Suscriptor digital

Primeros cambios en el gabinete de Bachelet

Zaldívar deja la cartera de Interior
(0)
15 de julio de 2006  

SANTIAGO, Chile (AP).- A sólo cuatro meses de asumir el gobierno, y con su popularidad en baja, la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, cambió ayer a tres de sus ministros, entre ellos al jefe político del gabinete, el ministro del Interior, Andrés Zaldívar.

Según el anuncio hecho por el vocero presidencial, Ricardo Lagos Weber, Bachelet removió también al ministro de Educación, Martín Zilic, como una aparente consecuencia de las masivas manifestaciones de estudiantes secundarios que el mes pasado estremecieron al país y al gobierno.

El tercer cambio fue el de Ingrid Antonijevic, quien fue reemplazada en el Ministerio de Economía por Alejandro Ferreiro, ambos del sector socialista de la coalición de centroizquierda del gobierno de Bachelet.

Bachelet designó ministro del Interior en reemplazo de Zaldívar a Belisario Velasco, también miembro del Partido Demócrata Cristiano. Velasco fue el primer subsecretario del Interior tras el restablecimiento de la democracia en 1990.

Para reemplazar a Zilic en el Ministerio de Educación, Bachelet nombró a Yasna Provoste, ambos demócrata cristianos. Provoste fue ministra de Planeación en los últimos meses del pasado gobierno del presidente Ricardo Lagos.

El breve comunicado leído por Lagos Weber no dio detalles sobre los motivos de los cambios. Sin embargo, se esperaba desde hacía varios días algún movimiento político importante de parte de Bachelet, debido a dificultades a las que se enfrentaba su gobierno, incluida una drástica baja en su nivel de aprobación ciudadana.

En el caso de Zaldívar, el cambio parece relacionado con los problemas de delincuencia que han dominado las informaciones en la prensa en las últimas semanas.

Zilic, por su parte, parece haber sellado su salida por la crisis con los estudiantes secundarios, que obligó a la presidenta a realizar millonarias concesiones para la reforma de la educación. La masiva paralización de los estudiantes secundarios en mayo e inicios de junio empañó la gestión de Bachelet en sus primeros meses en el cargo y castigó en los sondeos el grado de aprobación a su gestión.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?