Suscriptor digital

La Argentina exportará legisladores a Italia

América del Sur tendrá cinco bancas en el Parlamento en Roma
(0)
28 de enero de 2006  

En el Parlamento italiano hay lugar para argentinos. Por primera vez en la historia, Italia abre su máximo órgano institucional para que los ciudadanos que viven en el exterior tengan representación política. En dos meses se realizarán las elecciones y ya hay argentinos que hacen campaña en Buenos Aires para acceder a la soñada banca en Roma.

Luego de una reforma constitucional, Italia, que renovará la totalidad del Parlamento el 9 de marzo próximo, cederá 12 escaños en Diputados y seis bancas en el Senado para que las ocupen algunas personas de los 50 millones de ellas, de origen italiano, que viven esparcidas por el mundo.

Por ser la Argentina el país en el que está radicada la comunidad italiana más populosa del planeta, los candidatos locales se ilusionan con ganar la representación de los tres diputados y dos senadores que le corresponden a América del Sur. Los otros distritos electorales son América del Norte, Australia y el Pacífico y Europa.

Como corresponde a una república parlamentaria, el congreso italiano es un organismo poderoso: hay 630 diputados y 315 senadores. Las nuevas bancas funcionarán como una suerte de lobby para mejorar los beneficios de los italianos que viven en el extranjero.

Requisitos y postulantes

Las relaciones de la Argentina con Italia, tradicionalmente buenas (aquí viven unos 20 millones de descendientes de italianos), se vieron empañadas en los últimos tiempos por el conflicto con los tenedores italianos de bonos de la deuda argentina.

De acuerdo con el Consulado General, en la Argentina hay alrededor de 600.000 personas con ciudadanía italiana (entre nacidos en Italia y argentinos con doble ciudadanía). Se estima que la mitad estará en condiciones de votar.

Para ser candidato, sólo hace falta ser ciudadano italiano. Aún no cerró el período de presentación de listas, pero algunos postulantes ya están en las arenas de la contienda.

Es el caso del empresario Luis Pallaro, presidente de la Confederación General de Federaciones Italianas en la República Argentina (Feditalia), y candidato a senador por la lista Associazioni Italiane in Sud America, que además de argentinos incluye a un uruguayo, tres brasileños y dos venezolanos.

Se dice que Pallaro es el candidato del premier Silvio Berlusconi (la opción de centroderecha), aunque el mismo Pallaro insiste en presentar su lista como autónoma. "Vamos a estar con los que gobiernen; no podemos darnos el lujo de ser oposición si nuestra misión será servir de puente entre los países", dijo a LA NACION.

Pallaro, que será secundado por Ricardo Merlo como cabeza de lista en Diputados, ya inició la campaña: viajes por el interior y una completa y detallada página de Internet con el elocuente slogan de "Pallaro senador".

Propone revigorizar las relaciones entre la Argentina e Italia en el nivel comercial y cultural y propugnar la ayuda a los jóvenes que quieran estudiar en la Península.

La Unión -la coalición de centroizquierda liderada por Romano Prodi, de la oposición- también busca candidatos propios. Paolo Rocca, el presidente de Techint, fue tentado para competir por una banca en Roma, pero no aceptó. El candidato más firme parece ser, por ahora, el ex embajador Giovanni Iannuzzi, que reside en la Argentina desde hace ocho años, cuando comenzó su misión diplomática en Buenos Aires. Este grupo tiene injerencia en gremios y sindicatos de la comunidad.

Las elecciones serán el 9 de abril en Italia, pero en la Argentina se concretarán una semana antes, a fines de marzo (con fecha aún a definir).

Como se trata de una experiencia inédita, los candidatos, como parte de su campaña, deberán explicar la existencia y el destino de las nuevas bancas para que la mayor cantidad de gente posible participe de los comicios.

El acto de votación se hará por correo. El elector recibirá en su domicilio un sobre con el material para votar. Deberá expresar su voluntad tildando con una cruz la lista favorita y devolver el sobre al Consulado General.

Así se definirá quiénes serán los argentinos que durante los próximos cinco años ocupen un lugar en el Parlamento italiano, en el corazón de la ciudad imperial.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?