Los dueños de Colorín quieren concretar más compras en el país

La francesa Materis busca convertirse en el líder regional en el negocio de pinturas
Alfredo Sainz
(0)
6 de septiembre de 2006  

Después de cerrar la compra de Colorín, el grupo francés Materis Paints quiere seguir sumando empresas en el país. La firma, que hace 5 años se independizó del grupo Lafarge, planea desembolsar 100 millones de euros en la Argentina, Brasil y Chile con el objetivo de convertirse en uno de los principales fabricantes de pinturas de la región.

El primer paso lo dio hace menos de un mes, cuando completó la compra de Colorín a cambio de 8 millones de euros más la asunción de otros 2 millones de deuda (básicamente, obligaciones negociables). La operación incluyó el traspaso del 88% de las acciones que estaban en manos del fondo de inversión BISA, mientras que el restante 12% sigue cotizando en Bolsa. En Materis no tienen definido si la van mantener en el mercado bursátil o si lanzarán una oferta adicional por el remanente de acciones que permanece en manos de pequeños inversores.

"Este es un nuestro primer paso en América del Sur, pero ya estamos en la búsqueda de otras oportunidades en la Argentina, Brasil y Chile, para lo cual contamos con fondos por 100 millones de euros. La idea es repetir el camino que recorrimos en España e Italia, donde comenzamos con la adquisición de una pequeña empresa y mediante nuevas compras nos convertimos en uno de los líderes en cada uno de esos países", expresó el francés René Riu, presidente de Materis Paints, que visitó Buenos Aires la semana pasada para interiorizarse sobre su nueva adquisición.

Colorín hoy es la quinta empresa del negocio local de pinturas, detrás de las multinacionales Alba (del grupo ICI Paints) y Sherwin Williams y de las locales Sinteplast y Tersuave. Su participación de mercado ronda el 10% y para este año proyecta una facturación de $ 90 millones.

"Colorín fue sin dudas una de las grandes marcas del mercado argentino, pero perdió mucha imagen en el último tiempo. Ahora queremos convertirla en una de las tres líderes del negocio para lo cual no descartamos realizar una o dos adquisiciones más", dijo Riu.

El ejecutivo adelanta que el objetivo de Materis en la Argentina es alcanzar en 2009 una facturación de $ 100 millones aprovechando el gran potencial comercial, que en su visión, ofrece el mercado.

"Invertir en países como la Argentina o Brasil siempre tiene un componente de riesgo, pero también es una oportunidad. Está claro que la economía argentina salió de la crisis y hoy ofrece tasas de crecimiento que son imposibles de alcanzar en Europa, donde este tipo de mercados están totalmente maduros. Además, en el caso puntual del negocio de las pinturas, hay un gran potencial, ya que el consumo per cápita se ubica en los 4 kilos anuales contra los 10 o 20 kilos de cualquier país europeo", manifestó.

El ejecutivo destaca que no tienen definido si van a montar una red de pinturerías, como de hecho hacen algunos de sus competidores, como Alba, que controla la cadena Pinturerías del Centro, o si van a mantener el actual esquema comercial con un sistema de distribución independiente.

"En realidad, es un punto en el que todavía no tomamos una decisión. En Francia tenemos 240 tiendas propias y en España e Italia operamos con el sistema de franquicias. Acá estamos abiertos a analizar todas las alternativas, incluyendo mantener el actual esquema", expresan en la firma.

Para el grupo francés no se trata de su primera inversión en el mercado nacional. Hasta 2001, Materis era una filial del holding Lafarge, uno de los principales fabricantes de cemento del mundo y que en la Argentina controla la empresa Cementos Avellaneda y el 50% de Durlock. Hace cinco años, Lafarge decidió desprenderse del negocio de pinturas y hoy la división está controlada en el nivel mundial por el fondo de inversión Wendel.

"Hoy no tenemos relación societaria alguna con Lafarge ni con sus subsidiarias Cementos Avellaneda y Durlock, aunque otra división del grupo es la dueña de Klaukol y, de hecho, el presidente de Klaukol fue el que nos informó que Colorín estaba en venta", señala Riu.

Materis Paints cuenta con doce plantas en el mundo y factura 650 millones de euros anuales. La empresa forma parte del grupo Materis, que a su vez, fabrica todo tipo de materiales para la construcción -desde aditivos y morteros hasta pinturas y aluminosos-, con ventas por 1500 millones de euros.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?