Suscriptor digital

Fidel Castro reta a Bush a probar su supuesta fortuna

El presidente cubano desacreditó a la revista Forbes, que en su último número le atribuyó una fortuna de 900 millones
(0)
16 de mayo de 2006  • 04:26

LA HABANA (EFE).- El presidente cubano, Fidel Castro, utilizó la artillería pesada para desacreditar a la revista Forbes y desafiar a Washington y a la CIA a probar la existencia de la supuesta fortuna que le atribuye la publicación.

"Les emplazo a que prueben esto que han dicho aquí", dijo Castro con un ejemplar de "Forbes" en la mano durante una comparecencia en un programa especial de la televisión local en el que estuvo acompañado por varios de sus ministros y altos cargos del Partido Comunista de Cuba.

En su último número, Forbes atribuyó a Castro cuentas en el extranjero y una supuesta fortuna personal de 900 millones de dólares, lo que le colocaba en el séptimo puesto entre los mandatarios más ricos del mundo.

"Si ellos prueban que yo tengo una cuenta en el exterior de 900 millones de dólares o de un dólar, yo renuncio ahora a todas las funciones que estoy desempeñando", afirmó Castro.

"Si lo prueban no hace falta que preparen más planes ni transiciones", insistió durante el programa especial, en el que estuvo acompañado, entre otros, por el presidente del Banco Central, Francisco Soberón, el ministro de Cultura, Abel Prieto, y el historiador de La Habana, Eusebio Leal, que se encargaron de desmontar la información de "Forbes" desde distintos enfoques.

Durante el programa, el líder cubano se refirió a la revista como un "libelo" y a su director como un "bandido" y consideró la información sobre su supuesta fortuna como una "basura" y una "calumnia" orquestada por el presidente de EE.UU., George W. Bush, y las agencias de espionaje estadounidenses para desacreditarle a él y a la revolución.

"Resulta tan ridículo atribuirme una fortuna de 900 millones de dólares. Una fortuna sin herederos", añadió Castro, quien se preguntó para qué querría el dinero ahora que está a punto de cumplir 80 años, si no lo quiso antes, cuando era más joven.

El presidente del Banco Central arremetió contra la información de Forbes desde el punto de vista económico, mientras el ministro Abel Prieto se ocupaba de enumerar una larga lista de casos de manipulación informativa entre la prensa internacional y Eusebio Leal recordaba el rosario de donaciones que Castro ha realizado al patrimonio cubano en sus casi cinco décadas de mandato

La información de la revista es un "infundio" que, según Soberón, responde a las "turbias acciones que las agencias de inteligencia del gobierno de EE.UU. desplegaron durante casi medio siglo con el pérfido objetivo de desacreditar" a Cuba y a su máximo dirigente, afirmó.

El presidente del Banco Central señaló al director de Forbes como un "incondicional colaborador" de la familia Bush y denunció que las fórmulas utilizadas por la revista para calcular la fortuna de Castro son "burdas y ridículas".

Además, insistió, en que en la centralizada economía cubana "es totalmente imposible" que un dirigente pueda disponer de cuentas personales en el exterior, y menos "un líder intachable" como Castro, dijo.

Según Eusebio Leal, Castro ha donado a museos, instituciones culturales y asilos cubanos cerca de 11.700 regalos que le hicieron personalidades de 133 países desde que asumió el poder, en enero de 1959.

Lapiceros, relojes, sables, armas de Damasco, colmillos de elefante, pieles de animales, joyas, tapices y alfombras son sólo una parte de las donaciones de Castro, según el recuento del historiador.

Biografía autorizada.

Además, el vicepresidente Carlos Lage, el canciller Felipe Pérez Roque y el escritor Ignacio Ramonet, que presentará en La Habana una biografía autorizada de Castro, se encontraban entre la lista de altos cargos del gobierno y el Partido Comunista que componían el público.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?