Suscriptor digital

Poco público en la reapertura del Parque de la Ciudad

Por ahora sólo permanecerá abierto los sábados y domingos
(0)
4 de febrero de 2007  

Después de casi cuatro años de abandono, reabrió ayer sus puertas el Parque de la Ciudad, aunque, quizá por la alta temperatura registrada en la tarde porteña, fue visitado por pocas personas.

Los más chicos pudieron disfrutar los juegos recuperados por el gobierno porteño, por medio de la Corporación del Sur: las sillitas voladoras, los botecitos, la diligencia, el aladelta, la rueda infantil y el carrousel.

Si bien la emblemática torre, el punto panorámico más alto de la ciudad, permanece cerrada, también volvió con todo su esplendor la Fuente de Aguas Danzantes.

Por ahora, el parque de 120 hectáreas -situado en la Avenida Cruz y Escalada, en el barrio porteño de Villa Lugano- sólo funcionará sábados y domingos, de 16 a 20.

Además de los juegos mecánicos que fueron su principal atracción cuando se inauguró, en 1982, con el nombre de Interama, el Parque de la Ciudad ahora también ofrecerá espectáculos y talleres.

En la reapertura oficial del Parque de la Ciudad estuvo presente el jefe de gobierno porteño, Jorge Telerman, que recorrió las instalaciones del predio.

El más esperado es la presentación de la compañía de circo contemporáneo El Coreto, que actuará sobre un escenario al aire libre los sábados a las 18 y los domingos a las 19.

Habrá, además, magos, payasos, muñecos gigantes, shows y clases de tango.

"Una vez más el Sur es protagonista. El espacio público vive una verdadera fiesta, ya que en un lugar tan caro a nuestros recuerdos y a nuestros afectos hoy desarrollamos un circo, murga, aguas danzantes, talleres, tango y hasta la puesta en funcionamiento de algunos juegos", dijo a LA NACION Enrique Rodríguez, ministro de Producción y presidente de la Corporación del Sur.

Las atracciones

Las atracciones mencionadas se desarrollarán en las 30 hectáreas recuperadas con parquización del total de 120. En esta primera etapa de obras, la corporación invirtió 480.000 pesos.

Dentro de aproximadamente 30 días más, quedarán habilitados otros cuatro juegos: la autopista, las motos, los autos y la acrobacia aérea, que ya fueron reparados, pero a los que todavía falta levantar la clausura impuesta hace años.

La entrada general al parque cuesta un peso, pero es gratis para los menores de cinco años y los jubilados. El predio posee dos amplias playas de estacionamiento con capacidad para más de 8000 vehículos, con un valor de un peso.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?