Suscriptor digital

Una cabaña que se preocupa por lograr ciervos excelentes

El establecimiento San Pedro, en Sierra de la Ventana, es un verdadero puntal en la genética de estos ejemplares
(0)
7 de enero de 2006  

SIERRA DE LA VENTANA.- Los ciervos colorados fueron incorporados a nuestra fauna a principios del siglo pasado, pero pocos se ocuparon de mejorar su genética y lograr un animal atractivo al máximo como trofeo de los cazadores. También es cierto que no hace tantos años que la caza se ha convertido en un aporte importante al turismo internacional, y hoy desde todo el mundo llegan a nuestro país cazadores ávidos de lograr trofeos que satisfagan sus altas pretensiones.

En Sierra de la Ventana, mas precisamente frente a la estación Peralta y al sur del partido de Coronel Suárez, se encuentra una de las cabañas mas importantes de América en la reproducción y cría de ciervos colorados. El arquitecto Fermín Srur, titular y mentor de la firma Arquitectos Srur y Srur SA, propietaria de la estancia y cabaña San Pedro, se preocupó desde un principio en la selección de ciervos colorados puros, traídos desde Inglaterra y Nueva Zelanda para convertir a su establecimiento en puntal de la genética racial.

Primero adquirió reproductores en pie, luego importó embriones y semen, siendo San Pedro el primer criadero en la Argentina que comenzó a instrumentar biotecnología reproductiva, como la inseminación artificial (IA) y la transferencia embrionaria (TE), en ciervos colorados.

Hoy, no sólo se incorpora genética extranjera mediante esta novedosa metodología, sino que también ha comenzado a producir semen y embriones de reproductores propios de muy alto valor genético, con la finalidad de su comercialización, brindando también la asistencia técnica de IA y TE a los criaderos que adquieran genética mediante esta modalidad. Estas actividades se encuentran bajo la responsabilidad del médico veterinario Juan Pablo Soler.

La cabaña San Pedro cuenta hoy con mas de mil ciervos colorados puros, otro tanto de ciervos dama, ciervos axis, guanacos, jabalíes, antílopes, muflones, ovejas cuatro cuernos, thar del himalaya y chivos.

Instalaciones óptimas

El establecimiento está dotado de cepo hidráulico, galpón con salas de manejo, quirófano para la práctica de IA y TE; parcelas con pasturas y sombra arbórea y artificial; alambradas de 2,2 metros de alto, coto de caza de mas de 500 ha entre las sierras, museo de cornamentas y cámara frigorífica-depósito de velvet. Además, pronto inaugurará 48 boxes para exhibición individual de ciervos.

Desde hace cinco años, el primer sábado de febrero se realiza la venta anual. Aunque criaderos y cotos de caza compran durante todo el año, ese día es encuentro de fiesta de toda la gente ligada a la cría y cacería.

Un ciervo padre puede ser útil hasta quince años, pero después de los diez va declinando su liderazgo y es ahí donde aparecen nuevos padres cada vez más dotados de calidad; lograr un animal de 25 o 30 puntas ya no es tarea difícil en estos días.

Todos los años para los meses de marzo, extendiéndose hasta abril y principios de mayo se produce el celo de las hembras, en lo que se da en llamar "la brama", donde un padre sirve a unas cuarenta hembras en un atractivo ritual en el que cada macho cuida de su brama.

San Pedro está enclavada en las serranías de la ventana, un lugar bellísimo donde los ciervos están en su hábitat.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?