Suscriptor digital

El chofer de Diana había tomado drogas antidepresivas

Paul consumió, antes del accidente, además de alcohol, dos clases de calmantes. Las últimas palabras de la princesa.
(0)
11 de septiembre de 1997  

PARIS, 10 (Reuter).- El chofer de Diana tomó dos tipos de pastillas calmantes y bebió excesivamente antes del accidente que le costó la vida a la princesa, a su compañero Dodi al-Fayed y al propio conductor, afirmó hoy la fiscalía francesa.

En una inusitada declaración oficial, la fiscalía indicó que los exámenes de sangre mostraron que el chofer ingirió fluoxetina, un antidepresivo mejor conocido con el nombre de Prozac, y un sedante denominado tiaprida, que inhibe a las personas.

"A los choferes se les recomienda ejercer prudencia en la utilización de ambas medicinas", agregó el comunicado.

La ambulancia tardó una hora para recorrer la distancia de 10 kilómetros hacia el hospital donde murió Diana poco después, indicó el diario Le Parisien.

Diana, Dodi y el chofer, Henri Paul, perecieron en la madrugada del 31 de agosto, cuando su automóvil Mercedes-Benz se estrelló contra una columna de concreto de un túnel mientras eran perseguidos por fotógrafos.

Según los abogados de Mohamed al-Fayed, padre de Dodi y propietario del hotel Ritz de París, donde trabajaba Paul, lo que causó el accidente fue una persecución desenfrenada.

Por su parte, los abogados de los paparazzi culparon a Paul, por manejar con exceso de velocidad.

Amigos de Paul, en Lorient, el puerto donde creció, señalaron que no sabían que el chofer sufriera de depresión.

Fluoxetina y tiaprida

De acuerdo con el comunicado, una muestra de sangre tomada el jueves último en presencia de un juez encargado de la investigación reveló que el nivel de alcohol de Paul era tres veces mayor que el límite legal.

Asimismo, mostró que el chofer tomaba regularmente fluoxetina, el principal ingrediente de los antidepresivos de más venta en el mundo: Eli Lilly y Prozac.

"Una prueba reveló que había niveles terapéuticos de un medicamento cuyo ingrediente activo es la fluoxetina y niveles subterapéuticos de una segunda medicina, cuyo ingrediente activo es la tiaprida", subrayó la fiscalía en el comunicado.

Farmacéuticos dijeron que esto podría indicar que Paul ingirió una dosis de tiaprida esa noche, al parecer para calmar sus nervios.

Esta segunda ronda de pruebas, realizada a petición de la familia de Paul, confirmó los resultados preliminares de que el chofer había bebido el equivalente de más de una botella de vino antes de conducir.

Ultimas palabras de la princesa

PARIS, 10 (Reuter).- Las últimas palabras de la princesa Diana, pronunciadas cuando yacía con heridas en su automóvil accidentado en París, fueron: "Déjenme en paz, déjenme en paz", informó hoy el diario francés Le Monde.

En una versión que atribuyó a un médico no identificado que estuvo en el lugar del accidente, el diario informó que la princesa pronunció las palabras cuando personal médico de emergencia colocó luces fuertes alrededor de ella y empezó a auxiliarla luego de que el Mercedes-Benz en el que viajaba se estrelló contra un poste de concreto, en la madrugada del 31 de agosto.

Momentos antes, cuando los médicos y el personal de rescate se le acercaron por primera vez, ella repetía, con gemidos: "Ay, Dios mío", mientras los paparazzi tomaban fotografías a sólo centímetros de su cara, dijo el médico anónimo.

"Ella estaba muy agitada, medio inconsciente", declaró el médico.

Justo después de que Diana pidió que la dejaran en paz, el equipo de médicos le colocó una máscara de oxígeno y empezó a atenderla, agregó.

Diana fue declarada muerta alrededor de las 4 de la mañana de ese domingo fatal, tres horas y media después de que el automóvil en el que ella viajaba junto con su novio, el millonario egipcio Dodi al-Fayed, se estrelló a alta velocidad en un túnel debajo de la Plaza de l´Alma, en el octavo distrito de París.

Los primeros socorristas que llegaron al lugar encontraron a Al-Fayed tirado en el pavimento, a unos 20 metros del auto, dijo el diario. Su corazón ya había dejado de latir y los intentos por revivirlo fracasaron. El chofer Henri Paul también murió en el accidente.

Ambulancia retrasada

Después de darle transfusiones de sangre y otros auxilios a Diana en el lugar del accidente, el personal médico la trasladó a una ambulancia.

Pero los socorristas ordenaron que la ambulancia transitara a poca velocidad para evitar sacudidas, por lo que el viaje de 10 kilómetros al hospital Pitié-Salpetriére, en el este de París, tardó una hora, dijo Le Monde.

El diario agregó que otra demora ocurrió cuando la ambulancia se encontraba a menos de medio kilómetro del hospital, luego de que el personal médico ordenó que el vehículo se detuviera a fin de permitir que inyectaran dosis masivas de adrenalina al corazón de Diana, que había dejado de latir.

Anteriormente, el jefe del equipo médico del hospital Pitié-Salpetriére, especializado en urgencias, había declarado en una conferencia de prensa que el corazón de Diana dejó de funcionar después de que llegó al centro médico.

Otro diario, Le Parisien, informó que el traslado de la princesa al hospital tardó tanto tiempo que el ministro francés del Interior, Jean-Pierre Chevenement, y el comandante de la policía de París, Philippe Massoni, temían que la ambulancia se hubiese extraviado en la ruta.

Parquedad

CIUDAD DEL VATICANO, 10 (ANSA).- Solamente 17 líneas en su segunda página dedicó el diario vaticano L´Osservatore Romano a la princesa Diana el 1º de septiembre, un día después del accidente que le costó la vida. El medio publicó el mensaje de pésame enviado por el papa Juan Pablo II y se limitó a informar sobre dónde se realizarían los funerales. No hizo referencia, en cambio, al accidente.

En ambientes periodísticos italianos se especuló que, como L´Osservatore Romano no sale los domingos, dio por descontado que el lunes posterior a la muerte de Diana todo el mundo estaría al tanto del accidente. Otra explicación es que el diario del Vaticano habría sentido cierta incomodidad por tratarse de una mujer divorciada que se encontraba al morir en compañía de su novio.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?