Suscriptor digital

ATC hace escuela en la pantalla

La nueva programación muestra buenas ideas que no siempre pueden concretarse por la evidente falta de presupuesto
(0)
25 de noviembre de 1997  

A partir del 3 del actual, ATC puso en el aire una programación con perfil cultural. Lejos de las bailantas y los programas políticos con escaso rigor periodístico, dos nuevos ciclos diarios -"Haciendo escuela" y "Taller@rte"- apuestan a mostrar la actividad en los colegios y a enseñar disciplinas artísticas.

La programación adolece la falta de presupuesto. El gerente de programación de la emisora, Raúl Becerra, aseguró que mensualmente se gastan sólo doscientos cincuenta mil dólares en la parte artística. Sin embargo, los escasos rubros televisivos que pueden realizarse sin dinero fueron resueltos con eficiencia en la nueva programación.

Esta propuesta tiene un plazo, que por ahora parece inamovible: el 31 de diciembre vencen todos los contratos, según el compromiso que tomó Becerra al asumir.

En el mes y medio que queda por delante, se designará al nuevo presidente de ATC S.A., que reemplazará a Horacio Frega. El nuevo funcionario decidirá si sostiene los cambios o propone un nuevo perfil para la emisora.

Con pocos recursos, ATC sintoniza cultura

La nueva programación muestra buenas ideas que no siempre pueden concretarse por la evidente falta de presupuesto

La programación cultural de ATC ya está en el aire. Los cambios instrumentados en las últimas semanas están cargados de buenas intenciones que no siempre se traducen en un producto televisivo de calidad. Sin embargo, demuestran que una televisión estatal alejada de la timba y las bailantas es posible.

Los fines de semanas la emisora presenta un buen número de programas dedicados a la música popular y los programas que diariamente se emiten de 23 a medianoche dan con el perfil cultural anunciado. Entre ellos sobresale el ciclo del documentalista Jorge Prelorán.

Cuando el gerente de programación, Raúl Becerra, anunció que tenía alrededor de doscientos cincuenta mil pesos mensuales para invertir en el rubro "artístico" de la emisora, dio una pauta de la falta de recursos que sin dudas repercutiría en los nuevos programas. Esto es así. Pero también es cierto que en los escasos rubros televisivos donde el dinero no marca la diferencia, fueron resueltos de muy buena manera. Es el caso de los conductores elegidos para "Haciendo escuela" y "Taller@rte" los programas que van diariamente en el segmento de 17 a 19.

La falta de recursos económicos obligó a este cambio. De los seiscientos mil dólares mensuales que se gastaban anteriormente para el mismo rubro, se pasó a una cifra sensiblemente menor, resignando la programación de la mañana y contratación de cualquier figura reconocida. Esto no soluciona la deuda que arrastra ATC SA, pero puede ayudar a no incrementarla.

Los cambios llegaron también al área informativa de ATC, área sobre la que Becerra no tiene influencia. La figura del presidente Carlos Menem no es tan recurrente como antes de las elecciones.

En el noticiero (conducido por Pérez Loizau y Marisa Andino) también se nota la escasez de recursos:pocas notas locales, largas y sin calidad de imagen forman parte de un noticiero que emite gran cantidad de informes internacionales. Debido a la renovación tecnológica de los canales privados, mirar el noticiero de ATC es como sumergirse en el túnel del tiempo.

Escuelas en pantalla

"Haciendo escuela", que se emite diariamente de cinco a seis de la tarde, busca reflejar la actividad de alumnos y docentes en jardines, escuelas primarias y secundarias. Conducido por María Lucila Latorre, Patricio Barton y Pablo Stecco, jóvenes seleccionados en un casting, el programa busca cierto dinamismo combinando notas en exteriores con invitados en el piso.

Visualmente, el resultado es pobre. Las notas, prácticamente sin elaboración de edición, no muestran un trabajo de producción previo. Se suceden las entrevistas sin que generen debate ni repercusión. No hay intencionalidad de conseguir una respuesta a partir del programa, tampoco hace referencia al particular año que atraviesan los docentes, instalados desde abril en la carpa blanca.

Lo único potente de "Haciendo escuela" es su materia prima: la cantidad de actividades que despliegan los docentes, el entusiasmo de los padres para acompañar a sus hijos y los chicos, alejados de las "estrellitas" que muestra habitualmente la televisión y muy cerca del país real que se palpa en cada calle de Buenos Aires.

Un coro de adolescentes sin maquillaje. Un chico de cinco años aclarando que "no tiene novia ni la quiere tener", cuando nadie le preguntó nada al respecto. Chicos que esquilan ovejas. "Hechos de gente, pero tan diferente", como canta Baglietto, marcan este programa que tiene todos los elementos para ser mejor, porque cuenta en su esencia con los más importante.

De paso, muestra algunas ideas que todavía perduran en el aula:los chicos creen que sirve estudiar. Y que los cambios educativos no se produjeron en todas partes de la misma manera. Por supuesto, de esta radiografía del país el programa no tiene por qué hacerse cargo.

Mónica Moretto y Quique Dupláa conducen "Taller@rte", una propuesta dirigida a los adolescentes, destinada a mostrarles "la cocina" de distintas ramas del arte. Teatro, danza, plástica, música, cine y video tienen semanalmente su espacio. La dinámica del programa depende en buena parte del rubro abordado. Conrado Ramonet tiene a su cargo mostrar cómo trabajan los estudiantes de teatro. Hay un artista invitado por programa y entrevistas a actores y actrices que actualmente tienen una obra en cartel. La dinámica de entrevistas se mantiene en los otros segmentos. El resultado es alentador, aunque existe la limitación elemental de que el público debe tener un mínimo interés en la propuesta.

Al anunciar la nueva programación, Raúl Becerra dijo que "Dale Lita" y "Rumores del espectáculo" cambiarían su contenido, pero mantendrían sus conductores. Esta intención se cumplió parcialmente en "Dale Lita", pero la indicación no llegó hasta el programa que conducen Roccasalvo y Carlos Monti. "Rumores..." sigue siendo un programa con chimentos y notas a personajes de la farándula.

La transformación de "Dale Lita" es más evidente. El programa dura veinte minutosy buena parte del mismo está dedicado a un talk-show donde un panel de consumidoras le preguntan a distintos invitados características relacionadas con el consumo. Probablemente la propuesta ganaría si hubiera hombres en el panel y los temas abarcados superaran a los productos de la canasta familiar. Las intervenciones "campechanas" de la conductora, cierta manía que tiene de opinar sobre todo, muchas veces atentan contra el servicio que el programa quiere brindar. Pero muestra que se puede hacer un talk-show que no pase por la brutal exposición de problemas privados. Y que Becerra sabe de televisión aunque no cuente con los recursos necesarios para instrumentar los cambios. Y tampoco con el poder político suficiente terminar de profesionalizar la pantalla.

Con final anunciado

La nueva programación de ATC tiene fecha de defunción:todos los contratos vecen el 31 de diciembre, y por primera vez en mucho tiempo no habrá ningún contrato previo que le impida al nuevo gerente de programación, o al nuevo presidente de ATC SA, poner en el aire una nueva programación sin condicionamientos previos.

La finalización de contratos no implica que Raúl Becerra abandone la gerencia de programación. Su gestión podrá ser ratificada o no por el nuevo presidente de la sociedad anónima.

Horacio Frega fue el último presidente de ATC SA. Interinamente, el cargo es ejercido actualmente por el contador Horacio Di Lorenzi. El presidente Carlos Menem es quien debe decidir al reemplazante de Frega y son por lo menos siete los nombres que figuran en la lista de candidatos.

En los amplios y fríos pasillos de la emisora estatal, son muchos los que apuestan a que el nombramiento se realizará después del 10 de diciembre, cuando un diputado "menemista de la primera hora" termine su mandato en la Cámara de Diputados.

Prelorán

Los miércoles, en "Patagonia, en busca de su remoto pasado", el prestigioso documentalista argentino Jorge Prelorán, que reside en los EE.UU., presenta una serie de programas que analizan, desde una perspectiva geológica y paleontológica, el origen de nuestra Patagonia. Un contrato exclusivo le da a ATC los derechos de reproducción de esta serie, que aparecerá por la señal de cable TV Quality en marzo del año que viene.

El domingo, sin bailantas

Las polémicas bailantas dejaron la pantalla de ATC para instalarse en la pantalla de Canal 9. Ahora, los domingos, la emisora estatal se emiten varios programas dedicados a la música popular.

El clásico "Argentinísima", conducido por Julio Mahárbiz, comienza a las 12.30. Le sigue "Tango 2000", a las 14, con la conducción de Fernando Barbas. A partir de las 16 y hasta las 21 hay una seguidilla de programas dedicados al folklore: "Folclorísimo", con Carlos Giachetti, a las 16; "Nuevos Vientos", con Fernando Alanis y Mariana Clark, a las 17; "Enchamigación", con Antonio Tarragó Ros, a las 18, y "Sembrando Conciencia", con Roberto Rimoldi Fraga, a las 19. La programación musical cierra a todo tango con "La noche con amigos", conducido por Leonel Godoy.

Los sábados a la noche hay un espacio dedicado al teatro. Se pasan obras que ya bajaron de la cartelera porteña y que, en general, han tenido buena repercusión de crítica y público. Le sigue en la grilla el conocido "D.N.I", realizado por la Secretaría de Cultura de la Nación.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?