Se reabrió un caso contra Carlos Bastos

Se investiga si se enriqueció ilícitamente
(0)
14 de junio de 2006  

La Justicia continuará investigando si el ex funcionario Carlos Bastos se enriqueció en forma ilícita durante su paso por el gobierno de Carlos Menem; la Cámara Federal porteña resolvió reabrir una causa que había sido cerrada por el juez Sergio Torres.

El argumento central del fallo de la Sala I del tribunal es que el cobro de sobresueldos provenientes de fondos reservados no es justificativo válido para el incremento patrimonial, dado que esa práctica aún no fue convalidada por la Justicia.

Ante el juez Torres, el ex funcionario admitió la percepción de ese dinero. En el expediente se analiza la situación de Bastos y de otras ocho personas de su círculo íntimo, a los que se investiga como posibles testaferros del ex funcionario.

Para los camaristas Gabriel Cavallo, Horacio Vigliani y Eduardo Freiler, la decisión de Torres fue prematura. Fuentes judiciales explicaron que los fondos reservados no sirven para justificar incremento patrimonial porque todavía no está determinado que percibirlos haya sido legal.

Al intentar justificar el origen de su patrimonio, Bastos dijo que había cobrado más de 43.000 pesos en concepto de sobresueldos durante su primera gestión, pero la investigación le atribuye un supuesto aumento de bienes por 1.200.000 pesos, según denunció la Oficina Anticorrupción al solicitar su declaración como sospechoso.

La causa contra Carlos Bastos es una consecuencia de una serie de investigaciones que se abrieron luego de la que la ex funcionaria menemista María Julia Alsogaray puso al descubierto el pago de sobresueldos para intentar justificar su patrimonio, en el marco de un juicio en donde terminó condenada por enriquecimiento ilícito.

De hecho, también hay abierta una causa contra el ex funcionario en la que se investiga si cobró sobresueldos, al igual que otros integrantes del gobierno de Menem. En ese expediente, lo acusan de los delitos de peculado y malversación de fondos.

En la investigación que se le seguía por enriquecimiento ilícito, el juez Torres había tomado en cuenta como válido el dinero declarado por Bastos como fondos reservados cobrados en su gestión. A partir de ese y otros descargos de Bastos lo sobreseyó y cerró la causa en su contra.

El expediente llegó a la Cámara luego de la apelación del fiscal Federico Delgado. Según el fallo de la Sala I de la Cámara, aún no se han despejado las sospechas sobre la verosimilitud de los ingresos declarados tanto por Bastos como el resto de los imputados. Los camaristas afirmaron que hubo distintas fuentes de ingresos declarados que no fueron verificados antes de cerrar la causa. El tribunal de apelaciones dio la razón al fiscal, al considerar que la clausura de la pesquisa fue prematura.

Para Cavallo, Freiler y Vigliani resulta conveniente para dilucidar los sucesos la recopilación de toda la información necesaria para tomar una decisión de fondo.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?