Suscriptor digital

Trabajo con fines sociales

Las organizaciones del tercer sector crecen y se convierten en generadoras de empleo
(0)
24 de septiembre de 2006  

En un heterogéneo abanico de instituciones, el tercer sector se afianza como generador de respuestas a necesidades sociales y motor de emprendimientos diversos. Es que últimamente las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) no sólo aumentaron en cantidad, sino que además muchas de ellas caminan hacia la profesionalización, y así también crean oportunidades de empleo, que en algunos casos son difíciles de satisfacer.

Consagradas a la tarea solidaria, la educación, el trabajo, la cultura, pasando por la participación ciudadana, la ecología, la salud, por ejemplo, en casi 105 mil OSC que funcionan en el país colaboran cerca de 1,8 millones de personas, de las cuales 400 mil son rentadas, según refleja el Indice Civicus de la Sociedad Civil Argentina 2005, realizado por el Grupo de Análisis y Desarrollo Institucional y Social (Gadis).

Si bien se trata de una oferta de empleo aún "pequeña", comparada con la que crea el mundo productivo, según afirma Gabriel Berger, director del posgrado de Especialización en organizaciones sin fines de lucro , que dictan conjuntamente las universidades de San Andrés, Di Tella y el Centro de Estudios de Estado y Sociedad (Cedes), también "es cierto que con el aumento de la profesionalización, y de organizaciones que trabajan de manera más sistemática, van apareciendo cada vez más búsquedas de profesionales específicos". Al tiempo que destaca que el tercer sector asoma como tierra fértil "para los emprendedores sociales que eventualmente pueden convertir el emprendimiento en un ámbito laboral".

Los más requeridos

En plena expansión, un puesto profesional novedoso y clave para la vida de las OSC es el de los llamados "fundraisers" (desarrolladores de recursos), convertidos en la figurita difícil del momento. "Desde hace tres años empezamos a recibir muchas búsquedas de organizaciones sociales, que al principio ofrecían una remuneración bajísima. Pero ha habido una evolución y se empieza a valorar más la profesión y a entender que hay que invertir para recaudar. Y se ha producido un cuello de botella porque no hay suficiente gente capacitada.

"Ahora las organizaciones ofrecen un buen sueldo, pero piden capacitación, experiencia y resultados comprobables, y con ese perfil sólo hay un puñado de fundraisers que ya está trabajando", señala Mercedes Campos Oris de Roa, presidenta de la Asociación de Ejecutivos en Desarrollo de Recursos para Organizaciones Sociales de la Argentina (Aedros).

Junto con la de los fundraisers, otra posición que demanda profesionales avezados es la de los directores ejecutivos. "Son los dos perfiles más requeridos, sobre todo por fundaciones importantes y asociaciones civiles que están viviendo un proceso de cambio y crecimiento, en el que empiezan a profesionalizar más puestos e incorporar profesionales remunerados para esos cargos que antes ocupaban voluntarios", dice Elizabeth Kogan, coordinadora de la licenciatura en Dirección de Organizaciones de la Sociedad Civil, de la Universidad Nacional de San Martín (Unsam). "Y este proceso se advierte -agrega- no sólo en la mayor oferta de empleo, sino también en el interés de las OSC por capacitar a la gente que tienen trabajando."

Un puente virtual

Con el fin de favorecer el contacto entre las OSC con la gente interesada en la participación ciudadana, Idealistas.org ( www.idealistas.org ) difunde, entre otras cosas, las oportunidades de voluntariado y empleo del sector. Se trata de un sitio creado en los Estados Unidos por la ONG Acción sin Fronteras que, en alianza con su par argentina Res Non Verba, se empezó a desarrollar también desde aquí -con la colaboración de 30 profesionales rentados y un grupo de voluntarios- para toda la comunidad iberoamericana.

"Buscamos facilitarles el camino a las ONG para que puedan encontrar los mejores recursos. Así, en el sitio se pueden registrar personas interesadas en recibir alertas (búsquedas laborales o propuestas de capacitación, por ejemplo); ONG (hay más de cinco mil) que publican ofertas de voluntariado, empleo, pasantías, etcétera, y consultoras con fines de lucro que brindan servicios para las OSC", precisa Matías Laurenz, codirector de Idealistas.

Por estos días, responsables de comunicación, de captación de fondos, educadores, fonoaudiólogas, investigadores, psicopedagogas y asistentes sociales son algunos de los profesionales solicitados por las OSC en el sitio.

Trabajar en el tercer sector hoy es una alternativa laboral para quienes buscan unir en feliz matrimonio la vocación social y profesional que puede deparar más que una gratificación económica. Al menos, eso refleja el entusiasmo de Matías: "Si bien no tengo el roce que podría tener en una organización más de base que ayuda directamente a la gente, para mí lo lindo de trabajar en una ONG es que, haciendo quizá las mismas cosas y con las mismas ganas que las haría en una empresa, al final del día sé que estoy impactando de algún modo para mejorar el entorno donde estoy."

Propuestas para los que quieren capacitarse

  • Pioneras en organizar estudios de posgrado para el sector, desde hace diez años las universidades de San Andrés, Di Tella y el Cedes formaron una alianza para dictar de manera conjunta la Especialización en organizaciones sin fines de lucro (4312-9499).
  • Desde este año, en la Universidad del Salvador se puede asistir al posgrado en Gestión de organizaciones con fines sociales , de un año de cursada. Con uno más se puede completar la maestría en Dirección de organizaciones con fines sociales (4861-3887).
  • En la sede porteña de la Unsam se ofrecen dos licenciaturas: en Organización y dirección institucional , de 4 años; y en Dirección de organizaciones de la sociedad civil , de 2 años, que es de complementación curricular para personas con título terciario vinculado con el área social (4374-7300).
  • La licenciatura en Organización y dirección institucional es la carrera que ofrece la Universidad Maimónides, de 4 años de estudio. También brinda el título intermedio de Técnico operador institucional (4905-1175).
  • Con foco en la profundización de las estrategias para la recaudación de fondos, Aedros organiza cursos y talleres para los interesados en especializarse en el tema. También, programas a medida para las OSC (4807-1697).
  • El Centro de Capacitación del Tercer Sector, de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, tiene cursos destinados a microemprendedores e instituciones de la sociedad civil sobre diferentes temas de áreas contables, jurídicas, económicas y administrativas (4370-6166).

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?