Dos años para Beck

El eslovaco dio positivo con clenbuterol durante la serie con la Argentina por la Davis; el resultado del match no se modificará; sigue la mano dura en la FIT
(0)
14 de febrero de 2006  

LONDRES.- El fantasma del doping sigue sobrevolando el circuito. Y una vez más, las sospechas se convierten en realidad. A fines de noviembre, unos días antes de la disputa de la final de la Copa Davis, circuló en el mundo del tenis la versión de que el eslovaco Karol Beck había dado positivo durante el match con la Argentina, por la Ensaladera de Plata.

Ayer, la Federación Internacional de Tenis (FIT) no sólo confirmó la especie sino que, además, dio otra muestra de su política de mano dura: Beck, de 23 años, fue suspendido por dos años tras haber dado positivo con clenbuterol, un agente anabólico, el 24 de septiembre de 2005, luego del match de dobles en el que junto con Michal Mertinak derrotaton a David Nalbandian y Mariano Puerta, en Bratislava.

Cabe señalar que el clenbuterol fue la misma sustancia que le hallaron a Puerta, en Viña del Mar 2003, cuando dio positivo por primera vez.

En la serie citada, la Argentina cayó por 4 a 1, de los cuales dos puntos fueron ganados por Beck: el match de singles ante Guillermo Coria y el citado dobles. Pese a ello, el resultado de la serie no será modificado, según lo establece el reglamento del certamen: sólo se hace en el caso de tratarse de la final.

Es decir, para las estadísticas, Eslovaquia seguirá siendo el ganador de la serie; es el mismo criterio que se aplicó, hace seis años, en la serie de los sillazos, en Santiago: Chile no pudo disputar el ascenso y perdió su condición de local por varias temporadas, pero para las estadísticas le ganó por 5-0 a la Argentina, que retiró su equipo tras el escándalo en el Parque O´Higgins.

La sanción de Beck es retroactiva a partir del 1° de noviembre, fecha en la que dejó de participar en el circuito internacional. Además, el eslovaco deberá devolver los 42.935 dólares de premios que en el período comprendido entre el día del análisis y la última vez en la que salió a un court, en San Petersburgo. Cuando jugó ante la Argentina, Beck ocupaba el 55° lugar en la Carrera de los Campeones y el 48° en el Ranking de Acceso.

El caso de Beck fue juzgado el 17 de enero último, en esta ciudad, por un tribunal integrado por Charles Flint, Joe Cummiskey y Vivian James. Este último, es el profesor inglés que demostró y certificó, en el juicio que la ATP le entabló por doping a Guillermo Coria, en 2001, que el compuesto vitáminico que el argentino había ingerido estaba infectado con nandrolona.

La sanción a Beck, asimismo, muestra otros aspectos: salvo en los casos del suizo Holger Fischer, jugador de satélites -circuito menor- sancionado por tres meses por consumo de cannabis- y la comprensión, según cómo se lo mire, y del argentino Mariano Hood, castigado con un año por haber demostrado que el finasteride estaba en las pastillas que tomaba para combatir la caída del pelo, el resto de los juicios se mantuvo una línea de mano dura. Tal como sucedió con Guillermo Cañas, Mariano Puerta (ambos en apelación) y la búlgara Sesil Karatantcheva.

Asimismo, la FIT mostró una velocidad mayor en la resolución de los casos. Son cuatro meses y medio los que transcurrieron desde esa serie hasta hoy, a diferencia de los seis del caso Cañas o los siete de Puerta.

Luego del último US Open, la FIT se hizo cargo de los controles antidoping, que antes estaban en manos de la ATP y la WTA, los dos entes reguladores de los circuitos masculino y femenino, respectivamente.

4 fueron los casos anunciados por la FIT en lo que va de 2006: Sesil Karatantcheva (nandrolona), Holger Fischer (cannabis), Mariano Hood (finasteride) y Karol Beck (clenbuterol)

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios