Suscriptor digital

Subsidian al agricultor por el trigo y al ganadero por el maíz

Buscan crear un fondo para la carne y así destrabar la intervención oficial sobre Liniers
Fernando Bertello
(0)
17 de febrero de 2007  

El Gobierno comenzó ayer a ofrecer soluciones, aunque de manera parcial, para los principales reclamos del campo, concentrados en cuatro grandes rubros: carnes, trigo, maíz y las deudas que unos 9000 productores mantienen con el Banco Nación. Después de casi tres horas de un encuentro en Casa Rosada con el jefe de Gabinete, Alberto Fernández; la ministra de Economía, Felisa Miceli, y el secretario de Agricultura, Javier de Urquiza, los presidentes de las entidades del sector consiguieron un subsidio directo para que los productores puedan acceder al precio real del mercado para el trigo. Además, lograron mejores condiciones para la refinanciación de los pasivos de unos 9000 productores con el Nación y que se aceptara subsidiar a los ganaderos que usan maíz para engordar hacienda en sus propios campos.

"Creo que hemos cumplido con esta parte del compromiso asumido entre entidades y Gobierno", señaló Urquiza tras la reunión con Luciano Miguens, de la Sociedad Rural Argentina; Mario Llambías, de Confederaciones Rurales Argentinas; Eduardo Buzzi, de Federación Agraria Argentina; Fernando Gioino, de Coninagro, y Horacio Delguy, del Frente Agropecuario Nacional (FAN). En las entidades hubo satisfacción por el logro de algunas soluciones. Pero también se aclaró que hay que ponerlas en marcha pronto. "Vamos por el camino correcto; las cosas tienen que operativizarse", indicó Buzzi.

Pese a las medidas, quedó sin una definición final, el tema carnes, cuya discusión sigue. El conflicto mayor gira sobre la intervención en el Mercado de Liniers, -la Secretaría de Comercio Interior impuso una lista con precios máximos para el ganado- y a cómo los productores pueden tener mejores valores. Anoche se comenzó a analizar la creación de un fondo para los ganaderos vía un subsidio de la exportación. El fondo se crearía en parte con el dinero de las actuales retenciones a la carne -del 15%- más la recaudación de la diferencia entre un precio base que fijaría el Gobierno y el valor internacional de la carne. Algo similar ya se hizo para la producción láctea con un valor de corte para la leche en polvo. Las entidades quieren seguir analizando la idea del fondo (ayer hubo otra reunión con Urquiza tras el encuentro con Fernández y Miceli), que también premiaría al que engorda animales más pesados.

Trigo, maíz y deudas

En trigo habrá un subsidio directo al productor para que cobre la diferencia entre los 370 pesos la tonelada que pagan los molinos harineros (por decisión de Moreno) y los 420 pesos que en verdad podría pagar la demanda. Se busca que el productor llegue al precio pleno. El subsidio saldrá de la recaudación de la reciente suba del 4% de las retenciones a la soja (unos US$ 500 millones en total) y se cobrará la ayuda contra la presentación de su CUIT y el certificado de venta del cereal. El pago lo haría el Banco Nación.

En maíz, además del subsidio para la avicultura, lechería, producción porcina y empresas de feed lots que usan este cereal, se tomó la decisión de que la ayuda llegue al productor que engorda hacienda con este grano en su campo.

En cuanto a las deudas con el Banco Nación, habrá una reprogramación con una menor tasa (en torno del 9%) para los pasivos de hasta 300.000 pesos en origen. Por pago en doce meses habrá descuentos de hasta el 35/38%. Si el pago no se hace en el año, se podrá refinanciar hasta 12 años (contra 8 de antes) con un pago inicial del 5% (originalmente se pedía el 10%) y una tasa del 8,7%. Las deudas de menos de 20.000 pesos pasarán a un fideicomiso que tomará el pasivo en valor producto.

Más allá de lo ya bajo análisis en carnes, se decidió controlar más el precio de la res a la salida del frigorífico y el resto de la cadena comercial. Quedará hasta fines de año en 240 kilos el peso mínimo de faena y se normalizarán los Registros de Operaciones de Exportación (ROE), con las restricciones actuales. Sigue el acuerdo por los 12 cortes cárnicos populares sellado en abril pasado.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?