Nueva Delhi y Mumbai, en la agenda

Unas 32 empresas visitaron al segundo socio comercial del país en Asia. Impresiones de una misión multisectorial esperada
(0)
10 de julio de 2006  • 00:08

Ser paciente, prepararse y esperar. Este ejercicio, similar al de una receta antiestrés, es el mejor consejo para hacer negocios con la India, la décima economía mundial, principal desarrollador de software y país de crecimiento sorprendente. "Los indios tienen mucha paciencia, son hábiles para aceptar y adaptarse a los cambios y eso les da una gran posibilidad de movimiento. Nosotros, en cambio, estamos mucho más estructurados", señaló Alicia Souto, profesora de Literatura de la India en la Escuela de Estudios Orientales de la Universidad del Salvador (USAL) y miembro de la Academia Argentina de Estudios de Asia y Africa. Los empresarios argentinos que visitaron el país asiático la semana pasada durante la Primera Misión Comercial a la India encabezada por el canciller Jorge Taiana. "Cuando se va a un país diferente primero hay que aprender su cultura más que vender", dijo a La Nacion, desde Mumbai, Francisco Varde, presidente de JVS Interamericana, una pyme que visitó por primera vez este país para vender su línea de lubricantes. Allí también estuvieron, entre otras firmas, Familia Zuccardi, Laboratorios BioSidus, Efiqual Argentina, GN Group, Polo Tecnológico de Rosario, Autológica, Argentine Natural Food Company, Invap y Minera Santa Rita. En total, 32 empresas de todo el país (14 corresponden al sector de alimentos y vinos; 5, al GNC; 3, al software y tecnologías de la información, y 4, a biotecnología. Las 6 restantes se reparten entre los rubros minería, tecnología, asesoramiento legal, lubricantes, accesorios para el automotor y grifería).

"Es mi primer viaje a la India, y es una experiencia invalorable, fascinante –amplió Varde, presidente de la pyme que exporta los lubricantes Penetrit–. Tuvimos muy buenas reuniones, pero hay que informarse mucho sobre los canales de comercialización. Por ejemplo, en la India no existen los supermercados: la venta es minorista para que la gente tenga más trabajo", destacó el empresario, y subrayó la necesidad de adaptarse a mercados culturalmente diferentes.

En las ciudades de Mumbai y Nueva Delhi se inauguraron sendos seminarios de oportunidades comerciales al tiempo que se organizaron 270 y 250 reuniones de negocios, respectivamente. El objetivo, siempre, fue acercar los vínculos entre nuestro país y su segundo socio comercial asiático después de China.

Lea la nota completa el próximo martes en el suplemento Comercio exterior .

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?