Con la compra de Digitel, Cisneros le ganó la batalla a Slim

Adquirió la firma por US$ 425 millones
(0)
22 de enero de 2006  

CARACAS (El Nacional/GDA).- Si de desafíos se trata, bien puede decirse que el venezolano Oswaldo Cisneros logró ganarle la batalla al magnate mexicano Carlos Slim, dueño de América Móvil, quien ahora ve postergada la posibilidad de incursionar en el mercado venezolano, luego de la compra que realizó el empresario local al grupo Telecom Italia Mobile para adquirir el total de las acciones de Digitel, por una suma aproximada de US$ 425 millones.

Fuentes extraoficiales indicaron que la operación mercantil no sólo incluye el pago de la deuda que mantiene la operadora telefónica -unos US$ 70 millones-, sino que además establece la oportunidad para crear un holding corporativo venezolano que será manejado por Digitel y en el que estarán fusionadas las operadoras regionales Digicel, la cual mantiene actividades comerciales en el oriente del país, e Infonet que opera en la zona de occidente.

Una vez que las acciones de Digitel estén en manos de Cisneros, el plan estratégico se concentrará en fortalecer la cobertura de la empresa en todo el país, una condición que ha representado para la operadora de telefonía móvil en Venezuela el mayor obstáculo frente al resto de sus competidores. La adquisición de las compañías regionales por parte de Digitel -transacción que elevaría entonces el capital invertido en el plan comercial de Cisneros a casi US$ 550 millones- permitirá a la firma unificar la plataforma GSM disponible en el país, lo que garantiza servicio de última generación.

De concretarse la fusión de Digitel con las otras dos compañías que operan en un mercado regional de casi cinco millones de suscriptores, los activos del grupo comercial quedarían distribuidos de la siguiente manera: 51% de las acciones, más otro 16% perteneciente a inversionistas internacionales privados, estarán en manos de Cisneros; 16% corresponderá a Digicel, y el 17% restante a la compañía Infonet, indicaron fuentes extraoficiales.

Tal como se pudo conocer, la estrategia permitirá a Cisneros contar con los elementos necesarios para captar un mayor número de suscriptores, situación que a fines de año cambiará el mapa del negocio de la telefonía inalámbrica en Venezuela. En la actualidad, la zona central del país, con 5 millones de usuarios, es liderada por la empresa Movistar, la cual cuenta con 40% de participación de mercado, seguida de Digitel con 32% de la plaza comercial y Movilnet con el 28 por ciento.

Un millón de abonados

La participación de las operadoras regionales dista mucho de sus principales competidores: Infonet participa en un mercado de casi tres millones de suscriptores, de los cuales sólo capta 3%, y Digicel participa con 6% en una plaza comercial de dos millones de usuarios; lo cierto es que Digitel espera conquistar un millón más de abonados, cifra que precisamente se aspira a lograr mediante las operaciones que se definan fuera del mercado que integra la zona central de Venezuela.

La iniciativa emprendida por Cisneros permitirá a la operadora de telefonía móvil, con casi dos millones de abonados en el mercado local, competir de lleno en una plaza signada por el liderazgo de una empresa que acaba de alcanzar los 6 millones de suscriptores y que maneja el grupo español Telefónica Móviles. Si bien la operación mercantil se definió el 15 de octubre de 2005, se conoció en forma extraoficial que el acuerdo se firmó en Nueva York la semana que pasó.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?