Gimnasia, en la hora más gloriosa de su historia

Venció a Libertad 84-80 y se consagró campeón de la Liga Nacional al imponerse en la serie final por 4-2
Miguel Romano
(0)
2 de junio de 2006  

COMODORO RIVADAVIA.– El ruidoso gimnasio Socios Fundadores estuvo anoche más ensordecedor que nunca. El fervor verde desbordó las tribunas y se trasladó a los jugadores de Gimnasia y Esgrima, que cumplieron el sueño de su vida: se consagraron en la Liga Nacional y coronaron al campeón más austral de la historia de la competencia.

La serie final terminó 4-2, luego del emotivo 84-80 de anoche, en un partido en el que la presión del público se hizo sentir en todo el juego.

Gimnasia estuvo al frente desde el principio, gracias a un arranque espectacular de Jervaughn Scales, que fue bien aprovechado con 10 puntos en cinco minutos. Enfrente, Libertad ,trató de hacer un planteo ordenado y sereno, apostando a llegar a una definición apretada.

Como Scales se cargó de faltas rápido (le sancionaron la tercera a los dos minutos del segundo cuarto), se produjo el ingreso de la figura de Gimnasia. Diego Romero, que llegó para reemplazar a Ruperto Herrera y en su primer y único partido de la temporada, tuvo un primer tiempo muy efectivo, con 11 puntos y apenas dos tiros libres errados.

Con Romero, los locales consiguieron una ventaja de 20-13 y a él le dedicó la primera gran ovación la hinchada. Ese cuarto finalizó 23-19, porque ya se vislumbraba que Robero López estaba en una buena noche.

López fue bien buscado por Ginóbili, que cuando se escapó de la presión de Cocha, buscó el juego interno y además metió tres triples seguidos.

Gimnasia siguió al frente del marcador con las penetraciones de Moldú y estiró la ventaja a los tres minutos del segundo cuarto (33-21), cuando aparecieron los triples (dos de Cocha y uno de Masieri), tras un primer cuarto flojo en ese rubro (1/6).

Libertad cambió su defensa a zona, porque le costaba mucho marcar el pick and roll de su rival frente al canasto. Con ese sistema logró un parcial de 8-3, pero fue insuficiente para la recuperación.

Gimnasia, gracias a una defensa muy agresiva, sacó 14 puntos (46-32), a un minuto y medio del final de la primera etapa. Con los 2,08 metros de Romero impidiendo tiros y doblajes de marca a López cada vez que recibía la pelota, neutralizó a Libertad. Así, disimuló su mala noche en los triples (4/14), que durante toda la serie fueron su principal arma ofensiva.

Al descanso se llegó 46-37 por un triple de Zago en el último tiro y más se acortó la diferencia en el arranque del tercer parcial, por un inspirado equipo de Libertad, que complicó las ofensivas rivales y consiguió dos triples de Cavaco y otro de Saglietti.

Y fue el parcial más cambiante del partido, porque Gimnasia reaccionó y sacó 17 de ventaja (63-46), hasta que volvió Cavaco con otra seguidilla de puntos (12 en total en ese parcial), que cerró el cuarto 65-61.

La emoción creció cuando en el último período Libertad se puso a un doble (65-63). Pero los nervios hicieron que la distancia se estirara y se acortara permanentemente. Un par de errores de manejo le permitieron puntos fáciles a Gimnasia, en contraataque, que con un parcial de 9-0 tomó otra vez 11 de diferencia (74-63).

Moldú fue muy valioso con 8 puntos en este período y Libertad pudo estar más cerca de no ser porque López falló cinco de seis tiros libres en los minutos finales. Pero Scales salió con cinco faltas y el local se debilitó en la zona pintada. Un triple de Benítez puso el partido 82-80 con 11 segundos por jugar. Pero Cocha aseguró el partido y el título para Gimnasia con dos tiros libres.

Fue justo que los dos últimos puntos los haga el Negro Cocha, un histórico de la Liga, nacido justamente en Comodoro Rivadavia, el hombre que consagró al campeón patagónico.

El partido se jugó en el gimnasio de los Socios Fundadores, arbitraron Pablo Estévez, Daniel Rodrigo y Fernando Sampietro y los equipos formaron así.

Gimnasia: Moldú, 19; Cocha, 14; Jones, 8; Masieri, 8, y Scales, 17 (fi); Festa, 6; Barberis, 0; Romero, 12; De los Santos, 0. DT: Fernando Duro.

Libertad: Ginóbili, 18; Saglietti, 7; Cavaco, 21; Roberto López, 22, y Jorge Benítez, 9 (fi); McDaniel, 0; Martín, 0, y Zago, 3. DT: Eduardo Cadillac.

  • Supo llegar al título desde muy abajo

    Es la 2a vez en la historia de la Liga que el cuarto clasificado en la temporada regular se consagra campeón. Antes lo había logrado Peñarol, de Mar del Plata, en 1994 (le ganó 4-1 a Independiente, de General Pico).
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios