Suscriptor digital

Cartas de lectores

Servicio cívico. Feria del Libro. Countries. Sentido común. Pepino el 88. Hospital de Clínicas. Luis Abelardo Patti. Agradecimiento
(0)
26 de mayo de 2006  

Servicio cívico

Señor Director:

"En la tapa del diario LA NACION del 22 del actual, con el título «Capacitarán a jóvenes en cuarteles militares», se lee que el servicio cívico voluntario es un proyecto impulsado por el Congreso para capacitar en diferentes oficios, dentro de unidades militares, a jóvenes de 17 a 21 años en situación de riesgo social. Tal proyecto -expresa el artículo- es la primera expresión parlamentaria de la alianza que se teje entre kirchneristas y algunos radicales.

"En 2003, el diputado nacional (mc) José Luis Fernández Valoni presentó un proyecto de similares características denominado Servicio Social Sustitutorio, que, como se dice en la jerga parlamentaria, fue «cajoneado» con el lamentable argumento de que «no hay consenso para esto», cuando la realidad era que el legislador no pertenecía al partido entonces gobernante. Sin llegar a urdimbres como la señalada en el artículo de marras, me pregunto hasta qué punto las mezquindades políticas que postergan proyectos tan laudables como el expresado no constituyen una apología de la mediocridad."

Cnel. (R) Ing. Carlos Pereyra

carperey@fibertel.com.ar

Feria del Libro

Señor Director:

"Como estudiante de secundaria, quiero expresar la disconformidad que siento después de haberme enterado de que hubo censura en la Feria del Libro. No puedo entender qué es lo que se quiere lograr mediante esta medida. Libros con gran contenido histórico, como por ejemplo, «La otra parte de la verdad», de Nicolás Márquez, y «Un canto a la patria», de Arturo C. Larrabure, fueron censurados por el simple hecho de dar un mensaje distinto del que se ha impuesto en los últimos años. Con esto realmente no se logra nada, sino la reacción negativa de algún grupo, por mas pequeño que fuere. De esta manera, mi generación sólo se alimenta de una ideología y no le dan espacio para crear sus propios ideales.

"Al enterarme de esta noticia, decidí no ir a la feria. Más tarde supe que dentro de ella hubo stands sobre Fidel Castro y la asesina revolución cubana. ¿Con esto adónde quieren llegar? Censuran libros que ofrecen un gran aporte histórico, pero permiten los que hablan de uno de los mayores genocidas de la historia.

"Creo que mediante esta carta represento a una gran cantidad de jóvenes que están cansados de escuchar sólo «una campana»."

Matías María Tenaillon

DNI 34.179.379

Countries

Señor Director:

"Hay quienes dicen que los countries nacieron imitando los desarrollos urbanísticos organizados por instituciones sociales, deportivas y culturales, que tienen su sede en la ciudad, y que planificaron campos aptos para la actividad deportiva en contacto con la naturaleza, y además conformaron un área residencial optativa para que los socios disfruten del fin de semana y hoy como vivienda permanente.

"No hay ley regulatoria para las urbanizaciones modernas y tampoco hay normativas que armonicen los estatutos sociales y reglamentos de esas instituciones con el derecho de propiedad sobre parcelas del sector residencial. Los socios residentes terminan siendo en muchos casos víctimas de lo inesperado, del arbitrio y abuso de la autoridad de las comisiones directivas. A las asambleas constituidas por la masa societaria en la que los socios propietarios son un porcentaje mínimo no les queda otro remedio que aceptar resoluciones que los perjudican. Podrían afectarse sus áreas recreativas y deportivas, para promover un negocio inmobiliario, sin consulta a los socios residentes. Se incrementan irregularmente las expensas para solventar los gastos de la institución. Las escrituras suelen contener estipulaciones leoninas y los derechos de propiedad sobre el sector residencial, que en algunos casos los denominan inventivamente «servicios al socio», son vulnerados.

"Conocemos el caso de una institución en la que un directivo unilateralmente decide de modo arbitrario autorizar el retiro de un árbol de una parcela residencial, sin importarle las reglamentaciones forestales ni el respeto y eventual daño a los vecinos, además de ignorar la resolución de una subcomisión.

"Es todo un tema que, por supuesto, tampoco interesa a los legisladores, ni al Gobierno, y la oposición no puede hacer nada.

"Los socios residentes se ven obligados a aceptar las condiciones impuestas y, lamentablemente, no reclaman."

Horacio Colman Lerner

Escribano

info@colmanlerner.com.ar

Sentido común

Señor Director:

"Hace ya más de tres meses comenzaron las obras de remodelación de la calle Marcelo T. de Alvear esquina Florida. Nadie está en contra de que se realicen. Sin embargo, en este caso cualquier observador con sentido común pondría como mínimo en duda el proyecto, al parecer destinado a suavizar la curva que a esa altura hace M. T. de Alvear y crear una explanada en la calle Florida, entre otras relativas ventajas.

"Pero el tema es el enorme impacto negativo que esta obra produce en la vida de todos aquellos que trabajamos, vivimos o circulamos por la zona. Los trabajos avanzan además a un ritmo incomprensiblemente lento.

"Se encuentra restringida no sólo la circulación vehicular por M. T. de Alvear, sino también por la avenida Santa Fe, cuyos 5 carriles están reducidos a sólo uno y medio, lo que produce embotellamientos desde 9 de Julio hasta Maipú. Recorrer en automóvil esas tres cuadras, puede llevar 15 minutos. Los peatones tampoco se salvan: circular al mediodía por el único paso habilitado en la esquina de Florida y Alvear es casi una misión imposible.

"Hacen falta sentido común y una gestión de obra que incluya medidas concretas tendientes a minimizar el impacto ambiental y las molestias a los ciudadanos.

"No es pedir demasiado."

Gerardo Roemer

DNI 14.392.701

Pepino el 88

Señor Director:

"En su nota del 23/3 en LA NACION, sección 4, página 7, se hace referencia a la inauguración, por Jerónimo Podestá, de la sala de teatro que hoy conocemos como El Nacional.

"La evocación retrotrae mi memoria al viejo circo criollo del que era frecuente concurrente, llevado por una tía, en los antiguos pagos de Coronel Pringles, donde también, al final de cada función y con la gallardía y elegancia propia de la época, concluía la función con el pericón nacional.

"Todo un homenaje a quienes hicieron próspera la Nación, dejándonos profundamente arraigado en nuestros jóvenes años el sentido de pertenencia a la patria.

"De aquellos tiempos, recuerdo que entre número y número -lo que hoy sería hacer el aguante- aparecía en la pista un payaso con una gran escoba levantando tremenda polvareda, mientras cantaba algo así como "«no deja de ser basura lo que en el piso se barre, y por más que al aire suba, siempre basura será». Tomado en solfa y sin que «naides» se sienta ofendido, cualquier semejanza con nuestra triste realidad actual sería pura coincidencia.

"¿Podrá alguien sacarme de la duda y decirme si la autoría de esa letra corresponde a «Pepino el 88», uno de los hermanos Podestá (José)?"

Italo Argentino Staniscia

italos@bvconline.com.ar

Hospital de Clínicas

Señor Director:

"¿Qué clase de principios tiene el jefe de Ginecología del Hospital de Clínicas? Hace dos años, un grupo de los mejores médicos del área de Fertilidad del hospital inició un proyecto muy importante para realizar fecundación in vitro; estaba todo listo y en menos de dos meses empezaba a funcionar.

"El encargado de Fertilidad, excelente médico conocido por su responsabilidad, iniciativa y tesón, consiguió infinidad de donaciones y un presupuesto de la UBA.

"Se le prometió que dado el gran trabajo que estaba realizando y por su gran capacidad él iba a ser el encargado de manejar la fecundación in vitro.

"Pero el jefe de Ginecología tenía otros planes y, en silencio, nombró a otro médico, bajándolo al verdadero realizador del proyecto a la sección Fertilidad. Por supuesto, renunció tras semejante injusticia y detrás de él seis médicos más en solidaridad con su colega. ¿Nos vamos a seguir quedando de brazos cruzados frente a estos hechos?"

Bettina Culotta Borghi

DNI 21.786.892

Luis Abelardo Patti

Señor Director:

"Durante las elecciones legislativas de octubre pasado, al ingresar en el cuarto oscuro noté que la boleta del candidato al que yo quería votar no se encontraba entre las decenas que allí había.

"Salí y le comenté el hecho al presidente de mesa, con la frase aprendida en el secundario: «Faltan boletas». El presidente, quien sabía de qué boleta estaba hablando, me dijo que lamentablemente no las habían mandado desde el Correo Central y que nada podía hacer él al respecto, razón por la cual me sugirió que votara a otro candidato o lo hiciera en blanco.

"Mi acalorada reacción fue tal que obligué a que me buscaran boletas por todas las mesas vecinas, suspendiendo temporalmente la elección. De más está decir que los agravios que recibí por parte de mis compañeros de cola estuvieron a la orden del día. A la hora de comenzado el entredicho, se acercó una señora que se había enterado por una amiga de lo que estaba pasando, y me ofreció una boleta que había traído desde su casa, pudiendo así ejercer mi derecho cívico. Al contar lo sucedido a familiares y amigos me enteré de que muchos, que no querían perder tiempo, habían optado por alguna de las opciones que me ofreció el presidente de mesa.

"Hoy, a casi siete meses de las elecciones, me encuentro con que el candidato votado por mí y por otras 400.000 personas no puede ejercer el mandato que le otorgamos porque sus pares no lo consideran moralmente idóneo, violando claramente la Constitución y uno de sus pilares: la soberanía popular.

"Todo esto me hace suponer que desde octubre pasado el Gobierno tenía claramente decidido que el señor Patti no iba a ocupar ningún cargo electivo.

"Sumado a los casos del tránsfuga doctor Borocotó y la diputada Alarcón, la única conclusión posible es que la soberanía popular no existe, lo mismo que la división de poderes, y que nos encontramos sometidos a la voluntad del gobierno de turno y su grupo de obsecuentes."

Juan Martín Olivera

DNI 24.563.384

Agradecimiento

Señor Director:

"Gratitud: es la primera palabra que quiero expresar en esta carta, en la que deseo hacer público mi reconocimiento por la excelente atención recibida en el hospital Teodoro Alvarez.

"Allí debimos acudir en busca de atención médica para mi hermana, que vive en el interior, porque le habían detectado un tumor mamario avanzado. Fue en esa circunstancia de mucha angustia y preocupación cuando tuvimos la suerte de conocer al doctor Roberto Shuster, quien con suma pericia y celeridad nos indicó los pasos por seguir para combatir esa terrible enfermedad y luego él mismo, el 21 de abril último, le realizó una mastectomía radical.

"Ahora, después de superar ese trance tan difícil, cuando mi hermana se está recuperando bien, quiero dar gracias tanto al doctor Shuster como a los doctores Jorge Mustkat, Patricio Serviente, Sebastián Carreras y Cecilia Siligato, así por la idoneidad, eficiencia y dedicación en su labor médica, como así por la contención y comprensión demostradas tanto hacia mi hermana como hacia los familiares que la acompañamos.

"Llegue, asimismo, mi agradecimiento a las enfermeras del pabellón B y al personal auxiliar por su atenta dedicación. No hay duda de que las instituciones funcionan bien cuando la gente trabaja con amor. Muchas gracias."

Norma Nélida P. De Morey

norma.p@cabcbue.com.ar

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?