El Inder, una depuración que costó 1070 millones

Esa es la deuda que acumula el ente de reaseguros, que ya desapareció para dar lugar a la apertura del mercado.
(0)
21 de octubre de 1997  

El proceso de liquidación del Instituto Nacional de Reaseguros (Inder), que comenzó en 1992, llegará a su fin marzo de 1998, aseguró a La Nación el titular de ese organismo, Daniel Di Nucci.

La deuda total que acumula el ente, que depende del Ministerio de Economía, asciende a 1070 millones de pesos, según un informe del propio Inder.

El pasivo se cancelará a través de un crédito otorgado por el Palacio de Hacienda, por $ 850 millones, y en los $ 220 millones restantes en efectivo a través de los bancos, informó Di Nucci.

"Entre 1990 y 1991 se produce una apertura del 40% del mercado reasegurador, que estaba en manos del Estado", explicó el funcionario responsable de la liquidación del organismo.

"En ese entonces había casi trescientas compañías de seguros en relación con el Inder. La reducción de la cifra a menos de la mitad indica que el organismo desempeñaba un papel protector y que su desaparición echó luz sobre las irregularidades del mercado", señaló Di Nucci.

La suspensión de la contratación de nuevos reaseguros por parte del organismo se decretó en 1992. Ese año se creó un impuesto del 8,5 % a las primas de seguros para solventar el pasivo del Inder.

La ley de presupuesto para 1997 destinó tal gravamen a Rentas Generales y dispuso que el Ministerio de Economía ponga en práctica un instrumento de pago.

También se estableció un plazo de ocho años para cancelar la deuda, con una tasa del 6% anual, amortizable semestralmente.

El principio del fin

Por el proceso de liquidación que se inició en 1992, los contratos que existían entre las compañías y el Inder seguían su curso hasta que se resolvían.

"De esta forma, el Estado no podía hacer un previsión de la deuda total. Por eso, desde fines de noviembre de 1996 se instrumenta una política de cut of o plan de corte de responsabilidad", comentó Di Nucci.

Desde entonces el importe neto percibido por las aseguradoras fue de $150 millones. Los saldos a favor del Inder alcanzaron los $ 70 millones.

Planes

"Hace pocos meses ofrecimos al mercado un plan para terminar con los reclamos exigibles y las reservas de siniestros pendientes al 31 de marzo del actual."

La deuda con las aseguradoras locales en actividad asciende a $ 857 millones, de los cuales $197 millones se pagarán en efectivo y el resto, mediante un crédito otorgado por el Ministerio de Economía.

Para las aseguradoras locales en liquidación se destinarán $150 millones, y para los negocios realizados con el exterior alrededor de $ 40 millones.

Las cifras precisas se conocerán cuando termine el trabajo de auditoría, a cargo de la Sindicatura General de la Nación (Sigen) y de la Auditoría General de la Nación (AGN).

Juicios pendientes

La tramitación de la reserva de siniestros pendientes alcanza 16.000 juicios.

El 87,5 % de los casos incluye juicios por sumas inferiores a $ 50.000 e involucra el 16,5% de los montos. La manera de resolverlo será rápida y se realizará un trámite por auditoría de muestreo.

El 12,5 % de los casos incluye juicios por sumas superiores a los $ 50.000 e involucra el 83,5% de los montos. Para resolverlos se estudiará caso por caso.

De las deudas exigibles hemos pagado un anticipo, pero restan cien millones de pesos; de las deudas aún no exigibles de las reservas de siniestro pendientes, estimamos que restan $ 660 millones. Los intereses de la deuda alcanzan los noventa millones.

Otros conceptos que incluyen caución, comisión "cut-trrough", participación de utilidades y factor de corrección.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios