Coimas: Alasino declaró y repartió duras críticas

Se presentó ante el juez Rafecas que lo indagó por el presunto pago de sobornos; a la salida, apuntó contra el magistrado y contra el supuesto arrepentido de la causa, Mario Pontaquarto; además, pidió que se cite a Kirchner
(0)
20 de junio de 2006  • 15:39

La nueva ronda de indagatorias en la causa por el presunto pago de coimas a senadores para aprobar la reforma laboral en abril de 2000 tuvo hoy un nuevo capítulo con la presentación del ex senador justicialista Augusto Alasino que, además de declarar ante el juez Daniel Rafecas, lanzó duras críticas al Gobierno, al magistrado y al presunto arrepentido de la investigación Mario Pontaquarto.

Además, aseguró haberle pedido al juez que cite al presidente Néstor Kirchner para que declare como testigo.

"El Presidente dijo muy suelto de cuerpo que en su despacho había una mesa donde estuvo la plata y debe dar explicciones", aseguró Alasino en referencia al dinero con el que se habrían pagado los sobornos.

La presentación del ex senador ante el juez fue confirmada a LANACION.com por fuentes del juzgado.

Juego de nombres. "El Galeano de Kirchner va a ser Rafecas y el Telleldín de Galeano va a ser Pontaquarto", lanzó el ex legislador entrerriano en declaraciones a la prensa una vez afuera de Tribunales.

Con la complicada combinación de nombres, Alasino buscó trazar un paralelo entre la causa que investiga el supuesto pago de coimas con el expediente sobre las irregularidades en la instrucción y el juicio oral por el atentado contra la AMIA.

El primer paralelo apuntó a descalificar al magistrado que investiga las coimas al compararlo con el ex juez Galeano, suspendido por el Consejo de la Magistratura por las irregularidades cometidas durante la instrucción de la causa del atentado que ahora investiga el juez Ariel Lijo.

Por otra parte, Alasino cuestionó a Pontaquarto, el supuesto arrepentido, que según consta en la causa fue el encargado de repartir las coimas entre los legisladores con dinero presuntamente proveniente de la SIDE.

La comparación, en este caso, fue con Carlos Telleldín, el ex reducidor de autos que, según consta también en el expediente por el ataque a la AMIA, recibió 400 mil pesos de la SIDE para inculpar a policías bonaerenses en el atentado.

Contra Rafecas. Antes de retirarse volvió a apuntar contra Rafecas. "Espero que el juez deje de lado los todos los a priori que maneja. No puede quedarse con la idea de avanzar en una sola dirección dejando de lado el resto de la investigación", fustigó.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?