Un testigo reveló que se quiso volar la comisaría

Impidió que manifestantes llevaran un transporte de gas
(0)
12 de febrero de 2006  

LAS HERAS, Santa Cruz.- Mauricio es un trabajador petrolero. Mauricio participó de los cortes de la ruta 43. Mauricio dice a LA NACION haber evitado una catástrofe cuando en la madrugada sangrienta del último martes, que terminó con la vida del suboficial Jorge Sayago, evitó que un grupo de manifestantes que habían frenado en el piquete a un camión transportador de gas lo llevaran frente a la alcaidía local para hacerlo explotar en mil pedazos.

De haberse concretado aquel plan, la comisaría de Las Heras podría haberse transformado en un infierno de fuego y balas.

Mauricio Fuentes, tal su nombre completo, es un delegado de la empresa Oil M&S, prestataria de Repsol-YPF. De su relato parece desprenderse que algunos de los manifestantes que participaban de la protesta aparentaban estar dispuestos a todo la noche en que, tras una batalla campal, obtuvieron la liberación de la comisaría local del dirigente sindical Mario Navarro.

Según dijo a LA NACION, él estaba en la ruta aquella madrugada, cuando habían comenzado los enfrentamientos con la policía frente a la alcaidía.

"Yo no llegué a ir a la comisaría. Me quedé en la ruta porque algunos de los que estaban en el corte estaban muy mal, habían parado un camión que transportaba gas y lo querían llevar para la comisaría para hacerlo explotar. Yo me quedé tranquilizándolos", afirmó.

"Era un camión de gas, pero no alcancé a ver la empresa. Me pareció ver que era de una firma que se llama Transportes Marcos", dijo.

-¿Eran petroleros?

-No se veían las caras, era de noche y había mucha gente

-¿Tenían armas?

-Nadie tenía armas entre los petroleros. Yo no vi ni una sola arma.

Fuentes aún no prestó declaración ante la jueza que instruye la causa, la titular del juzgado Nº 1 de Pico Truncado, Graciela Ruata de Leone. Pero espera hacerlo en el corto plazo.

"Yo, como todos los demás compañeros, estoy a disposición de la Justicia. Espero que me venga la citación para presentarme", dijo.

El testimonio de Fuentes resulta inusual en medio del clima de temor que reina entre los pobladores de la ciudad a colaborar con sus testimonios en el esclarecimiento de los hechos. Anteayer, Roberto Ramírez, uno de los testigos que identificaron en la noche de la refriega a ocho francotiradores con pistolas y rifles con miras telescópicas entre los manifestantes, denunció a la policía que había sido amenazado de muerte.

Su testimonio, recogido por Ruata de Leone, orienta la investigación hacia la hipótesis de que no fueron infiltrados de fuerzas políticas radicalizadas quienes actuaron en la revuelta.

De acuerdo incluso con la propia jueza, los testigos de lo sucedido aquella madrugada trágica pueden tener miedo de prestar declaración testimonial de lo sucedido, por lo que hizo una solicitud pública por medio de un comunicado de prensa.

Sin detenidos

Pese a que Ruata de Leone ha reunido varios elementos en la instrucción de la causa, no hay detenidos aún por el asesinato de Sayago ni por los ataques a la comisaría. Una pregunta se expandió por estas horas por el arco político local: ¿existe relación entre el avance de la causa y el acuerdo alcanzado anteayer por los trabajadores con las empresas?

En ámbitos políticos y policiales locales se especula con que las detenciones serían inminentes, y se interpreta que se habría optado por esperar a que el conflicto laboral se destrabara antes proceder.

Esto último ocurrió anteayer, cuando los trabajadores petroleros en huelga llegaron a un principio de acuerdo con las empresas y levantaron las medidas de fuerza tras obtener sólo dos de las peticiones que hacían: que no se les descontaran los 18 días no trabajados y el compromiso de que cerca de 300 trabajadores pertenecientes al gremio de la Uocra que desempeñan tareas en los yacimientos pasen a Petroleros, donde tendrán mayores beneficios económicos.

En las más altas esferas del poder provincial se interpreta que los trabajadores en huelga aceptaron las promesas de solución formuladas como consecuencia de los incidentes. "La resolución del conflicto se precipitó por la tragedia. Lo mismo que aceptaron ayer [por anteayer] se les había ofrecido una semana atrás, y no cedieron", dijo a LA NACION el ministro de Gobierno de Santa Cruz y mano derecha de Sergio Acevedo, Roque Ocampo.

Otro elemento importante que podría hacer avanzar la causa se sumó en las últimas horas: según altas fuentes vinculadas con la investigación, la policía local dio con un fierro que contendría manchas de sangre y que podría ser el elemento contundente con el que se atacó a Sayago. Las Heras espera que se haga justicia.

Reunión De Vido-Moyano

  • El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, se reunirá pasado mañana con el titular de la CGT, Hugo Moyano, para avanzar en las alternativas para elevar al mínimo no imponible del impuesto a las ganancias que tributan los trabajadores en relación de dependencia (ver la Pág. 18). Del encuentro participarán los titulares del sindicato petrolero de Santa Cruz, Héctor Segovia, y sus pares Guillermo Pereyra, de Neuquén y Río Negro, y Mario Mansilla, de Chubut. Después de la violencia en Las Heras, la Casa Rosada les adelantó que tiene la voluntad política para elevar ese piso desde abril próximo.
  • ADEMÁS
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?