y Justicia en América Latina; y asesor de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Honorable Cámara de Diputados.

En la década del ´70 fue funcionario del Ministerio de Educación al lado de su padre, Jorge Alberto Taiana, quien fue ministro en el tercer gobierno de Juan Domingo Perón y médico del extinto tres veces presidente.

Pese a las amenazas de la Triple A, Taiana decidió permanecer en el país, fue encarcelado en 1975 y debió sufrir siete años de detención, la mayor parte de ellos en el penal de Rawson.

Experiencia. Ya restaurada la democracia, Menem lo nombró embajador en Guatemala y, posteriormente, el extinto canciller Guido Di Tella lo sentó en la secretaría General de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, donde permaneció cinco años.

Asistió y participó como disertante en más de un centenar de reuniones y congresos internacionales sobre Derechos Humanos.

Es autor de varias publicaciones sobre derechos humanos y movimientos obreros y miembro de varias asociaciones profesionales en Argentina y Estados Unidos.

Su condición de "hombre del Presidente" se afianzó también con la activa participación en el denominado "Grupo Michelángelo", un grupo de militantes del kirchnerismo que fundó junto a otros compañeros de la Juventud Peronista, como Carlos Kunkel y Rodolfo Ojea Quintana.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?