Se canceló la deuda con el Fondo Monetario

El Gobierno pagó US$ 9530 millones; Miceli dijo que se abre una nueva etapa y que el pago mejora las perspectivas "económicas, financieras y fiscales del país"
(0)
3 de enero de 2006  • 19:48

El gobierno argentino canceló hoy a las 13.30 la deuda que mantenía con el Fondo Monetario Internacional (FMI), según informaron hace instantes en una conferencia de prensa la ministra de Economía, Felisa Miceli, y el presidente del Banco Central, Martín Redrado.

El pago, de US$ 9530 millones, fue confirmado por el organismo multilateral. Un portavoz del Fondo se limitó a decir que "el trámite se ha cumplido", según consignó la agencia de noticias EFE.

Miceli destacó que la cancelación "mejora las perspectivas económicas, financieras y fiscales del país y tiene un valor simbólico porque la Argentina recupera la autonomía y la iniciativa para decidir las políticas que llevará adelante".

Operación compleja. Luego de la introducción de la jefa del Palacio de Hacienda, Redrado explicó cómo se realizó el pago al organismo multilateral. En la transacción intervinieron el Fondo Monetario, el Banco de Basilea y otras 16 entidades financieras, explicó Redrado. "La operación se concretó en tiempo récord y fue la más compleja en los 70 años de vida del Central", dijo Redrado.

La operación se concretó aproximadamente a las 13.30, una vez que el organismo comunicó oficialmente que el gobierno argentino debía desembolsar 6656 millones de Derechos Especiales de Giro (DEG), una canasta de monedas que incluye dólares, euros, yenes y libras.

Una vez conocido el monto de DEG adeudados, la Argentina accionó los mecanismos para pagar los 9530 millones de dólares que correspondían a la conversión entre ambas monedas.

El pago se realizó a través de dos modalidades: por un lado, el Central ordenó al Banco Internacional de Pagos (Basilea) la transferencia de aproximadamente 4000 millones de DEG, mientras que los restantes DEG implicaron sólo un giro electrónico por tratarse de reservas que estaban depositadas en el FMI.

A su vez, el Banco de Basilea, una vez recibida la instrucción del BCRA, transfirió los 4000 millones de DEG a 16 fuentes diferentes de bancos centrales de distintos países del mundo, que no fueron especificados.Al finalizar la conferencia de prensa, Miceli comentó que luego de que se confirmó el pagó notificaron al presidente Kirchner, que descansa en El Calafate. "Han hecho lo que tenían que hacer", les dijo Kirchner.

Impacto nulo. "El impacto patrimonial de la operación en el Banco Central es absolutamente neutro", indicó Redrado, que además señaló que el nivel de reservas de la entidad quedó en US$ 18.500 millones.

La sangría de reservas se compensará con la emisión de una Letra Intransferible, en dólares estadounidenses a 10 años, por el mismo monto de la deuda cancelada, para equiparar pasivos y activos de la entidad.

El título público devengará intereses similares a los de las reservas internacionales del Banco Central para el mismo período y hasta un máximo de la Tasa Libor anual menos un punto porcentual, pagaderos semestralmente.

La Argentina mantendrá su condición de país miembro del FMI, sometiéndose a las revisiones anuales de sus variables pero liberándose de los permanentes monitoreos y exigencias del organismo a partir del crecimiento de la deuda, especialmente en la década del noventa.

Agencias Télam y EFE

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?