Inauguran el primer tramo de las bicisendas

A pedalear: una caravana de ciclistas estrenará el domingo la vía de siete kilómetros que va desde el Jardín Japonés hasta el estadio de River Plate.
(0)
19 de septiembre de 1997  

A los ciclistas porteños les espera un inicio de la primavera con novedades: el domingo próximo se inaugura el tramo de bicisendas de siete kilómetros que cruza el parque Tres de Febrero y termina en Figueroa Alcorta y Udaondo.

Para la ocasión se organizó una caravana que partirá, a las 12, desde Casares y Avenida del Libertador, frente al Jardín Japonés, donde el jefe de Gobierno de la Ciudad, Fernando de la Rúa, habilitará oficialmente el camino. Tras recorrer todo el trayecto, los amantes de la bicicleta podrán participar de un festejo en el Velódromo Municipal.

La ciclovía que se estrena en el Día de la Primavera tiene entre 2 y 2,40 metros de ancho. Es una capa asfáltica pintada de verde trazada sobre el terreno del parque y sobre veredas. De tal forma, los ciclistas pueden circular lejos de los automóviles.

A pesar de que Buenos Aires ya cuenta con 15 kilómetros de bicisendas en el interior de los bosques de Palermo y del parque Thays, el nuevo tramo será el primero que podrá ser utilizado como una vía de comunicación y no sólo para el esparcimiento.

El plan de las autoridades contempla que para fines de año la ciudad cuente con otros 28 kilómetros de ciclovías que ya están en construcción.

La ciudad conectada

El tramo que se inaugura el domingo continuará por tres ramales: desde Udaondo llegará hasta Avenida del Libertador y desde allí hasta General Paz. Otro camino llegará hasta el parque Sarmiento. Hacia el Norte empalmará con la avenida Cantilo hasta llegar a Ciudad Universitaria.

Además, ya está por terminarse otra vía de 19 kilómetros en el sur de la ciudad, que bordeará el Riachuelo, desde el parque Roca, en Villa Lugano, hasta La Boca.

El costo total de la red de ciclovías es de un millón de pesos. El Gobierno de la Ciudad contrató para la ejecución de las obras a las empresas Covicsa S.A. y Orel S.A.

"Con esto pretendemos que disminuya la utilización de automóviles en la ciudad. Si se le asegura al ciclista la seguridad y la comodidad para viajar, podemos reducir la contaminación ambiental y los accidentes de tránsito", subrayó Gabriel Ciribeni, asesor de la Secretaría de Producción y Servicios de la comuna.

Para 1998 se prevé construir otros 35 kilómetros de bicisenda que enlacen con las ya en construcción. Puerto Madero y la Costanera Norte estarán surcados por caminos para ciclistas. Además, se contempla la construcción de otra vía que desde el barrio de Saavedra llegue hasta el parque Centenario, tras pasar por la Facultad de Agronomía y Chacarita.

Los ciclistas quieren más

El reiterado reclamo de los ciclistas para que se habiliten caminos exclusivos para bicicletas en la ciudad se hizo sentir el año último mediante las multitudinarias caravanas organizadas por la Asociación Amigos de la Bici.

Mario García, presidente de esa agrupación, expresó satisfacción por la construcción de las ciclovías, pero indicó que hay cosas por mejorar: "Queremos que nos den un carril en la calle y no sobre las veredas, porque si no los peatones no lo respetan".

El conflicto parece inevitable, pero se intentará reducirlo: todo el trayecto estará señalizado para que los peatones no usurpen el paso de las bicicletas.

En los cruces con las avenidas se instalarán carteles indicadores para los automovilistas y se estudia la posibilidad de sincronizar los semáforos de forma tal que permanezcan en rojo de ambos lados durante algunos segundos para que crucen los usuarios de la bicisenda.

En cinco puntos del trayecto se dispondrán terrenos para hacer ejercicios. Además se instalarán dispositivos para encadenar las bicicletas en lugares clave, como el estadio de River Plate.

Según estimaciones del gobierno porteño, actualmente hay 600.000 ciclistas en la ciudad. "Creemos que cuando la red quede terminada, la cantidad de bicicletas aumentará un 25 por ciento cada año", indicó Ciribeni.

Mundo limpio

Mañana habrá dos jornadas de limpieza organizadas por la Fundación Vida Silvestre Argentina (FVSA) desde las 14, en adhesión a la campaña "A limpiar el mundo" que patrocina el Programa de las Naciones Unidas para el Ambiente (Pnuma) y se pondrá en marcha en más de cien países. La primera será en la Reserva Ecológica, en Costanera y Brasil, y la segunda, en las playas de Punta Rasa, en San Clemente del Tuyú. Los participantes deben llevar calzado seguro y protector contra los mosquitos, además de un pantalón largo. Para más información llamar por el teléfono 331-3631, de Vida Silvestre.

No habrá asueto por el Día del Estudiante

Para tristeza de los secundarios, esta vez al 21 de septiembre le tocó en suerte llamarse domingo. La Secretaría de Educación del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires decidió que, a diferencia de lo ocurrido hace un año, no se otorgue asueto escolar a los alumnos. En 1996, el Día del Estudiante cayó un sábado y las autoridades acordaron adelantar el "feriado" al viernes para que los alumnos secundarios pudieran realizar los clásicos picnics.

El secretario de Educación de la Ciudad, Horacio Sanguinetti, explicó a La Nación que ahora se optó por no perder días de clase y recordó que "el año último, el asueto recibió muchas críticas por parte de la prensa, de la ministra de Educación y de los colegios privados".

Otro factor incidió en el cambio de criterio. Al ciclo lectivo anterior se le pudo sumar un día más a fin de año, "pero en esta oportunidad -explicó Sanguinetti- el calendario ya es demasiado extenso y no lo podemos seguir alargando hasta Navidad".

De todas maneras, Sanguinetti aclaró que los directores de las escuelas "se manejarán con prudencia" en relación con los posibles festejos adelantados que emprendan los alumnos.

La Dirección General de Escuelas de la Provincia de Buenos Aires confirmó a La Nación que tampoco los estudiantes bonaerenses gozarán del asueto.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?