Suscriptor digital

Cartas de lectores

Asueto por Carnaval. "Puerto Castells". Secuestros de coches. Educación artística. Banderas en colegios. Lenguaje. Ciudad vallada. Plazas y perros. El sueño y los accidentes. Ninguna promoción
(0)
4 de marzo de 2006  

Asueto por Carnaval

Señor Director:

"En la Universidad Nacional de Córdoba y en 1968, el último examen de mi carrera de Medicina finalizó con un cálido «Felicitaciones, doctor», por parte de la mesa examinadora.

"El lunes 27 de febrero, a las 8.30, concurrí al Hospital de Clínicas donde funciona una cátedra de Clínica Médica de la Facultad de Medicina de la UBA para acompañar a un joven estudiante que daba su última materia. Un escueto comunicado pegado en la puerta del lugar de examen informaba que éste se difería para el viernes 3 de marzo «por el asueto de Carnaval». Supongo que igual suerte pueden haber padecido las cirugías programadas en ese hospital para los días 27 y 28.

"Me pregunto si nuestra sociedad puede despilfarrar así recursos humanos y materiales, amén de no considerar las emociones puestas en juego frente a la inminencia de un examen o de una cirugía. Y estimo que muy pocos de los habitantes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires supieron de este asueto con antecedencia. Creo que mi experiencia de 1968 fue un digno ejemplo de la relación profesor-alumno y, sin duda, una influencia de peso en la relación basada en la dignidad y respeto hacia el prójimo que posteriormente fui desarrollando hacia mis pacientes."

César A. Ríos

LE 5.948.983

Arcos 1102, Capital

"Puerto Castells"

Señor Director:

"Quería referirme al tema del «comedor comunitario» por inaugurarse el 9 de marzo próximo con el señor Castells a la cabeza.

"La realidad del hambre no está circunscripta solamente a la ciudad de Buenos Aires y, en especial, la zona de Puerto Madero. Esto es totalmente político y promocional. El hambre está en Capital y Buenos Aires porque se aglomera mucha cantidad de gente. El hambre y la desocupación no son temas turísticos.

"Los turistas realizan viajes por el país de Norte a Sur y, gracias a Dios no están tan informados del tema de la inseguridad diaria, latente y persistente salvo que, desgraciadamente, les toque. Ellos vienen a disfrutar, a ver lindos lugares, como cualquiera de nosotros cuando viaja.

"Además, hay muchas personas que silenciosamente colaboran, sin necesidad de tanto «carnaval», que terminó el martes pasado."

Susan Czarnik Martínez

susanczarnik@uolsinectis.com.ar

Secuestros de coches

Señor Director:

"Siempre creí que todo acreedor debía hacer valer sus derechos a través de los tribunales de justicia y que éstos eran el medio idóneo para efectivizar a favor éste, el cobro de una deuda. Hoy veo que no. El innovador y creativo Montoya nos lo demuestra, requisando un automóvil, cuyo propietario adeudaba una importante suma en concepto de patentes. El procedimiento fue «manu militari» y el automóvil quedó depositado en un garaje fiscal.

"Reitero, siempre creí que el Estado y los particulares debían recurrir a la Justicia, hoy veo que no es así. Le pregunto al innovador Montoya: si un señor le debe al sastre algunas cuotas por la confección de un traje, ¿podría quedar en paños menores en plena calle? Siguiendo la razón de esta lógica, la respuesta es afirmativa.

"Así pues, a cuidarse y a usar ropa interior de abrigo."

Jorge Carlos Ales

Ministro Plenipotenciario

jorgeales20@hotmail.com

Educación artística

Señor Director:

"El problema de la enseñanza artística se originó durante la presidencia del doctor Menem, mediante el decreto de necesidad y urgencia N° 1404/96, por el cual se cerraron escuelas y conservatorios donde se formaban artistas y profesores.

"La Escuela Nacional de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón se vio obligada a abandonar un proyecto de enseñanza que mantuvo por cien años. Sostener por tanto tiempo un proyecto de este tipo en la Argentina no es moco de pavo. Los que tuvimos la suerte de formarnos en ella le estamos enormemente agradecidos y, los que, como yo, además sufrimos su desintegración no podemos dejar de preguntarnos por el futuro de la enseñanza artística en nuestro país tan ligado a la enseñanza técnica. El Curso de Complementación Curricular para convertirnos en profesores de Artes aportó poco.

"¿Existe alguien con la lucidez suficiente para entender que el arte es importante en la formación de nuestros jóvenes?"

Matilde de Abelleyra

Prof. Nac. de Escultura de

la Esc. Nac. de Bellas Artes

Prilidiano Pueyrredón

Alem 215, San Isidro (Bs. As.)

Banderas en colegios

Señor Director:

"De acuerdo con una evaluación realizada por la Dirección General de Escuelas, estarían faltando aproximadamente 1500 banderas de ceremonia para las escuelas secundarias bonaerenses. Independientemente de que deberían efectuarse controles para verificar cuáles son las necesidades dentro de todo el territorio argentino, soy de opinión que, en ningún colegio de nuestra patria, tanto primario como secundario, debería faltar la enseña celeste y blanca para ceremonias.

"También en estos lugares siempre debería estar presente la bandera del mástil, la cual nos llena de orgullo cuando flamea esplendorosa y acompañando a cada movimiento de cada una de ellas, las distintas marchas que hacen al acervo nacional. Nuestro país tiene la suerte de contar con innumerables empresas, las cuales en todas las situaciones de emergencia que debimos atravesar, o en necesidades sustanciales y reales, como es el caso, han sabido siempre ser solidarias. Estoy seguro de que si recurrimos a ellas, ya sea, por requerimientos puntuales a nivel provincial y partidos del conurbano bonaerense y, además por medio de campañas publicitarias televisivas, radiales y periodísticas, lograríamos que muchos benefactores dijesen presente.

"De esta forma y no de otra, nuestros niños, la generación que dentro de muy poco tendrá en sus manos el porvenir de la Argentina, podrán tener muy claro el sentido de Nación y de sus símbolos patrios y cuando les llegue el momento defenderán sus intereses con toda entereza."

Juan Carlos Fco. Fernández

jcf_fernandez@tutopia.com

Lenguaje

Señor Director:

"Me interesó mucho la nota del señor Silvio Maresca sobre el lenguaje. Pero me parece exagerado su rechazo a lo que llama «mutilación de los términos», tanto en cuanto a nombres propios («Vero» por Verónica), como a los comunes («uni» por universidad).

"No me considero un «apóstol del cambio por el cambio mismo». Por el contrario, esas «mutilaciones» nos acompañan, por lo menos, desde los tiempos de nuestros abuelos. No puedo creer que el señor Maresca piense que decir «Ale» por Alejandro sea una costumbre moderna. ¿Y qué decir de Tito, Beto o Nico?

"Lo mismo vale para muchos sustantivos comunes. Seguramente, decir «compu» por computadora es una costumbre nueva, porque la palabra computadora se ha incorporado al lenguaje común sólo en las últimas décadas. Pero desde hace mucho decimos «moto» por motocicleta, «auto» por automóvil o «cine» por cinematógrafo. No parece que el lenguaje se empobrezca por eso."

Claudio H. Sánchez

DNI 12.780.706

clasanchez@mpediciones.com

Ciudad vallada

Señor Director:

"Los vecinos y los que trabajan en las cercanías de la Legislatura porteña volvemos a estar condenados a sufrir los inconvenientes que provoca la colocación de los vallados alrededor del edificio. Tránsito congestionado, bocinazos, desvíos. Todo para proteger a un funcionario público acusado de mal desempeño de sus funciones.

"De todas maneras ya es habitual ver varios edificios vallados permanentemente: el PAMI, la Jefatura de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Congreso de la Nación, bancos. Pero lo que más duele y molesta ver es a la Plaza de Mayo partida al medio por estos infames vallados, a lo cual hay que sumar últimamente todo el perímetro de la plaza Colón.

"Los gobernantes y funcionarios no deberían estar tan protegidos si hicieran las cosas como corresponde."

Javier Vila Sánchez

DNI 13.417.977

chino_vila@ciudad.com.ar

Plazas y perros

Señor Director:

"Queridos ciudadanos y/o habitantes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el motivo de mi carta es para contarles que el otro día estaba paseando con mi hija y marido por el parque Rivadavia, cuando vi a un señor, que tenía dificultades físicas (se encontraba con un bastón) y estaba levantando las deyecciones caninas de su perro con una bolsita blanca de supermercado.

"La verdad es que me parece admirable ya que el señor, con su problema y todo, pudo hacer lo que la mayoría de los dueños de las mascotas, que son sanos, no pueden realizar. Ojalá éste sea un ejemplo para todos nosotros, para una ciudad limpia, porque con dicha ciudad tan deseada, mejoramos nuestras actitudes y educación para nuestros hijos y demás."

Mariel Mirenzi

mmirenzi@yahoo.com.ar

El sueño y los accidentes

Señor Director:

"En la nota publicada el domingo último sobre el problema de los accidentes de tránsito en nuestro país, no se ha mencionado un factor de gran relevancia en la seguridad vial: la carencia de sueño. Investigaciones realizadas en nuestro medio han demostrado que el 65 por ciento de la población refirió haber experimentado trastornos del sueño en los últimos doce meses. El 40 por ciento de estos trastornos fueron identificados como moderados a graves y, ante la pregunta sobre las horas efectivamente dormidas y las deseadas, se descubrió una brecha de sueño de unas dos horas.

"Estos datos son similares a los reportados por otras encuestas realizadas en Estados Unidos, las que, además, permitieron demostrar que en los últimos cuarenta años la sociedad ha perdido un 25 por ciento de sus horas de sueño. Estar despierto durante 17 horas, algo bastante habitual en nuestra sociedad, nos expone a sufrir los mismos riesgos al volante como si hubiésemos consumido una cantidad de alcohol similar al límite máximo permitido para conducir un automóvil.

"Un estudio realizado en nuestro país entre conductores de larga distancia reveló que los intervalos de manejo triplicaban a las horas de sueño. El 8 por ciento de los encuestados refirió haber sufrido accidentes por somnolencia, mientras que el 36 por ciento manifestó haber estado cerca de sufrirlos. Las alteraciones del sueño, tanto las originadas como consecuencia de obligaciones laborales como las dependientes de hábitos sociales o aquellas secundarias a enfermedades que perturben la calidad del sueño, deben ocupar un espacio en la agenda pública sobre seguridad vial."

Dr. Daniel Pérez Chada

dperez@cas.austral.edu.ar

Dr. Daniel Cardinali

dcardinali@fmed.uba.ar

Ninguna promoción

Señor Director:

"La empresa Telefónica de Argentina SA ofrece a sus clientes promociones de Internet 2MG por 48 pesos finales, suma que es facturada por Advance Speedy, pero luego, en la factura de teléfono aparecen 79,99 pesos en concepto de Internet, lo cual no es informado por la promotora y hace que la «oferta» sea de 128 pesos.

"Los posteriores reclamos cayeron en saco roto. La esmerada atención cuando se contrata el servicio de- saparece, con la consiguiente pérdida de tiempo por las innumerables gestiones. Admiten un error, eso sí, pero no es solucionado por dos firmas que, ante el problema, parecen dejar de pertenecer a una misma compañía."

Viviana Amitrano

DNI 12.080.641

Rivadavia 3991, Capital

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?