Más plata para reequipamiento militar

Daniel Gallo
Daniel Gallo LA NACION
Unos $300 millones, el 6% del presupuesto castrense, será para compra y renovación de armamento
(0)
23 de diciembre de 2006  

Las Fuerzas Armadas recibirán el año próximo una considerable partida presupuestaria para renovar sus sistemas de armas. Como no ocurría desde los años noventa, los militares tienen asignados 300 millones de pesos para comprar material bélico. Eso incluye la construcción de un buque patrullero, la reparación de un submarino, la compra de aviones de transporte para LADE, la modernización de los aviones Hércules y las licitaciones para la adquisición de radares y de helicópteros.

Si bien la relación política de las Fuerzas Armadas con el Gobierno atravesó su peor año, el final de 2006 reportó beneficios para los uniformados. Con reasignaciones en el presupuesto militar, se diagramó una relación del 70 por ciento dedicado al pago de salarios, el 24 por ciento destinado al gasto operativo y un 6 por ciento derivado hacia la compra de equipos. En comparación podría señalarse que en 2001, antes de la gran crisis, el 85 por ciento del presupuesto estaba destinado para los sueldos y el 15 por ciento para sostener el adiestramiento, sin reposiciones de material.

Un año antes de que la convulsión político-económica terminase con el gobierno de la Alianza, los militares sufrieron fortísimos ajustes que llevaron incluso a reducir la jornada laboral de cinco a cuatro días semanales, además de anular la incorporación de soldados voluntarios y la salida de servicio de aviones y buques. Ahora, el Ministerio de Defensa cuenta para el próximo año con 125 millones de pesos para adquisiciones de equipos y materiales.

Siete millones serán derivados a la empresa Invap para el desarrollo de los radares destinados al tránsito aerocomercial. Pero también está disponible el dinero para la primera etapa de la licitación de los radares militares, previstos para interceptar a los vuelos ilegales en la frontera norte. Funcionarios que entienden en el tema comentaron que ya compraron los pliegos seis empresas, de los Estados Unidos, Francia, Rusia, China, Ucrania e Israel.

Además, en 2007 se lanzará la licitación para la comprar de helicópteros militares, en la cual la empresa estatal de armamentos de Rusia se mostró muy interesada como parte de una estrategia comercial de insertar sus productos en la región.

Todos reciben algo

La Armada consiguió 70 millones de pesos para construir el primer buque patrullero, proyecto que contempla el armado de cinco de esas embarcaciones. En el astillero Domec García se modernizará el submarino San Juan, trabajo que aumentará su vida útil.

Los marinos podrán llevar adelante estas iniciativas cediéndose jornadas de navegación, ya que están dispuestos 547 días en el mar frente a los 980 que figuraron en las previsiones de 2006. Como contrapartida, la aviación naval contará con presupuesto para 4471 horas de vuelo, mientras que este año tuvo asignadas 2593.

El objetivo prioritario de la Fuerza Aérea será en 2007 la recuperación de los aviones de transporte Hércules. Solamente uno está hoy en servicio, lo que implica en la práctica que la Argentina carece de posibilidades de realizar un puente aéreo en emergencias. Por eso se asignó una partida para contar a fin del año próximo con cinco Hércules en vuelo.

En el componente operacional de la Fuerza Aérea se trabajará en una partida de 705.126.488 pesos, frente a los 581.568.764 pesos de este año. Aunque se planea una disminución de las horas de vuelo militares, habrá un aumento en las frecuencias de fomento de LADE, al aprobarse el llamado Plan Patria para unir ciudades del interior sin la necesidad de pasar por Buenos Aires.

También se planea llevar a cabo la licitación internacional para la compra de aviones de transporte. Y en ese rubro los proveedores rusos se anotan nuevamente en la primera fila. Pocos días atrás, el canciller Jorge Taiana se reunió en Buenos Aires con su par ruso, Serguei Lavrov, y firmaron un documento para acelerar la adquisición de material bélico de Rusia, acuerdo que obtuvo el visto bueno del Congreso.

China, en cambio, figura con más posibilidades para vender los camiones de transporte que el Ejército buscará adquirir este año.

Más allá de que ya no pertenezca a la órbita del Ministerio de Defensa, no puede dejar de consignarse el incremento presupuestario que recibió Fabricaciones Militares. Ahora, con el control del Ministerio de Planificación, las empresas de armamento nacional obtuvieron 107.500.000 millones de presupuesto, un 20 por ciento más que en 2006.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios