Suscriptor digital

Zárate-Brazo Largo todavía sigue sin funcionar a pleno

Un año después: desde que se quebró un tensor, en noviembre del ´96, continúan los arreglos en el puente hacia la Mesopotamia.
(0)
28 de noviembre de 1997  

ZARATE.- Se prevé que este verano podría haber complicaciones en el cruce del complejo ferrovial Zárate Brazo Largo que une la provincia de Buenos Aires con Entre Ríos.

Las versiones acerca de la fluidez del tránsito son contradictorias. El ingeniero Orlando Bello, designado por la Dirección Nacional de Vialidad (DNV) para controlar la reparación de los obenques del puente, afirmó que la circulación por los dos carriles habilitados no presentará inconvenientes.

Sin embargo, una fuente cercana a la supervisión del complejo advirtió a La Nación que los fines de semana será difícil evitar los embotellamientos.

Desde que a mediados de noviembre del año último un tensor se cortó y cayó al río Paraná Guazú, los arreglos no cesan. Cuando a raíz del accidente se revisaron los restantes obenques, se encontró que trece de ellos necesitaban ser reemplazados.

Según Ernesto Arriaga, jefe de prensa de la DNV, por Zárate-Brazo Largo circulan 8000 vehículos diarios. En temporada alta, esa cifra se elevaría hasta 16.500.

Las obras toman vacaciones

"Para el 20 de diciembre es imposible pensar que el puente funcione completamente", aceptó el ingeniero Bello. Se refería a que todavía el complejo funciona de manera parcial: de sus cuatro carriles, en la actualidad sólo se encuentran habilitadas una vía con sentido hacia Buenos Aires y otra hacia Entre Ríos.

Esta declaración da por tierra con las esperanzas de la Subsecretaría de Turismo entrerriana, que soñaba con un puente en óptimas condiciones y trabajando en toda su capacidad para fines de año.

El secretario de Obras Públicas de EntreRíos, Francisco Taivi se quejó: "La provincia ve con tristeza que, pese a lo prometido por Vialidad Nacional a lo largo del año, los trabajos se van a extender durante todo el verano."

El funcionario provincial destacó: "No se ha cumplido el cronograma que las autoridades diagramaron en el momento del accidente. Para peor, luego hubo cambio de autoridades, cambiaron los rostros y las promesas tampoco se concretaron. Y, en todo este tiempo, los principales perjudicados son nuestra economía y el turismo".

En tren de calmar ánimos, Bello destacó que para el 20 del mes próximo "seguirán funcionando las dos vías que ahora están habilitadas y, con suerte, quizá podamos disponer de un carril más".

Taivi confió en que no habrá mayores problemas de circulación. Pero recordó, al mismo tiempo, que la ruta 12, que da acceso al puente, tiene sólo dos carriles."

Demoras

Los responsables de la reparación afirmaron que no se producen problemas que afecten el rápido movimiento del tránsito. Sin embargo, cuando La Nación estuvo en el lugar, el tránsito debió ser detenido para permitir el paso a un camión que ocupaba más de una vía.

Mientras esperaba en la cola de peaje para pagar 4,50 pesos, Mariano Elizalde comentó: "A veces hay demoras porque un vehículo necesita los dos carriles. Tenemos que esperar quince minutos pero, después, no hay inconvenientes para cruzar".

No opinó de la misma manera Norberto Botaro, propietario de campos ganaderos en Gualeguaychú y usuario frecuente del paso interprovincial. "Esto es un desastre. ¿Qué pasa con los tensores? ¿Los tejen a mano? En Entre Ríos se preocupan mucho por cómo todo esto afecta al turismo, pero en los dueños de las vacas nadie piensa. Y nosotros pagamos todo el año".

Ideas para los veraneantes

Quienes pretendan recorrer los 26 kilómetros del complejo ferrovial que une las dos provincias deberán tener en cuenta algunas recomendaciones para su seguridad.

Sobre el puente, los camiones no deben sobrepasar los 40 kilómetros por hora y los autos particulares, los 60. Cuando las condiciones de la construcción sean óptimas, la velocidad máxima permitida será de 80.

"El año último hubo gran cantidad de accidentes fatales en la isla Talavera, que se encuentra entre ambos tramos del puente. Por eso, en este sector, los conductores no deben sobrepasar los 100 kilómetros por hora", recomendó Arriaga.

Sugirió, además, evitar las horas pico del tránsito. "Los fines de semana -dijo- la salida hacia EntreRíos es entre las 17 y las 22. El regreso, los domingos, se produce entre las 15 y las 24".

La historia de nunca acabar

  • 21/11/96: se rompe un tensor del puente Zárate- Brazo Largo.
  • 25/11: se cierra el complejo al tránsito ferrovial para reparar el obenque desprendido. Anuncian que las obras demandarán 14 días.
  • 5/12: prometen para el día siguiente la apertura parcial. Se estima que la rehabilitación total será en un mes.
  • 12/12: fallas en otros tres tensores obligan a interrumpir el paso.
  • 22/12: posponen la habilitación para el 8 de febrero.
  • 11/1/97: Vialidad rehabilitó el complejo sólo para el tránsito vehicular.
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?