Suscriptor digital

Puntos de vista

Silvana Moreno
(0)
13 de febrero de 2007  

  • Conmoción entre algunos alumnos high-tech de fotografía del Fitchburg College de Boston: miran las fotos sacadas por chicos de Tuyutí, Cucullu y Espora, registradas con cámaras que ellos hubieran considerado inservibles, con lentes en estado desastroso y rollos de calidad dudosa. Y les gustan. Se trata de la muestra Growing from Underneath (Creciendo desde abajo), que también incluye el trabajo de otros chicos fotógrafos africanos, de Ghana.
  • En Tuyutí viven 17 personas, tienen una escuela unitaria (es decir, todo el mundo va al mismo grado), y de ahí son el chico de la foto de arriba (de Guillermo Vega), el perro y el chico de la foto de abajo (de María Sol Pelibissio), y ahí está la iglesia (registrada por Franco Saldivia). En Cucullu, en tanto, viven 800 personas, y de ahí es la chica que anda en bicicleta (fotografiada por Claudia Franco).

    Igual que Espora, son pueblos del partido de San Andrés de Giles, por donde va y viene el fotógrafo Diego Arranz dando talleres en escuelas rurales, en los que privilegia el trabajo "más ligado a lo lúdico que a la técnica".

    Arranz empezó a andar por ahí hace 5 años, liderando safaris fotográficos, exponiendo el trabajo de cada grupo (en casas abandonadas, en estaciones de tren desiertas) y sorprendiéndose bastante: es normal, por ejemplo, que parte del público vaya de foto en foto... a caballo. "Con el tiempo me fui encariñando con estos pueblos", explica, y hace dos años empezó con sus talleres, que desde 2007 cuentan con un subsidio, y desde el principio recibe donaciones de material fotográfico (se puede ayudar escribiendo a info@fotoescape.com.ar ).

    Para el que no ande por Boston, hay una versión on line (y reducida) del segmento argentino de la muestra, en www.museofotograficosimik.com/galeria .

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?