Suscriptor digital

Murió el ex brigadier Orlando R. Agosti

Comandante: el menos cuestionado de los integrantes de la primera junta militar falleció anteayer, a los 73 años.
(0)
8 de octubre de 1997  

Luego de una larga internación, falleció anteayer, a los 73 años, el ex brigadier general Orlando Ramón Agosti, uno de los integrantes de la junta militar que el 24 de marzo de 1976 derrocó el gobierno de María Estela Martínez de Perón.

Agosti integró, junto con Jorge Rafael Videla y Emilio Eduardo Massera, la junta de comandantes que condujo los destinos del país en los años de mayor violencia de la historia argentina.

El 18 de diciembre de 1975 accedió al cargo de comandante general de la Fuerza Aérea, cargo que mantuvo mientras estuvo en el gobierno y hasta que pasó a retiro, el 26 de enero de 1979, cuando fue reemplazado por el brigadier general Omar Domingo Rubens Graffigna.

Nacido en la localidad bonaerense de San Andrés de Giles el 22 de agosto de 1924, estaba casado con Elba Esther Boccardo, con la que tuvo dos hijos.

Agosti fue detenido durante el gobierno radical de Raúl Alfonsín y condenado a tres años y nueve meses de prisión por la Cámara Federal, que lo encontró culpable de ocho casos de tormento en un centro de detención dependiente de la Fuerza Aérea durante la denominada "guerra sucia" contra la subversión.

La pena menor

Agosti estuvo preso en el penal militar de Magdalena un año más, pues pesaba sobre él una prisión preventiva por el delito de rebelión que investigaba la Justicia a raíz del golpe de Estado.

De los tres integrantes de la Junta, Agosti fue el que recibió la pena menor. Por ese motivo, no requirió del indulto presidencial firmado por Carlos Menem en diciembre de 1990, que benefició a Videla y a Massera, sobre quienes pesaba una condena a reclusión y prisión perpetua.

De la misma manera, fue el comandante menos cuestionado por los organismos defensores de los derechos humanos, ya que la participación de la fuerza que comandaba durante la denominada "guerra sucia" no fue tan importante como la del Ejército o la Armada.

Además, a diferencia de sus pares de las otras fuerzas, no demostraba tener aspiraciones políticas.

Ingresó en la Escuela de Aviación Militar en marzo de 1944 y egresó como alférez con el título de aviador militar en diciembre de 1947.

En octubre de 1962 fue nombrado secretario y asesor de la delegación militar argentina ante la Junta Interamericana de Defensa. Tres años después aprobó el curso superior de la Escuela de Comando y Estado Mayor.

Entre 1966 y 1971 fue destinado al Comando en Jefe de la Fuerza Aérea, se lo nombró segundo jefe de la I Brigada Aérea y también ocupó las jefaturas de las VII y II brigadas aéreas. Alcanzó la jerarquía de brigadier el 31 de diciembre de 1971.

También fue agregado aeronáutico en Estados Unidos y en Canadá. De regreso al país, en 1973, fue jefe del Estado Mayor del Comando de Material y presidente del Tribunal Ordinario de Honor de la Fuerza Aérea. Un año después fue designado comandante de Regiones Aéreas.

Ya con el cargo de comandante general de la Fuerza Aérea, ascendió a brigadier general el 1º de enero de 1976, poco más de dos meses antes del golpe militar.

Víctima de cáncer, estuvo internado el último mes en el Hospital Aeronáutico y murió anteayer, a las 2.30. Sus restos fueron inhumados el mismo lunes en el cementerio privado Jardín de Paz .

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?