Suscriptor digital

Aumentan el mínimo no imponible en Ganancias

Sube 43% para empleados con familia tipo, 31% para los solteros y 20% para los autónomos
(0)
16 de marzo de 2006  

El Gobierno anunció ayer una suba en el mínimo no imponible del impuesto a las ganancias que beneficiará a unas 500.000 personas, con especial énfasis en los trabajadores casados y con hijos. A cambio, dejará de recaudar $ 1500 millones anuales para las arcas públicas. La medida se dio a conocer 36 días después de la muerte del policía Jorge Sayago en Santa Cruz, durante la protesta de los trabajadores petroleros que reclamaban este beneficio fiscal, hecho que ayer también provocó la renuncia del gobernador Sergio Acevedo (de lo que se informa en la sección Política).

Según informó por la mañana en la Casa de Gobierno la ministra de Economía, Felisa Miceli, "se ha puesto énfasis especialmente en incrementar en mayor medida los mínimos no imponibles para los trabajadores con cargas de familia, los casados". Acompañada por su par de Trabajo, Carlos Tomada, y por la conducción de la Confederación General del Trabajo (CGT), que encabeza Hugo Moyano, Miceli destacó que el esfuerzo fiscal que se realiza "pondera especialmente la situación de las familias argentinas".

La próxima medida tributaria que adoptará el Gobierno será la suba del piso del impuesto a los bienes personales, de $ 102.300 a $ 200.000, otra de las exigencias de la CGT votadas por el Congreso Nacional a fines de diciembre pasado en la ley de presupuesto 2006.

Moyano dijo en la conferencia que "éste era un reclamo muy fuerte que se venía dando en muchos sectores de los trabajadores. Este pedido que hoy se concreta había sido realizado por la CGT hace alrededor de 8 meses. Después de varias discusiones y análisis, y como bien señaló la señora ministra, se ha llegado a la conclusión que se nos ha puesto en conocimiento", comentó el líder camionero.

A su lado, Miceli agregó que "es un esfuerzo muy importante que se hace en materia fiscal, pero justamente se hace en el convencimiento de que el sector trabajador necesita mejorar su salario de bolsillo". Sin embargo, la modificación tributaria sólo beneficiará al 10% de los ocupados con mayor poder adquisitivo de la sociedad.

La reforma regirá desde abril próximo, aunque como se trata de un impuesto de carácter anual como es Ganancias, en mayo se devolverán a los empleados los descuentos efectuados desde principios de este año.

Para los autónomos, esta devolución se concretará el año próximo, cuando se efectúe la liquidación del presente ejercicio fiscal. Los cambios, que están contenidos en un decreto que podría publicarse mañana, son los siguientes:

  • El mínimo no imponible para los trabajadores en relación de dependencia casados y con dos hijos se eleva de 2235 a 3200 pesos mensuales, un aumento equivalente al 43 por ciento.
  • Para los solteros en relación de dependencia se incrementa de 1835 a 2400 pesos, un 31 por ciento más.
  • En el caso de los autónomos, los incrementos, del 20%, son los siguientes: se pasa de un mínimo de 1235 a 1800 pesos en el caso de los casados y de 835 a 1000 pesos en el de los solteros.
  • Estos cambios se producen porque la deducción por ganancias no imponibles sube de $ 4020 a $ 6000 anuales, se duplican las deducciones por cargas de familia, que pasan de 2400 a 4800 pesos al año por cónyuge y de 1200 a 2400 pesos anuales por cada hijo menor de 24 años o discapacitado, y se aumenta el monto de la deducción especial, de 18.000 a 22.800 pesos al año.
  • Se sube el piso desde el cual comienzan a reducirse las deducciones especiales en Ganancias, de 39.000 a 45.500 pesos al año. A partir de esta cifra, la tabla creada en 2000 durante el gobierno de la Alianza no se modifica. Así, quienes ganan hasta 45.500 anuales pueden aplicar el 100% de las deducciones, porcentaje que se reduce hasta quedar eliminadas en los 221.000 anuales. Aquellas personas que reciben un ingreso anual superior a esta última cifra son los únicos que no recibirán ninguna compensación.
  • De este modo, según Miceli, se beneficiará a 400.000 empleados en relación de dependencia (sobre un total de 800.000 que pagan Ganancias) y a unos 100.000 autónomos (sobre 450.000 que aportan).

    La decisión, se aclaró en el Palacio de Hacienda, fue adoptada por el presidente Néstor Kirchner, que descartó alternativas como subir más el mínimo o sólo ampliar las deducciones especiales, entre una decena de opciones que se le presentaron hace aproximadamente un mes.

    Calificadas fuentes del Palacio de Hacienda indicaron a LA NACION que todavía no se había definido ninguna medida que pueda reemplazar la rebaja de recursos esperada, aunque no descartaron que deba adoptarse alguna reducción del gasto público para evitar una brusca caída del superávit fiscal, un factor que el Gobierno considera clave en el actual modelo de crecimiento económico.

    Mayor consumo

    En ese sentido, fuentes de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) admitieron que si bien esta medida originará un aumento del consumo y, por lo tanto, una suba de la recaudación del IVA, la compensación para el fisco sería de unos $ 300 millones, frente a una pérdida segura de 1500 millones.

    Cabe recordar que la recaudación total por el impuesto a las ganancias de personas físicas ascendió el año pasado a 9000 millones de pesos.

    ADEMÁS
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?