Suscriptor digital

Identidad, con voces reconocidas

Julio Lagos y Luisa Valmaggia comparten la mañana en una emisora que recupera a figuras conocidas
(0)
10 de septiembre de 2006  

Julio Lagos y Luisa Valmaggia tienen a su cargo los dos segmentos consecutivos de la mañana en FM Identidad (92.1), una nueva emisora de frecuencia modulada que se inauguró en abril de 2005 y cuyos estudios se encuentran en Florida 935, antigua sede de la Biblioteca Lincoln. "Identidad es una emisora independiente con  diferentes y respetadas voces del periodismo argentino, donde haber nacido antes dejó de ser un mérito. En esta FM hay espacio para los grandes profesionales de la radio y para los que sólo comienzan a dar sus primeros pasos. Fue creada pensando en los oyentes y trata de brindar información, reflexión, entretenimiento y cultura con seriedad e independencia", dice el productor general de la emisora, José Luis Zorzi.

Lagos, de 61 años y con 45 de trayectoria radial, conduce de lunes a viernes, entre las 6 y las 9, el clásico ciclo matutino que lleva su nombre. De 9 a 11 aparece Valmaggia, que toma la posta al frente de Atando cabos .

-Valmaggia : Se trata de un espacio que nació hace cuatro años en otra radio y desde 2005 está aquí, en Identidad, donde puedo compartir mis inquietudes con los oyentes, elegir los temas y tener una mirada diferente de lo que van señalando los otros medios. Aunque hago televisión desde hace nueve años, me siento como pez en el agua haciendo radio. Atando cabos es un espacio periodístico porque me interesa ese enfoque, pero siempre trato desde el abordaje de cualquier tema aportar la clave del género y la mirada de la mujer para analizar cualquier hecho social y humano. Estoy convencida de que la comunicación es una de las maravillas y fenómenos más interesantes del ser humano. Soy una mujer tomada por la política porque todo lo que hacemos apunta en ese sentido y aún el intento de despolitizar es un hecho político. Hacer radio tiene para mí el significado de un hecho político y trato todo el tiempo de confrontar ideas, de comunicar opiniones, de abrir el debate y analizar dónde y por qué estamos cómo estamos con Matías Napoli en internacionales, Alejo Alvarez Herrera en espectáculos, Adrián Salonia en el móvil y Luciana Luppo en la producción.

- La mañana de Julio Lagos ya es una marca de radio.

-Lagos : Esta versión es distinta. Este ciclo es mi mejor sueño de radio; es el mejor programa que he hecho en toda mi trayectoria. Hemos podido perfeccionar el formato. Salimos al aire por una radio que se escucha muy fuerte en la Capital y el Gran Buenos Aires; armamos una cadena con 30 radios de distintos lugares del país y además transmitimos por Internet. Antes, la radio se escuchaba hasta donde llegaba la onda y en el momento que salía la emisión. Ahora, con Internet, es posible escuchar un programa en cualquier lugar del mundo y en cualquier momento porque se puede hacer en directo o a través de las repeticiones. Que un productor argentino pueda ser escuchado por un consumidor en Berlín es importantísimo, porque la radio puede hacer que confluyan estos intereses.

Sin editorializar

-¿Cuál es el perfil de su programa?

-Lagos : Nosotros no tratamos de hacer editoriales. El horario de 6 a 9 es para acompañar. Hacemos muchas notas cortas y muy variadas. Nuestro universo temático incluye la vida cotidiana, el deporte, la salud. Nos ocupamos de todo, lo cual nos aparta de una tendencia muy marcada en la radio que es la politización, que aparece como una tendencia monotemática. La radio no es solamente, periodismo y el periodismo no es solamente política. Yo no sé hasta dónde el protagonista de la radio siempre es el diputado corrupto. Hay otras cosas que le importan a la gente: servicios, música, relaciones personales. Hacemos 15 notas por día y ninguna de política. Y resulta muy eficaz Juan Martinelli a cargo del móvil.

-Trabajan en una FM que no es líder y que además no mide en Ibope.

-Valmaggia : Lo bueno es que se trabaja con menos presión. La audiencia es menor, pero están los que te siguen de toda la vida. Son momentos que tienen que ver con la política de las radios y las empresas, que acompañan, pero no es un tema que me preocupa. En mi caso, hacer radio es una necesidad personal, tal vez un poco egoísta, porque yo necesito expresar lo que creo y pienso que está pasando en lo político y en lo social en un país que viene muy vapuleado, que abre y cierra posibilidades a gente con mucha trayectoria.

-Lagos : Yo no hago mucha diferencia entre AM y FM. En la década del 90 estuve en casi todas. En estas circunstancias y en esta radio, yo encuentro una enorme libertad para trabajar. Trabajamos con las noticias on line y sin filtro. Yo leo los flashes desde la máquina y estoy muy habituado a la libertad.

-Luisa, usted es una de las pocas mujeres que mantienen cierta continuidad en la radio.

-Valmaggia : Hay muchas mujeres que han ganado un espacio cada vez mayor. En los programas políticos por excelencia hay pocas voces femeninas. De todas maneras, creo que han avanzado mucho en el periodismo en general y en la radio. Creo que se busca un tipo de mujer muy particular para hacer radio, básicamente para los programas de la tarde cuando termina la gran competencia de programa políticos.

-Lagos : Creo que Nora Perlé hace un programa estupendo los fines de semana a la noche en Mitre. Es una notable locutora, y no hay otro programa igual a Amores son amores .

-¿Qué opinión tienen sobre la radio en la actualidad?

-Lagos : La radio fue tradicionalmente un medio autónomo y no dependía de grupos económicos que incluían otros medios. Hoy no es así. Modestamente, nosotros tomamos decisiones artísticas que obedecen a nuestra libertad; no tenemos límites por intereses específicos como si los tienen otros medios. Al mismo tiempo, hay algo que compromete el funcionamiento de las radios y es la escasísima publicidad y la desgravación de la tarifa. La radio necesita publicidad y no hay que avergonzarse de eso. Es más: tenerla es como un certificado de buena conducta, porque la plata que entra queda a la vista de todos. Me honraría tener la tanda llena, pero te llaman y te dicen que saldrá una solicitada y si lo podés mencionar, pero también te piden que digas algo gratis, por lo cual han pagado para que saliera en la prensa gráfica. Se pide que la radio siempre dé una mano, pero nadie le da una mano a la radio.

-Valmaggia : A pesar de las dificultades que plantea Julio, para mí la radio es el lugar posible de la imaginación y la libertad de seguir diciendo cosas. Yo comencé hace 28 años en Rivadavia, cuando le conocías la cara al presidente del directorio de la radio. Hoy, trabajando en radios pequeñas, también sabés quiénes son los responsables, pero en las grandes radios llegan decisiones que no sabés quién las tomó y entra dinero y publicidad que tampoco queda claro de dónde provienen, con lo cual hay una especie de autocensura. La radio es el reducto desde el cual uno puede plantear ideas para que sean escuchadas, aceptadas o rebatidas.

-Lagos : La radio es terapéutica. A mí me hizo mejor persona. No da lugar para el vedettismo y la posibilidad de que alguien rebata lo que uno dice permite entender que hay muchas verdades y te baja del pedestal de la omnipotencia.

-Valmaggia : Yo creo que hay tanto para compartir y discutir, que la radio se convierte en catártica.

La grilla artística

  • Programas: después de Lagos y de Valmaggia, llegan Roberto Eguía y Jorge Taboada con Negocios son negocios ; de 12.30 a 13.30, Peso real , con Mabel Traberg; de 13.30 a 16.30, La tarde de FM Identidad , con Quique Matavos; de 16.30 a 18.30, Cuento chino , con Carlos Kikuchi, y de 18.30 a 19.30, Enrique Szewach, con Mañana será otro día . En la continuidad aparecen el humorista Sendra, Oscar López Matto, Adrián Sajonia, Alejandra Rey, Gabriela Borrelli Azara, Carlos Parodi, Daniel Gutman y Laura Rocha. La musicalización está a cargo de Quique Matavos y Sergio Soldati.
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?