Crisis en el seno del ejército ecuatoriano

Destitución: un general que reivindicó las dictaduras fue dejado cesante; revisarán la posición de las fuerzas armadas.
(0)
21 de septiembre de 1997  

QUITO, 20 (AP).- El presidente Fabián Alarcón relevó del mando temporalmente al general René Yandún, que declaró el jueves último que existe una preferencia popular por la instauración de una dictadura, se informó hoy.

La decisión fue anunciada horas después de una reunión de emergencia entre el frente militar y Alarcón, que ordenó, además, que se iniciara una investigación para determinar "quiénes son los dirigentes que buscan una dictadura".

Yandún manifestó a una estación de radio que "había escuchado de dirigentes que todo el mundo quiere una dictadura absolutamente dura, compacta y enérgica".

El ministro de Defensa, Ramiro Ricaurte, informó que por "disposición del presidente de la república", Yandún quedaba relevado de su cargo de jefe de la tercera división del ejército, asentada en Cuenca, 310 kilómetros al sur de Quito. Su puesto será desempeñado por el coronel Jorge Hernández.

Asimismo, una fuente del Ministerio de Defensa informó a esta agencia noticiosa que Yandún ya se encuentra en Quito, bajo régimen marcial, hasta que una comisión especial analice sus declaraciones y promulgue posibles sanciones.

Democracia "alicaída"

"El sistema democrático ha decaído", denunció Yandún, hasta hace pocas horas miembro del Consejo de Seguridad Nacional, organismo presidido por Alarcón e integrado por las más altas autoridades del Estado.

"Hay que buscar un nuevo sistema de gobierno", porque "la estructura social se está desmoronando", aseguró en la noche del jueves último durante una entrevista con Radio Tomebamba.

Una vez conocidas estas palabras, Ricaurte convocó a una rueda de prensa para desautorizar públicamente a Yandún y lamentó "como el que más, este malogrado contratiempo".

"Las fuerzas armadas ecuatorianas son profundamente democráticas. Una declaración que se ha hecho por parte de un alto oficial del ejército no puede malversar la democracia", apuntó el titular de la cartera de Defensa Ricaurte indicó además que la postura de Yandún "es personal e imprudente" y convocó a la concertación nacional "para resolver juntos los problemas nacionales. El país vive una situación sensible", concluyó el funcionario.

Repercusiones

Por otra parte, las versiones de Yandún provocaron una ola de reacciones en las más altas autoridades del Ecuador.

La vicepresidenta, Rosalía Arteaga, dijo que "no deja de inquietar que en el país existan voces que se proclamen en favor de regímenes dictatoriales" y subrayó que "hay sólidos planteamientos democráticos que se contradicen con otras formas de gobierno".

El legislador Alfredo Serrano anunció que "planteará la comparecencia en el Congreso del ministro de Defensa, Ramiro Ricaurte" para que explique a la Legislatura la postura de las fuerzas armadas.

Ecuador retornó a la democracia en 1979, luego de más de una década de regímenes militares totalitarios.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?