Suscriptor digital

Volvió el corso a la Avenida de Mayo

El sábado reunió a más de 40.000 personas y se repetirá el próximo fin de semana
(0)
21 de febrero de 2006  

Con bombos y platillos. No podía ser de otra manera. El regreso del tradicional corso de la Avenida de Mayo, luego de ocho años de ausencia, reunió a 40.000 personas el sábado último. Y promete más, ya que se repetirá el sábado y domingo próximos.

"Ni locos creíamos que iba a venir tanta gente... Por eso lo hicimos en cuatro cuadras, pero el ansia de volver a la Avenida de Mayo, toda esa expectativa, desbordó las calles", dijo el presidente de la Asociación Amigos de la Avenida de Mayo, Manuel Pérez Amigo.

"Las instituciones me comentan que hay una explosión de gente en todos los corsos", señaló la representante del gobierno porteño en la Comisión de Carnaval, Ana Villa.

El interés en el tema viene creciendo con fuerza. Y para ilustrarlo, detalló que mientras que en 1997 había 32 murgas, hoy el Registro de Murgas contabiliza más de 200. Los murgueros, en tanto, son más de 14.000. "Superó completamente las expectativas que teníamos", afirmó Villa. ¿A qué atribuye este renacimiento? "Creo que la gente está más tranquila y participa más. Se ve en todas las actividades que se hacen en la calle o al aire libre", respondió Villa.

El año pasado el carnaval porteño reunió a 800.000 personas. Villa espera tener los números de este año para comparar su percepción favorable con las cifras reales.

La antigua celebración del carnaval tiene este año 43 corsos barriales por los que desfilarán 103 murgas por 17 barrios porteños, entre ellos La Boca, Palermo, San Telmo, Belgrano, Villa Urquiza, Barracas, Pompeya, Flores, San Nicolás, Paternal y Boedo.

Mucha expectativa

El corso que volvió a desembarcar en la Avenida de Mayo se repetirá el fin de semana próximo, entre las 18 y la 1. Algunos problemas de seguridad habían acallado a este escenario tradicional: el de la Avenida de Mayo era el corso emblemático de la ciudad.

Con la banda de jazz La Porteña, el sábado pasado convocaron a un público adulto. "Había 100 parejas bailando alrededor del escenario. Estamos buscando un público que nos dé garantías de seriedad, de respeto, y estaba lleno de familias", agregó Pérez Amigo. Con asombro contó que las dos mesas con personas bilingües destinadas a los turistas recibieron más de 150 consultas.

El presupuesto para la realización de los corsos creció de $ 300.000 en 2003 a 950.000 para este año. Además, se restituyeron en la ciudad los dos días no laborables correspondientes a las fechas de carnaval (el lunes 27 y el martes 28).

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?