El Banco Credicoop crece con 71 sucursales nuevas

La entidad absorberá al santafecino Argencoop, honrando sus compromisos con el sector cooperativo, y pasará a controlar una agresiva red comercial.
Javier Blanco
(0)
2 de diciembre de 1997  

El Banco Credicoop anunció ayer la compra y absorción del Banco Argencoop, una entidad cooperativa con sede en Santa Fe surgida hace dos años tras la fusión de otros 6 bancos del sector, en el marco de una operación que busca "preservar el espacio que la banca cooperativa tiene en el sistema", según explicó Raúl Guelman, titular del banco adquirente.

Con esta adquisición, que aún requiere de la aprobación del Banco Central (BCRA), el Credicoop sumará 71 sucursales a su ya extensa red de comercialización, y se proyecta como un banco de alcance nacional al totalizar 194 casas "Esta es una adquisición natural, que no compromete nuestro patrimonio ni activos, sino que afianza la presencia física del Credicoop en todo el país", afirmó el gerente general de la entidad adquirente, Carlos Heller, al hacer el anuncio.

El ejecutivo reconoció que el Credicoop actuó "como el hermano mayor de la familia cooperativa", al acudir en rescate de un banco de iguales características pero que arrastraba problemas patrimoniales. "Esta claro que no es una operación ofensiva, pero también es cierto que nos permite consolidarnos como uno de los 15 bancos más importantes del sistema, con una gran red de distribución", interpretó.

Con esta operación, que está sujeta hasta el jueves a una mejora de oferta ante el BCRA, el Credicoop pasará a sumar activos por 1831 millones de pesos, depósitos por 1312 millones y préstamos por 1063 millones. Pero también acuñará el título de gran heredero del sector que, al amparo de una política diseñada hace 20 años por el Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos, llegó a contar con "hasta 85 bancos", recordó Guelman.

Para el directivo, esta compra "es una solución para mantener la banca cooperativa en el país" y destacó que los ahorristas del Argencoop "ni notarán el cambio", si la operación se confirma. "Salvo los de las 18 sucursales, que relocalizaremos, el resto el 15 de diciembre, se encontrará con el Credicoop operando en las casas del Argencoop, sin problemas, porque hasta tenemos sistemas informáticos estandarizados", explicó.

De esa cifra, 14 sucursales funcionarían -a partir del lunes 15- en localidades vecinas, mientras otras 4 dejarían de operar el viernes 12, después de reintegrar los depósitos a sus ahorristas.

Los directivos del Credicoop se abstuvieron de revelar el monto de esta operación, ya que forma parte del secreto para el mejoramiento de ofertas que debe llevar adelante el Banco Central. Sin embargo, se mostraron confiados en la concreción del negocio. "Es prácticamente imposible que alguien mejore nuestra oferta, ya que para nosotros esta unión no representa costo alguno, mientras que para otros resultaría muy gravosa", evaluó Heller.

Para hacer frente a la compra el Credicoop contará con un crédito del Fondo Fiduciario creado tras la crisis del tequila para acompañar la reestructuración del sistema financiero, y venderá una parte de su cartera de créditos. "El fondo nos comprará una obligación negociable que emitiremos a 7 años de plazo, a un 8,50% anual, pero que comenzará a pagar intereses desde el tercer año. En realidad es un crédito", se sinceró Heller.

De ese modo se hará frente al desfasaje que la incorporación de más activos implica para el Credicoop, en cuanto a responsabilidad patrimonial.

Credicoop asumirá también la participación accionaria que el Argencoop mantiene en distintos emprendimientos, como las sociedades Cabal (tarjeta de crédito), Previsol AFJP, ACH (compensación electrónica de valores), Fraternidad seguros de vida y de retiro, Segurcoop, CNP seguros de vida, Plancoop (ahorro y préstamos), Asociart ART y RCC (red cooperativa de comunicaciones).

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?