Suscriptor digital

Aprender a transitar la soledad en compañía

Un centenar de voluntarios escucha, orienta e intenta incluir a las personas que buscan ayuda
(0)
20 de febrero de 2006  

Alicia es una ex docente de 80 años, que además de irradiar alegría, demuestra cómo vivir el paso de los años en plenitud. Con 13 bisnietos, 24 nietos y 5 hijos, ayuda a otros adultos mayores a transitar la soledad en compañía, a encontrarle sentido a la libertad y al sufrimiento.

Ella es uno de los 100 voluntarios que trabajan en el Centro de Promoción del Adulto Mayor (Cepram), una institución cordobesa que tiene como misión la promoción del bienestar psicológico y social de las personas mayores y sus condiciones de ciudadanía.

"Muchos trabajábamos con personas mayores y veíamos un vacío muy grande en cuanto a programas que no fueran asistencialistas, entonces armamos una asociación civil en el 2001, junto a profesionales en gerontología, con la idea de hacer un centro que tuviera un objetivo educativo. Nos pareció que teníamos que dedicarnos a realizar acciones en favor de una vejez digna, activa, creativa y competente", cuenta Andrés Urrutia, director de la institución.

Alicia vive sola, y sus primeros pasos en el centro fueron dictando cursos tales como "Aprendiendo a envejecer" o "Los caminos de la vida". Hoy colabora en el servicio de Acompañamiento Telefónico a Mayores.

"La gente se tiene que dar cuenta de que los años pasan pero que la vida hay que saber sobrellevarla. Nos interesa que puedan buscar nuevas formas de conocimientos", cuenta esta admiradora de la filosofía de la Logoterapia de Víctor Frankl.

"Atiendo a la gente que llama con problemas, en crisis, que se siente sola. Intento orientar a la persona en la búsqueda de una solución, pero principalmente se la escucha", dice.

Crisis

La iniciativa Acompañamiento Telefónico a Mayores (0800-333-0304), brinda asistencia y atención telefónica a mayores en crisis, soledad o depresión. Un grupo de 60 voluntarios mayores son capacitados en tareas de primeros auxilios psicológicos en crisis y desde su inicio, en 2003, se han atendido 7000 llamadas.

"El 80% de los consultantes son mayores de 50 años, y el 60% de las consultas se distribuyen en los siguientes tres motivos: soledad, angustia, depresión y problemas familiares. Desde el 12 de agosto del año pasado contamos con dos líneas gratuitas de alcance nacional", expresa Urrutia.

La organización genera oportunidades educativas, personales, sociales, de recreación y esparcimiento para personas mayores de 50 años, promoviendo la inclusión activa de los mayores en el seno de la comunidad y el rescate del capital cultural, intelectual y social.

Junto a la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Córdoba llevan adelante el Programa Universitario de Formación Adultos Mayores Córdoba. Alrededor de 5000 personas han participado en alguno de los 60 cursos dictados por más de 50 profesionales y docentes universitarios.

"Actualmente, un 37 por ciento de los docentes son personas mayores, ya jubiladas, que se acercaron al programa como alumnos, para luego ponerse al frente de diferentes cursos. El programa organiza sus cursos en función de cinco áreas temáticas: Aprendizaje y Bienestar Psicológico, Cultura y Apreciación Artística, Expresión y Lenguajes, Historia y Ciudadanía y Organización y Comunidad", explica Urrutia.

Por otro lado, desde hace tres años un grupo recrea cuentos a través de la magia de la narración oral en hogares de ancianos, comedores comunitarios y organizaciones de la comunidad. Coordinado por dos profesoras mayores, expertas cuentistas, rescata el valor de la comunicación y la palabra generando vínculos intergeneracionales.

"Motivados por esta experiencia, juntamos historias de abuelas relacionadas con recetas de cocina y sacamos un libro con el cual vendimos cerca de 3000 ejemplares. Por este programa recibimos el Premio Ashoka destinado a iniciativas emprendedoras", agrega orgulloso Urrutia. El año pasado lanzaron la convocatoria "Cuando los grandes eran chicos", y ya recibieron cerca de 400 historias que tradujeron en un libro. "La idea es no dejar nunca una persona afuera y por eso tratamos de que todos tengan su lugar en este libro que está listo para mandar a la imprenta", dice.

Para contactarse: (0351) 453341 o por 71cepram@infovia.com.ar

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?