Un ejemplo de dirigente

Ricardo Aldao: presidió el Club de Gimnasia y Esgrima durante 40 años; fue el eje central de su desarrollo.
(0)
3 de febrero de 1998  

Nadie puede negar que la grandeza del deporte argentino contó con verdaderos artífices que, injustamente, el tiempo sumergió en el olvido. Hombres que con su invalorable aporte permitieron que grandes instituciones crezcan en lugares o épocas difíciles.

Una de ellas es el Club de Gimnasia y Esgrima, creado el 11 de noviembre de 1880 por un grupo de deportistas, entre los que se destacó el Dr. Ricardo Camilo Aldao, presidente de la entidad durante cuarenta fructíferos años.

Gimnasia y Esgrima fue la cuna de grandes campeones y también de notables dirigentes, entre los que el Dr. Aldao sobresalió por su amplia visión política. Nacido en Rosario el 21 de abril de 1863, cursó los estudios primarios en el Colegio de la Inmaculada Concepción, de Santa Fe, y el bachillerato en el Colegio Nacional, de Rosario. Con sólo 20 años, el 24 de mayo de 1883, recibió sus diplomas de abogado y doctor en jurisprudencia.

Incursionó en la política y fue elegido diputado en la Legislatura de La Plata, presidente del Banco de la Provincia de Buenos Aires y ministro de Hacienda en el gobierno del Dr. Paz. Los conocimientos y la experiencia acreditada por Aldao en esas funciones, los empleó en su querido club, a partir de 1907.

La institución ya se identificaba con aquel proverbio latino: "Mens sana in corpore sano" (Mente sana en cuerpo sano), que más que un lema era una filosofía que dio margen al desarrollo y crecimiento de la entidad.

Siempre bajo las directivas del Dr. Aldao, el club comenzó a funcionar en un local más reducido que el de la actual sede social, pero dentro del mismo predio. Y desde 1924, cuando se realizaron los Juegos Olímpicos de París, muchas de las delegaciones de Gimnasia comenzaron a sumar trofeos que hoy se exhiben con orgullo en las vitrinas.

El desarrollo social del club no se detuvo. El Dr. Aldao consiguió agregar al campo de deportes Jorge Newbery, nuevas instalaciones en Palermo. Y eso, sumado al local social ubicado en Perón 1154 (antes Cangallo) son la prueba de la grandeza alcanzada.

Pero el Dr. Aldao, un verdadero caballero, fue presidente de otras instituciones: la Comisión Organizadora de los Juegos Olímpicos del Centenario de 1910, el Tiro Federal Argentino, el Aeroclub, la Federación Argentina de Esgrima y la Confederación Argentina de Deportes.

En la Asamblea del club del 29 de septiembre de 1941, se resolvió por aclamación ofrecerle que viviese en el club, en el departamento que estaba destinado a albergar a huéspedes distinguidos, lo que Aldao aceptó siempre que fuese en condición de inquilino. Para ello, se fijó un alquiler del 6 por ciento de la inversión que había hecho Gimnasia y Esgrima para construir el lugar.

Aldao agregó un artículo que decía: "Este contrato terminará al día siguiente del entierro del inquilino". Al preguntársele por qué lo había hecho contestó: "Porque ya estoy viejo y no me gusta andar mudándome de casa y así me aseguro el techo mientras viva, porque de aquí sólo me sacan como dicen los andaluces: con las patas pa´ delante".

En 1942 pasó a albergarse en Gimnasia. En 1947, renunció a la presidencia frente a la perspectiva de que el gobierno intentara apropiarse de la conducción del club. El Dr. Ricardo Camilo Aldao falleció el 12 de julio de 1956 y sus restos descansan en el cementerio de San Isidro. Atrás quedaron 40 años de impecable conducción en el club de sus amores.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios