Suscriptor digital

Lanús descubrió al otro Colón y le ganó

(0)
23 de octubre de 1997  

SANTA FE.- Sobre la base de un juego más preciso, Lanús se impuso a Colón por 2 a 0 en el primer partido de una de las semifinales de la Copa Conmebol. El desquite se jugará el próximo miércoles, en Lanús, y el ganador de esta etapa enfrentará en la final a Universitario, de Perú, o Atlético Mineiro, de Brasil, que anoche, al cierre de esta edición, disputaban el primer encuentro, en Lima.

Sin precisión y sin una idea clara de lo que debía hacer, fundamentalmente en la mitad de la cancha, Colón fue una sombra de aquel equipo que se anotó en la nómina de los candidatos en el último torneo Clausura y en la anterior etapa de esta copa.

Cuando Lanús, en un comienzo timorato, se dio cuenta de las limitaciones de su rival, con el simple recurso de adelantarse unos metros en el terreno complicó a la defensa local. En una de esas llegadas, a los 39 minutos, Enría le ganó la posesión de la pelota a Saralegui, habilitó a Trimarchi (reemplazó a Ariel López, suspendido) que, con un tiro rasante de derecha, hizo llegar la pelota a la red.

Con el 1 a 0 en su favor, el equipo visitante controló el desarrollo hasta el final de la etapa. Colón se fue a los vestuarios con el compromiso tácito de regresar con otro espíritu de lucha.

En eso el conjunto de Olguín cumplió. Dominó y pudo empatar, pero su ceguera ofensiva se lo impidio y Lanús, de contraataque, con un toque preciso de Ibagaza, terminó con sus ilusiones.

Como un animal herido, empujado tal vez por la disconformidad de su público, Colón trató de dar vuelta las cosas, pero Lanús, con tranquilidad y un toque más preciso del balón, se las ingenió para buscar en cada contraataque la posibilidad de un tercer tanto. A pesar de que Christian Castillo levantó su nivel de juego, el perdedor no supo cómo llegar al gol y cayó justificadamente.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?