Estiman fuertes pérdidas por la restricción de las exportaciones

Las ventas al exterior caerían en 280.000 toneladas, unos US$ 585 millones, según cálculos de la Sociedad Rural; Rusia e Israel son algunos de los mercados que quedarán comprometidos; dirigentes rurales afirmaron a LANACION.com que analizan recurrir a la Justicia
(0)
9 de marzo de 2006  • 19:20

La Sociedad Rural Argentina (SRA) emitió esta tarde un duro comunicado en el que rechaza la suspensión por seis meses de las exportaciones de carne, que estima generarán pérdidas por US$ 585 millones de dólares.

“A esto hay que sumarle la destrucción de imagen de nuestro país como un productor y exportador previsible y confiable, cuyo daño es incalculable. Esta medida traerá aparejada además la quiebra de varios frigoríficos y una destrucción de empleo de miles de puestos de trabajo”, según destaca el comunicado de la SRA.

Según la entidad que preside Luciano Miguens, iniciativas como la adoptada ayer por el gobierno nacional “son de corto plazo y no resuelven el problema de fondo; el problema de fondo, es decir, la escasez de ganado vacuno, se resuelve mediante incentivos a la producción ganadera”.

Al respecto, y sin presentarlo como una propuesta concreta, el comunicado dice que hay medidas “menos destructivas”, “más eficientes” y “más efectivas” para controlar los precios de la carne que la restricción de exportaciones: “De cada peso que un consumidor gasta en la compra de carne, 30 centavos, es decir, un 30 %, corresponden a impuestos, tales como IVA (tributo regresivo), nacional, e ingresos brutos, provincial, y tasa de abasto y tasa de seguridad e higiene, ambos municipales”.

Se trata, en rigor, de la primer alternativa presentada por la producción a la suspensión de exportaciones. No obstante, y más allá de las propuestas que puedan elevarse, en el sector ya están evaluando medidas en represalía a la decisión que ayer adoptó el presidente Néstor Kirchner.

Amparo. "Creemos que es inconstitucional prohibir la exportación de carne, por lo que vamos a presentar un amparo a la Justicia." Con estas palabras, Alberto García Llorente, prosecretario de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), explicó a LANACION.com cuál será el rumbo que tomarán los productores para eludir la drástica medida que tomó ayer el Gobierno.

Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) evalúa seguir el mismo camino, según dijo su presidente Mario Llambías: "Estamos analizando esa alternativa con los asesores legales de CRA, y si lo ven como una posibilidad y es válido, lo haremos".

En adición a esto, Llambías dijo a LANACION.com que las distintas asociaciones que agrupan a los productores evalúan presentar una posición unificada "desde el punto de vista técnico y político". Desde la Rural aclararon que el comunicado expresa sólo la voz de la entidad que preside Miguens.

Mercados en riesgo. Según la Sociedad Rural, Rusia –el principal mercado de exportación para el país-, Israel, Italia, Reino Unido, Países Bajos, Argelia, España y Ucrania son los principales mercados que quedarán comprometidos, “algunos de ellos de manera irrecuperable”, indica el comunicado.

“Se prevé que Brasil logrará resolver su actual brote de aftosa en seis meses y que buscará ganar algunos de los mercados perdidos por la Argentina, como Rusia y Chile. Se calcula que, en el mejor de los casos, la recuperación de los mercados perdidos demandará como mínimo un año y medio.”

Malestar. La suspensión por 180 días de las exportaciones de carne cayó mal en la producción y así lo hizo saber García Llorente: "No hay desabastecimiento de producto, sino un aumento de precio por cuestiones estacionales. Suspender las exportaciones es un error tremendo por dos motivos: por la pérdida de puestos de trabajo en los frigoríficos y porque el novillo que se exporta no es el que el consumidor está acostumbrado a comprar".

"Si comes pollo, no te vas a comer una gallina, lo mismo pasa con el novillo de exportación", dijo García Llorente. Según estimó el dirigente rural, el precio de la carne va a seguir firme porque "nunca en el país el precio de la carne fue para atrás y toda la línea cárnica ya absorbió el aumento de la media res".

¿Cuál es, entonces, para los productores, el motivo de esta medida?, fue la pregunta de rigor. "Esto busca poner de rodillas a toda la cadena cárnica ante la Casa Rosada. Esta medida no va a tener más de una semana de duración, o por vía judicial o por la realidad, no va a tener ningún tipo de duración", respondió.

"Estan complicando la inversión, atacando la seguridad jurídica de las empresas y creo que el problema del costo de la carne lo tienen que buscar en la secretaría de Agricultura. Ha habido una serie de errores -el límite a la faena y el aumento de las retenciones- y las consecuencias las estamos viendo", concluyó Llambías.

Un hecho será crucial que determinará en gran parte cómo sigue la situación de ahora en más: la publicación de la resolución en el Boletín Oficial, que implementará la suspensión de los envíos al exterior de carne y despejará la incertidumbre acerca de la "letra chica" de la iniciativa.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios