Suscriptor digital

La cancha le jugó una mala pasada a Colón

Arruinada: anoche no se jugó el partido con Central; la AFA dispuso que se realice esta noche; parece casi imposible.
(0)
18 de febrero de 1998  

SANTA FE.- El paso de Patricio Rey con sus Redonditos de Ricota por Santa Fe todavía da que hablar. Y eso que fue el 13 de diciembre último, hace más de dos meses. Pero habrá que ir por partes para no confundir el fútbol con la música. Anoche, el árbitro Miguel Scime ingresó en la cancha de Colón, a las 20; recorrió la cancha y suspendió, por el mal estado del campo, el partido que una hora después debían jugar el equipo local y Rosario Central, por la primera fecha del Clausura.

En realidad, tenía razón Scime. La cancha era un barrial. Y si se pisaba fuerte, cualquier pierna se hundía.

No fue casual. Por la tarde llovieron 15 milímetros y, a la hora del partido, no caía una gota. El problema no fue la lluvia de ayer; ni siquiera de otros días. Surgió el 13 de diciembre de 1997, en ocasión de la actuación de los Redonditos de Ricota, con una multitud en la cancha -unas 30.000 personas-, que siguió el recital con la soga al cuello. Sin exagerar.

El fatídico diciembre

El 12 de diciembre, una fuerte tormenta se abatió sobre la ciudad; el día del recital, también llovió; y cuando por la noche la cancha fue invadida por los fanáticos del grupo -dicen que más de 5000 habitantes de una villa cercana entraron por la fuerza-, el césped cedió ante tanta presión y muchos de los que estuvieron esa noche recuerdan que el campo de juego era algo así como una gran ciénaga, con el barro hasta las rodillas.

Allí empezó el calvario de la gente de Colón. Por una cosa u otra se demoró el arreglo; Colón hasta jugó como local con Lanús en la cancha de Unión el último partido del Apertura y hace unos días se cambiaron los panes del césped.

Era lógico: con una lluvia, sin tiempo para un asentamiento adecuado, la cancha no respondería bien. Y ocurrió anoche, en la primera fecha del Clausura, cuando el árbitro Scime recorrió el campo de juego y se dio cuenta enseguida de que era imposible jugar sobre arenas movedizas, como muy bien lo definió un hincha.

Para la AFA, esta noche

Anoche, la AFA dispuso que el partido se juegue hoy, a las 21. De todas maneras no está dicha la última palabra: a las 19, Miguel Scime volverá a revisar la cancha; caminará un rato y determinará si está apta para el fútbol. Aquellos que conocen bien la cancha de Colón, no aseguran que se recupere en 24 horas.

Un dato lo certifica: una cancha auxiliar, con un césped bien cuidado, que está al lado del campo de juego principal, estaba anoche en perfectas condiciones para el fútbol.

Los dirigentes de Central, que pasado mañana jugará con River en Rosario, en el partido televisado, insistieron anoche en pasar el cotejo a la cancha de Unión. No tuvieron éxito. Sus pares de Colón no dieron el brazo a torcer para utilizar la cancha del rival de toda la vida. Como si fuera poco, el parte meteorológico no fue muy alentador: para hoy se espera mal tiempo.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?