Suscriptor digital

Todos le dan la bienvenida a Riquelme

En un clima de fiesta por la goleada, la hinchada festejó la vuelta de Román, que llegará hoy a las 10 y se entrenará mañana en la Bombonera
(0)
11 de febrero de 2007  

Hoy será el día en que Boca recuperará a uno de sus niños mimados. El regreso de Juan Román Riquelme se hará realidad en las primeras horas de hoy, cuando el jugador llegue al país tras desvincularse de Villarreal, de España.

Anoche, durante el encuentro que Boca goleó a Banfield en Avellaneda, algunos dirigentes se animaron a decir que Riquelme irá desde el aeropuerto de Ezeiza a la práctica, en Casa Amarilla. Aunque unos minutos después, la información que circuló con más fuerza decía que Román se unirá al plantel mañana en la Bombonera, donde se hará la presentación oficial con la compañía del presidente del club, Mauricio Macri.

El preparador físico del equipo, Guillermo Cinquetti, tiene definida una serie de ejercicios especiales para Riquelme. La idea inicial es que debute el domingo próximo ante Rosario Central, en la cancha de los xeneizes.

Si bien el jugador no jugaba en Villarreal desde diciembre último, continuó con los entrenamientos, por lo que su estado atlético no sería malo.

La euforia por el regreso de Riquelme se adueñó de los alrededores de la cancha de Racing, por donde abundaron las camisetas con el número 10 estampado en la espalda y el nombre "Román". Dentro de la cancha, los festejos continuaron. La hinchada hizo mención a la vuelta del ex jugador de Barcelona mediantes algunos cánticos. Eso sí, no se percibieron banderas, pero se espera que para el día de la presentación La 12 prepare una pancarta de bienvenida.

Los dirigentes de Boca no ocultaron su felicidad ante el gran golpe que dieron en el mercado de pases por la contratación del volante.

"Hablé con Román y quedé sorprendido por la charla. Vi un nuevo Román que, seguramente, va a gratificarnos con su presencia en Boca. Hubo algunas diferencias con él en el pasado, pero más chico, era otro momento", señaló anoche Pedro Pompilio, vicepresidente de los xeneizes.

El dirigente hizo referencia a 2002, cuando el jugador se fue a Barcelona tras un conflicto con Macri. Durante esa temporada, Riquelme festejó varios goles emulando al topo Gigio, en señal de disconformismo hacia el presidente y su manera de gestionar su transferencia.

Riquelme, que volvió al club de la Ribera a préstamo hasta el 30 de junio a cambio de 2.000.000 de dólares, jugará con la camiseta número 10 en el torneo doméstico como en la Copa Toyota Libertadores. Pero en el certamen internacional habrá una particularidad: debajo del número se leerá Román. El será el único que lleve su nombre, en las casacas de los otros jugadores dirá el apellido.

Si bien se arregló la cesión del volante hasta junio de este año, ya comenzó a circular una versión que los dirigentes harán un intento para que el N° 10 se quede hasta diciembre.

Sin embargo, esta alternativa es poco viable ya que Villarreal, el dueño del pase, tienen intenciones de transferirlo al mercado europeo.

Riquelme se despidió anteayer de sus compañeros en España y no quiso hablar ante la prensa. Lo poco que se supo fue a través de Pompilio, que dijo que el jugador "está feliz y contento por volver". En Boca lo esperan con los brazos abiertos, listos para darle una gran bienvenida.

  • A Santa Cruz de la Sierra, previo a la altura de La Paz

    El plantel de Boca viajará pasado mañana a Santa Cruz de la Sierra, donde se aclimatará previo al debut en la Copa Libertadores ante Bolívar, el miércoles próximo en la altura de La Paz. Los xeneizes llegarán al estadio Hernando Siles dos horas antes del comienzo del encuentro.
  • LOS DEBUTANTES

    Boca

    Mauricio Caranta

    Si bien lo exigieron poco por el dominio que ejerció su equipo, respondió con velocidad cuando tuvo trabajo y estuvo atento en los centros.

    Ever Banega

    No le pesó el debut en la primera de Boca. Mostró una gran personalidad, actitud para luchar en el medio campo y claridad para distribuir la pelota con corrección.

    Sergio Orteman

    Tuvo criterio para manejar el balón y fue una de las salidas de su equipo por la derecha. Como si fuera poco, convirtió un gol. El primer partido soñado en su nuevo club.

    Bruno Marioni

    Aunque jugó sólo los últimos minutos del partido, mostró ganas: está claro que quiere ganarse un lugar en el primer equipo xeneize.

    Banfield

    Javier Villarreal

    Lejos del nivel de otras épocas, su desempeño fue pobre. Sin peso en la mitad de la cancha y un juego apagado la mayor parte del cotejo.

    Julián Maidana

    Lento en la marca y sin anticipación ante los delanteros rivales. Padeció toda la noche la velocidad de Palacio, con el que perdió más de lo que ganó.

    ADEMÁS
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?