LÉ Eithne, un buque de guerra en son de paz

Es el primer barco de la armada irlandesa que visita la Argentina; su objetivo es realzar los vínculos
(0)
6 de marzo de 2006  

Como todo buque de guerra, la primera impresión que se tiene es intimidante, pero cuando se lo conoce por dentro, todo cambia: la sala de operaciones está llena de muñecos de peluche que sus tripulantes regalan a los niños que visitan en los hospitales de cada país como un símbolo de alegría y esperanza. La corbeta LÉ Eithne es el buque escuela de la armada irlandesa y el primer barco militar de ese país que visita la Argentina.

Desde el miércoles último está amarrada en el Apostadero Naval, junto la corbeta ARA Robinson de la Armada Argentina, que le sirvió de escolta protocolar a su llegada al país. Los motivos de la visita de este buque de 81 metros de eslora son realzar la amistad, la solidaridad y destacar su historia, según precisó Derek Lambe, representante de la embajada de Irlanda en nuestro país.

"Fuimos invitados por el gobierno argentino", dijo a LA NACION el comandante, Mark Mellett, en una charla a bordo del buque que dirige, durante un viaje de 23 horas que lo trajo de Mar del Plata a Buenos Aires.

"El principal propósito de nuestra visita es responder a esa invitación, pero también deseamos tender un puente comercial y cultural entre Irlanda y Argentina", explicó Mellett.

Los lazos de unión entre ambas naciones son históricos, en especial por valioso aporte del almirante Guillermo Brown, creador de la primera escuadra naval criolla.

La confraternidad se ha cimentado también con la serie de visitas de los buques escuela argentinos como la fragata Sarmiento, primero, y de la fragata Libertad, después, a puertos irlandeses.

En la actualidad, una de las personas que más se han dedicado a recordar al almirante Brown y a fortalecer, a través de su figura, el vínculo entre ambos países es John J. O´Hara, presidente del Foxford Admiral Brown Society.

"Es una gran emoción poder participar en todo esto", dijo O´Hara, que además de colaborar en la organización de este proyecto se encargó de recolectar bienes y un generador de energía para una escuela en la ribera del río Paraná, que precisamente lleva el nombre del Almirante Brown.

"Vamos a formar parte de las celebraciones en honor a Brown", comentó el capitán. Para él y para O´Hara, el homenaje que se realizó el viernes último en conmemoración del 149° aniversario del fallecimiento del padre de la marina argentina es doblemente emocionante, ya que ambos son oriundos de Foxford, en el condado de Meyer.

Al realizar un recorrido por el interior de la corbeta, construida en 1984, la oficial de navegación Patrizia Butle, una de las siete mujeres que forman parte de la tripulación de 75 miembros, explicó el funcionamiento del buque a LA NACION y a representantes de la embajada de Irlanda que viajaban a bordo de Mar del Plata a Buenos Aires.

Uno de los puntos más curiosos del recorrido fue el momento de echar un vistazo a la sala de operaciones, momentáneamente invadida por ositos y muñecos de peluche, con grandes auriculares y varias cajas de juguetes para repartir a niños enfermos.

"Vamos a visitar hospitales. No es nuestro trabajo, ya que nuestra principal tarea en Irlanda consiste en realizar patrullaje en zonas pesqueras, pero cuando recibimos la invitación para venir a la Argentina pensamos: «¿Por qué no?»", confesó el comandante del barco.

Mellett agregó: "Por otra parte, el viaje nos permitirá realizar ejercicios de práctica que no podemos hacer en nuestras costas".

Apoyo profesional

Algo que se suma a la lista de actividades atípicas que viene a realizar esta embarcación, que a su vez constituye una de las ocho que forman la armada irlandesa: un grupo de electricistas y carpinteros compartirán su tiempo con ONG en la Argentina para ofrecer su apoyo profesional y técnico. Se trata de un servicio no convencional, como lo define el capitán.

Hasta ahora, LÉ Eithne viajó desde Irlanda a la Argentina durante tres semanas, con una parada en Tenerife para cargar combustible. El buque llegó a Mar del Plata hace nueve días. Allí se realizaron actos en los que participó el embajador de Irlanda en nuestro país, Martin O´Fainin.

"Nosotros no tenemos una banda oficial, pero varios tripulantes tocan instrumentos y cantan", dijo el comandante a LA NACION. En el tramo de Mar del Plata a Buenos Aires, la embarcación irlandesa fue acompañada por la corbeta argentina y juntas navegaron hasta el puerto de Buenos Aires.

El buque escuela de la armada irlandesa tiene prevista su permanencia en el país hasta mañana, para luego zarpar hacia Montevideo y Río de Janeiro. Hoy, tanto la corbeta LE Eithne como la corbeta ARA Robinson pueden ser visitadas, con entrada gratis, en el horario de 17 a 21.

Durante su estadía en Buenos Aires, además de participar en los actos protocolares en memoria del almirante Brown, que tuvieron lugar el viernes último, miembros de la tripulación realizarán visitas a los hospitales infantiles Ricardo Gutiérrez y Juan P. Garrahan y luego recibirán a niños de esos hospitales a bordo del buque escuela.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?