Falleció la actriz Aída Luz

Fue a causa de un paro cardíaco no traumático
(0)
25 de mayo de 2006  • 12:30

La actriz Aída Luz murió esta madrugada a los 89 años en una clínica del barrio porteño de La Paternal, a causa de un paro cardíaco no traumático.

La artista, que había debutado en el teatro en 1936, murió a las 3.30 en la Clínica Esperanza, confirmaron a LANACION.com fuentes del centro médico.

Su hermano, Jorge Luz, se encargó de realizar todos los trámites.

En tanto, fuentes del círculo íntimo de la actriz precisaron que, por decisión de sus familiares, no se realizará velorio y el sepelio tendrá lugar en el Panteón de Actores del Cementerio de Chacarita, mañana a las 11.

Antes de la inhumación de los restos se realizará un oficio religioso en la capilla de la necrópolis porteña.

Vida y obra

(Télam) Nacida en Buenos Aires el 10 de febrero de 1917 formó junto a su hermano una pareja paradigmática, que abordó como nadie el género de la comedia. Juntos participaron del elenco inicial del Teatro Caminito, bajo la dirección de Cecilio Madanes.

La actriz, que recibió el Premio Konex 1991, debutó como cantante en Radio La Nación en las primeras décadas del siglo pasado.

Poco tardó en pasar de los años heroicos de la radio a los escenarios porteños que la tuvieron como protagonista en obras como "Un tranvía llamado Deseo", "Mamá", "La voz de la Tórtola", "Flores de acero", "Hijos", "La mujer del año", "El patio de la morocha", "El inglés de los güesos", "La reina de la belleza" y "Mi bella dama", entre otras.

Tuvo también frecuentes participaciones en televisión, pero fue en el cine donde se destacó como una de nuestras actrices más dúctiles.

Su vasto recorrido cinematográfico se inició en la década del 30 con "Loco lindo" (1936). En los años 40 se inició la etapa de oro del cine argentino que abarcaría también los años 50. El mercado internacional ganado por las películas nacionales popularizó la figura de Aída Luz en films como "Los celos de Cándida" (1940) o "Cuando canta el corazón" (1941). En los´50 siguió siendo prolífica para la producción nacional y el rostro inconfundible de la artista se proyectó en varios films como "El último payador" (1950) y "Deshonra" (1952), por mencionar algunos. En la década del 60 continuó transitando la comedia y el drama con la misma eficacia.

Si bien en el último tiempo su aparición en la pantalla grande empezó a mermar aún así registró títulos como "En una playa junto al mar" y "Juguemos en el mundo" (ambas en 1971), "Gran Valor en la Facultad de Medicina" (1981) y "Gallito ciego" (2000). (Ver filmografía completa)

Premios y reconocimientos

Su talento tuvo un merecido reconocimiento con los numerosos premios que coronaron su carrera.

Fue galardonada, entre otros, con los premios: Martín Fierro, Premio ACE de Oro, San Gabriel, Estrella de Mar, Blanca Podestá, Cóndor de Oro, Trinidad Guevara, María Guerrero, Asociación de Cronistas Cinematográficos en dos oportunidades y recibió la Distinción de Honor del Festival de Cine de Mar del Plata a las actrices.

Manso y Luz, a la conquista de un reino (1999)

La Cinemateca festeja con films restaurados

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios