Multitudinario acto en apoyo a Ibarra

Participaron figuras de la política, del deporte y del mundo artístico; también estuvieron presentes familiares de las víctimas; el suspendido jefe de gobierno reiteró las denuncias de golpe institucional
(0)
2 de marzo de 2006  • 20:30

El suspendido jefe de gobierno porteño, Aníbal Ibarra, encabezó en la Plaza de Mayo el acto en respaldo a su gestión frente a una multitud de seguidores.

"Nunca me hubiera imaginado que a principios del siglo XXI iba a haber un golpe institucional en la Ciudad de Buenos Aires", dijo Ibarra frente a una multitud que él mismo calculó en 40 mil personas.

Antes, había liderado una marcha que partió desde Avenida de Mayo y Lima, en la que lo acompañaron los políticos Ricardo Alfonsín, Vilma Ibarra y Graciela Ocaña; familiares de víctimas de Cromagnon; los actores Horacio Fontova y Onofre Lovero y Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora.

"Todos siempre estuvimos del lado de las víctimas", dijo Ibarra, "pero rechazamos la manipulación del dolor. Los accidentes y las tragedias no se politizan, se investigan".

Hemos perdido mucho tiempo, lo tenemos que recuperar. Lo vamos a recuperar sin rencor, sin revancha, entre todos, porque, cuando ocurre un drama, la sociedad exige que estemos juntos oficialismo y oposición, para mejorar lo que haya que mejorar", señaló Ibarra.

"Acá no puede haber vencedores ni vencidos", continuó.

No. El acto tuvo lugar cuatro días antes de que la Sala Juzgadora de la Legislatura dicte la sentencia en el juicio político que le sustancia por su presunta responsabilidad en la tragedia de Cromagnon.

Previo al discurso de Ibarra, Estela de Carloto, presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo había dado por iniciado el acto.

Más de un centenar de personalidades de la cultura, los derechos humanos, el deporte, la política y de organizaciones sociales y algunos familiares de las víctimas de Cromagnon estuvieron presentes y acercaron su respaldo al escenario que fue colocado en el sector de la plaza que da a la Avenida de Mayo (entre el Cabildo y la Jefatura de Gobierno).

Con el Himno Nacional finalizó la convocatoria, y minutos antes de las 20.30 ya contaba con pocos manifestantes en la Plaza.

La convocatoria se hace 48 horas después de los alegatos en el juicio que lleva adelante la Sala Juzgadora.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios